23 May 2022 | 03:20

Líder en información económica del deporte

Entorno

Los clubes rechazan la propuesta del Gobierno para desbloquear el convenio tras dar la razón a las jugadoras

La Dirección General de Trabajo ha elaborado una propuesta en el que valida dos de las reivindicaciones clave de las  futbolistas: un mínimo salarial y que la parcialidad mínima de los contratos no sea inferior al 75% de la jornada máxima. AFE ha aceptado esta propuesta, mientras que la Acff la ha rechazado.

Palco23

12 nov 2019 - 20:00

La Dirección General de Trabajo ha elaborado una propuesta en el que valida dos de las reivindicaciones clave de las  futbolistas: un mínimo salarial y que la parcialidad mínima de los contratos no sea inferior al 75% de la jornada máxima. A falta de la respuesta de los clubes, AFE ha aceptado esta propuesta.

 

 

Las jugadoras de la Primera Iberdrola se anotan un tanto. La Dirección General de Trabajo ha elaborado un documento en el que establece un salario mínimo anual de 16.000 euros para todas las futbolistas y se subraya que la parcialidad mínima de los contratos de trabajo no deberá ser inferior al 75% de la jornada máxima. Esto supone la validación de dos de las principales reivindicaciones de las deportistas, según recoge la propuesta que el Gobierno ha hecho llegar a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

 

Desde AFE aseguran que la mayoría de las jugadoras “han valorado positivamente la propuesta”, por lo que la entidad liderada por David Aganzo ha asegurado que “está dispuesta a suscribir dichas medidas”. El objetivo es desbloquear el conflicto con el fin de evitar la huelga indefinida, que se iniciará este fin de semana. La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (Acff), por su parte, ha rechazado la propuesta y apunta a que “incrementa en un 33% los mínimos sobre los que se estaba negociando”.

 

Desde los clubes apuntan a que esta propuesta “obvia la necesidad de conseguir mayores ingresos como condición indispensable para llegar a cualquier acuerdo” y insisten en que “seguimos abiertos a llegar a acuerdos que permitan conciliar la mejora de las condiciones de las jugadoras y la sostenibilidad de la competición, sentando así las bases de un crecimiento gradual acorde a los ingresos de la competición”.

 

 

 

 

Otra cuestión a destacar en la propuesta tiene que ver con la distinción entre trabajo efectivo y el tiempo a disposición del club, que guarda relación con la definición de la jornada laboral. Asimismo, se establece un aumento lineal de 4.000 euros para aquellas jugadoras cuyo contrato sea inferior al 75% de la jornada laboral.  Y aquí está otro de los puntos de fricción, ya que los clubes defienden que no pueden subir el sueldo a aquellas jugadoras que ya superan el mínimo, pero que no alcanzan la cuota de parcialidad que reivindican las jugadoras.

 

“La propuesta supone un incremento en las condiciones mínimas que estaban siendo objeto de negociación, algo que afectaría directamente a aquellos clubes con menos recursos económicos”, explica la Acff.

 

De aprobarse el salario mínimo de 16.000 euros, supondría un incremento del 33%, que algunos clubes aseguran que no pueden cumplir. Respecto a la duración de la jornada laboral, este reconocimiento supondría que una jugadora podría dedicarse profesionalmente a este deporte, según los sindicatos.

 

A partir de ahora “se abrirá un período transitorio que permita la adecuación de todos los contratos a tiempo parcial, que se encuentran vigentes en la actualidad y que carecen de una referencia convencional sobre la duración de la jornada completa”, se indica. Es decir, la medida obligaría a los clubes a renegociar el acuerdo con aquellas deportistas que actualmente no tengan firmado un contrato superior al 75% de la jornada máxima.

 

Por ahora se desconoce el texto íntegro del dossier elaborado por la Dirección General de Trabajo y su postura respecto a otros temas como el plan de empleo, las ayudas a la maternidad de 600 euros, y el protocolo de embarazo y lactancia. Asimismo, las jugadoras reclamaban un plus por antigüedad para todas las futbolistas que permanecieran más de seis años en el mismo club, que sería del 5% sobre el salario mínimo.

 

Cabe recordar que  la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) se comprometió a abonar 500.000 euros a cada equipo de la competición y otros 100.000 euros a los de la Reto Iberdrola que le cedieran sus derechos. En total, serían 8 millones de euros por la élite y 3,2 millones en segunda. Mediapro también aseguró que ofrecería 1,5 millones de euros adicionales para cubrir financieramente las peticiones de las jugadoras y desbloquear la huelga.