Líder en información económica del deporte

Entorno

El gasto en intermediación en fichajes se dobla en cinco años, hasta 372 millones

El 19,7% de los traspasos internacionales desde 2013 han tenido a un agente de por medio. En operaciones de más de 5 millones de euros, la comisión ha bajado a menos del 10%.

Marc Menchén

10 ene 2018 - 05:00

El gasto en intermediación en fichajes se dobla en cinco años, hasta 372 millones

 

 

El momento alcista del mercado de fichajes beneficia a los clubes tradicionalmente vendedores, pero también a aquellas personas que, lejos de las cámaras muchas veces, tutelan la carrera profesional de los futbolistas. Son los renombrados por la Fifa como intermediarios, y que en 2017 cobraron comisiones por 446 millones de dólares (372 millones de euros). Según datos recopilados por el organismo, a los que ha accedido Palco23, se trata de un aumento del 15,2% respecto a 2016 y prácticamente el doble que en 2013.

 

El crecimiento es ligeramente inferior al registrado por el gasto de los equipos en compraventa de futbolistas internacionales, que en el mismo periodo se ha disparado por encima del 20% y ya ronda los 4.000 millones de dólares por temporada. Ello se debe a los esfuerzos de la Fifa por regular mejor este mercado, con herramientas de transparencia como su sistema TMS, así como con la recomendación de limitar la parte del pastel de los agentes a menos del 3% del salario bruto del futbolista.

 

Esta medida ha permitido ralentizar el ritmo al que crecían estos pagos, y que habían elevado el poder de influencia de profesionales como Jorge Mendes o Mino Raiola. Ellos han sido los protagonistas de algunos de los fichajes más caros de la historia, en los que la comisión mediana ha sido equivalente al 5,2% del precio del traspaso entre 2013 y 2017. Este porcentaje es el registrado en los traspasos de más de cinco millones de dólares (4,2 millones de euros), que sube al 8,5% en operaciones de entre un millón y cinco millones, y hasta el 15,8% en aquellas de menos de un millón de dólares (830.000 euros).

 

 

 

 

“Sólo hay un puñado [de casos] en que se excede el 20% de la transferencia”, explican desde el regulador del fútbol a nivel global. Hasta se han dado casos (3.077 desde 2013) en los que los intermediarios de los clubes han cobrado por facilitar traspasos a coste cero, con una retribución acumulada para ellos de 276 millones de dólares (230 millones de euros). Se desconocen los motivos que favorecen este escenario, aunque en muchas ocasione se alude al ahorro en fichas que permiten ciertas salidas.

 

El informe indica que “hay dos conclusiones claras” sobre este negocio. La primera, que “las comisiones pagadas por los clubes que fichan suelen ser más altas que las pagadas por los clubes de salida”; la segunda, que “cuando los precios del traspaso son más altos, las comisiones, en porcentaje, tienden a ser más bajas y tienen menos variación”. Eso sí, mientras que el reparto era del 17%-83% en 2013, en 2017 pasó a ser del 37%-63%.

 

En total, los clubes han pagado 1.590 millones de dólares por este concepto desde 2013, y el 97,2% corresponde a equipos europeos. Un tercio corresponde a la Premier League, la competición que más ha invertido en fichajes durante los últimos años y que más ha contribuido a la inflación del mercado gracias a los lucrativos contratos de televisión que viene firmando en Reino Unido con Sky y BT Sport. Sorprendentemente le sigue la Serie A, con 343,8 millones de dólares, mientras que España figura en quinta posición con 145,6 millones de dólares.

 

 

 

 

LaLiga ni siquiera aparece en las listas de competiciones que más utiliza porcentualmente a los intermediarios, pese a que es la tercera que más gasta en fichajes y la primera que más ingresa por operaciones transnacionales. Sobresalen nuevamente Reino Unido e Italia, que utilizan este tipo de asesores en más del 60% de las compraventas que implican una compensación económica, según datos del ente presidido por Gianni Infantino. En el caso de la Serie A, incluso están por encima de todos en porcentaje de operaciones en las que el equipo vendedor usa esta figura: 15,1% del total, por el 9,5% de Alemania, el 8,7% de Francia o el 7,2% de Francia.

 

La Fifa distingue entre dos conceptos: comisión pagada por el club vendedor y por el comprador, que en 2017 representaron el 37% y el 63% del total, respectivamente. Sólo en África y Sudámerica los intermediarios han cobrado más de los clubes vendedores en los últimos cinco años. ¿El porqué de esta diferenciación? Porque sólo en 195 operaciones fue la misma persona o compañía la que veló por los intereses de ambos lados de la mesa.

 

En total, desde 2013 se han producido 69.505 movimientos de jugadores de una liga a otra, un 19,7% de los cuales tuvieron a un intermediario entre bambalinas. En la mayoría de casos, esta figura solo vela por los intereses del futbolista (8.025 casos), por las 1.177 operaciones en las que han prestado servicios tanto al atleta como al equipo que lo ficha; sólo en 314 ocasiones operaban en nombre del jugador y del vendedor y en 166 casos para todas las partes.

 

La Fifa, una vez analizados los datos, apunta a que “la edad parece ser uno” de los factores que más influye en la presencia de los intermediarios. Quizás aprovechando el desconocimiento y la novedad que para muchos jóvenes supone cambiar profesionalmente de equipo, el 17,6% de los menores de 18 años utilizan esta figura, porcentaje que baja al 15,2% en jugadores de entre 18 y 25 años, y al 14,5% entre 26 y 32 años, y al 10,9% entre los mayores de 33. ¿La experiencia es un grado?