Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 14 Mayo 202108:55:55

Buscador

;Menu
h Entorno

Más pequeño y amenazado: el deporte tras un año de desgaste por la pandemia

Empleo y número de empresas a la baja en España son los efectos más claros de una crisis que, en cambio, genera un escenario positivo para los fabricantes de equipamiento y las empresas exportadoras.

12 Mar 2021 — 05:00
C. De Angelis
Compartir
Me interesa

El deporte, más pequeño y amenazado tras un año de desgaste por la pandemia

 

 

Cuando se cumple un año de la declaración del estado de alarma en España para contener la extensión del Covid-19, el sector del deporte continúa patas arriba, una situación que se refleja en los estadios y los gimnasios, pero también en las cuentas de las empresas y en las cifras macroeconómicas sobre la marcha de este negocio. Con un horizonte de salida más cercano gracias a las vacunas, el sector empieza a obtener las estadísticas que permiten formular un balance del primer año de pandemia en España, con menos empleo y menos empresas, pero también destacados repuntes en las exportaciones o en la actividad de los fabricantes de productos deportivos.

 

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el empleo vinculado al deporte ascendía a 207.400 trabajadores en el último trimestre de 2020, lo que supone una caída del 15,8% en relación al mismo periodo del año anterior, el último trimestre antes del estallido de la pandemia en España. En términos absolutos, el sector había perdido en el último trimestre 15.800 empleados respecto al año anterior, en un balance que había llegado a ser de 28.400 empleos perdidos en el segundo trimestre de 2020.

 

A la pérdida de puestos de trabajo, una cifra mitigada por el gran volumen de asalariados afectados por un expediente regulación temporal de empleos (Erte), 30.569 trabajadores a cierre de 2020, resulta incluso menos negativa que la que hace referencia a la pérdida y la inactividad de empresas. En una estadística que llega a septiembre, el INE estima que el 28% de las empresas que estaban activas a 1 de enero dejaron de estarlo nueve meses después, así como el 15% de los autónomos de actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento.

 

Caída de ingresos en los clubes profesionales de fútbol, baloncesto, balonmano o fútbol sala, cancelación de eventos y restricciones a la práctica deportiva en gimnasios y otras instalaciones deportivas han abocado a situaciones de insolvencia a cientos de compañías y entidades.

 

 

 

 

Uno de los sectores más impactados, según revela un informe de Valgo, la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (Fneid) y la Universidad de Sevilla publicado en septiembre, es el de instalaciones deportivas, con cifras de posguerra: caída media del 53% en la facturación de los centros y pérdidas totales de 1.246 millones de euros en el año de la pandemia.

 

En el fútbol español de élite, los ingresos audiovisuales dan cierta estabilidad a los clubes, que por otro lado se enfrentan a una caída drástica de los ingresos por abonados, venta de entradas, ventas de merchandising o patrocinio. En deportes como el baloncesto o el balonmano, varios clubes esperan ahora un rescate del Consejo Superior de Deportes (CSD) para garantizar su subsistencia ante la larga duración de la pandemia.

 

 

El oasis industrial y de ventas al exterior

Las exportaciones y la actividad industrial de las empresas de fabricación de equipamiento deportivo son dos ámbitos del sector del deporte en los que las estadísticas van en sentido contrario al resto. Al menos, tras el duro impacto del primer confinamiento en el conjunto de España.

 

Esta misma semana, la estadística del Índice de Producción Industrial (IPI) del Instituto Nacional de Estadística (INE) aportó un dato histórico: la actividad del sector español de la fabricación de artículos deportivos registró este enero un resultado histórico, con una subida del 190,3% en relación al mismo mes de 2020.

 

Se trata del incremento más elevado del conjunto de la serie estadística, que comenzó en 1975, y se produce además después de varios meses de clara recuperación en la actividad de las empresas industriales del sector. Tras cerrar 2019 a la baja y desplomarse a ritmos de hasta el 64,5% en los primeros meses de 2020, el sector enfiló la recuperación en la segunda mitad del pasado año.

 

En agosto subió un 37,1% interanual, en noviembre logró una subida del 54,4% y en diciembre se elevó un 33,1%, pulverizando los resultados obtenidos por el conjunto de la industria española, en la que la actividad ha ido continuamente a la baja en un entorno económico y social corrompidos por la pandemia.

 

Otra nota negativa del ejercicio fue la de la evolución de las exportaciones deportivas. Las empresas exportadoras lograron cerrar el año en positivo pese a las caídas históricas de marzo y abril, con una subida anual del valor de las ventas al exterior del 1,3%, hasta 794,7 millones de euros.

 

 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...