15 Ago 2022 | 02:07

Líder en información económica del deporte

Entorno

El IPC del deporte y la cultura sube un 0,9% en junio mientras el general sigue a la baja

El precio del equipamiento deportivo cayó un 2,2% interanual, mientras que el IPC de las inscripciones para participar en eventos deportivos o recreativos fue del 0,9%.

Palco23

14 jul 2020 - 10:12

El IPC del deporte y la cultura registró el menos incremento desde febrero de 2020

 

 

Los precios deportivos, recreativos y culturales aumentaron un 0,9% en junio en relación al mismo mes del año anterior. Esta categoría de producto y servicio, que abarca desde precio de los artículos deportivos, los abonos al gimnasio y entradas de cine, cerró el sexto mes del año con el menor incremento interanual del Índice de Precios al Consumo (IPC) desde febrero de 2020, antes de que estallara la crisis del Covid-19. La variación intermensual fue negativa en un 0,4%.

 

La categoría que más aumentó el precio fue la venta de entradas para eventos deportivos y espectáculos culturales. Este grupo se anotó una inflación interanual del 5,5%, el mayor incremento desde abril, según los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

En cuanto al gasto en equipamiento deportivo, como máquinas de fitness, balones o raquetas, los precios cayeron un 2,2% interanual y un 1,5% respecto a mayo de 2020. El IPC para la participación en eventos recreativos y deportivos, como es comprar un dorsal para una carrera popular o un acceso a un parque temático, subió un 0,9% y se mantuvo estable respecto a mayo.

 

 

 

 

Es una tendencia distinta a la que experimentaron los precios en España, ya que el IPC general en el país ha vuelto a registrar una tasa negativa, con una caída interanual del 0,3%. Se trata del tercer mes consecutivo con los precios a la baja. En marzo, el IPC en España no registró variación respecto al mismo mes del año anterior, mientras que en abril, el primer mes completo con los establecimientos no esenciales cerrados, los precios se redujeron un 0,7%, el primer descenso desde agosto de 2016. En mayo, los precios volvieron a caer, con una bajada del 1%.