17 Ago 2022 | 09:43

Líder en información económica del deporte

Entorno

El deporte pierde tamaño, pero mantiene a su tropa: sólo el 35% reducirá plantilla en 2020

El Barómetro del Negocio del Deporte apunta que, mientras el 62 de las compañías reducirá su facturación este año, solo el 35% prevé modificará a la baja su plantilla.

Palco23

16 oct 2020 - 04:48

El deporte pierde tamaño, pero mantiene a su tropa: sólo el 35% reducirá plantilla en 2020

 

 

El deporte protege su fuerza laboral. A pesar de la situación que atraviesa el sector a causa del Covid-19, la mayoría de las empresas prevé mantener su fuerza laboral en 2020. Así se desprende del Barómetro del Negocio del Deporte en España 2020, que señala que, mientras la mayoría de las empresas prevén reducir su facturación, sólo una tercera parte prevé reducir su plantilla durante el presente ejercicio.

 

En concreto, son un 3% las empresas del sector que señalan que prevén reducir sustancialmente su plantilla este año, mientras que la tasa de compañías que prevén una caída sustancial de su facturación en este ejercicio llega al 42%. Por otro lado, el 32% de los panelistas del Barómetro apuntan a una reducción moderada de su plantilla, frente al 30% que cree que su facturación caerá de forma moderada.

 

En total, son un 62% las entidades que creen que su facturación caerá en 2020, mientras que aquellas que prevén reducir su plantilla ante la negativa situación económica se sitúa en sólo el 35%.

 

Las anteriores ediciones del Barómetro, un informe impulsado por Palco23 y que cuenta con el patrocinio de Openbravo, ponen de manifiesto que el sector del deporte ha sido un motor del mercado laboral durante los últimos años, aunque este dinamismo ha ido enfriando en los últimos años. En 2019, sólo el 57% de las empresas aumentó su plantilla respecto al año anterior, frente al 65% de 2018 o el 73% de 2017, tal y como revela el informe.

 

El informe, que se realiza a través de una encuesta a 300 operadores del sector en España, realizó su trabajo de campo íntegramente en julio, tras la salida del estado de alarma en el país. No obstante, la volatilidad de la situación sanitaria y su impacto en la economía y el ánimo de consumidores y usuarios podrían alterar en parte estas percepciones.