26 May 2022 | 00:23

Líder en información económica del deporte

Entorno

El FMI eleva su previsión de crecimiento para España hasta el 2,8% para 2018

Las dudas del organismo sobre el país se han disipado y, en sus últimos cálculos, añade cuatro décimas sobre el pronóstico realizado en enero. No obstante, el avance para este año está aún por debajo del anterior.

Palco23

17 abr 2018 - 16:21

España volverá a ser el país que más crecerá en la Unión Europea en los próximos dos años, según el FMI

 

 

España mejora las perspectivas de crecimiento económico. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha elevado su previsión de mejora de la economía española para 2018, que sitúa en el 2,8%. Las dudas del organismo sobre el país se disipan y, en sus últimos cálculos, añade cuatro décimas sobre el pronóstico realizado el pasado enero.

 

No obstante, el avance previsto por el FMI para este año está aún por debajo del de 2017, cuando se situó en el 3,1%. Para 2019, el organismo internacional también ha incrementado sus previsiones, con un incremento de la riqueza española del 2,2%, frente al 2% que estimó a principios de año.

 

Con el avance previsto para 2018, España volverá a ser el país que más crezca de la Unión Europea y el segundo dentro de las economías avanzadas, sólo superada por Estados Unidos. Según el FMI, el empleo en el mercado español también mejorará y fija la tasa de paro en el 15,5% en 2018 y en el 14,8% en 2019.

 

 

 

 

Para la economía global, el FMI vuelve a predecir un crecimiento del 3,9% para 2018 y 2019, igual que el que avanzó tres meses atrás. En 2017, la riqueza global creció un 3,8%, registrando el mayor avance desde 2011. En Europa, el organismo que dirige Christine Lagarde prevé que la zona euro incremente en 2018 un 2,4% su crecimiento y, en 2019, un 2%.

 

Para las economías emergentes, las previsiones se mantienen en el 4,9% para este año, pero se elevan una décima, hasta el 5,1% para 2019. En Latinoamérica se prevé que vuelva a ser Brasil quien tire de la economía de la región. El FMI ha elevado en cuatro puntos los pronósticos para Brasil para 2018 y 2019, con mejoras de su economía del 2,3% y del 2,5%, respectivamente.

 

La institución internacional explica que la riqueza global se beneficiará de las condiciones financieras acomodaticias y las repercusiones de la política fiscal expansiva de Estados Unidos, pero alerta también del fin de las políticas monetarias favorables, de las tensiones geopolíticas y del proteccionismo.

 

El FMI también avanza que el crecimiento mundial se desacelerará en dos años, sobre todo en economías avanzadas, que se enfrentan a retos como poblaciones envejecidas y a una creciente falta de productividad.