22 May 2022 | 03:11

Líder en información económica del deporte

Entorno

El deporte federado en España, bajo mínimos: las subvenciones caen un 90% en una década

Las federaciones recibieron 56,3 millones de euros en 2017 procedentes del Consejo Superior de Deportes y del Plan ADO y ADOP, una cifra que en niveles precrisis era de 107,3 millones.

P. López

08 jun 2018 - 09:50

El deporte federado en España, bajo mínimos: las subvenciones caen un 90% en una década

 

 

La crisis económica y las medidas de ajuste del Gobierno han afectado a múltiples sectores, el deporte entre ellos. Sin embargo, supero el peor tramo de la recesión, las subvenciones no han vuelto a los niveles precrisis. Y el deporte lo está notando. En 2017, las federaciones recibieron 56,3 millones de euros procedentes del Consejo Superior de Deportes (CSD) y del Plan ADO y ADOP, un 90,5% menos que en 2007.

 

Las ayudas públicas a la actividad federativa se han reducido en la última década casi a la mitad, y ni siquiera la mayor autonomía financiera de la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) ha paliado los efectos que el tijeretazo ha tenido en el resto de federaciones. De hecho, las subvenciones de la federación de fútbol han pasado de 13,9 millones en 2007 (un 13% del total de ayudas públicas a estos organismos), a 5,4 millones de euros en 2017, según se desprende del Estudio comparativo internacional de los modelo de deporte de alto nivel, elaborado por Deloitte.

 

El punto de inflexión fue 2012, cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy aprobó un plan de saneamiento para reducir la deuda de las federaciones. Los organismos se vieron obligados a reducir su estructura de costes de personal, viajes y competiciones, e incluso a profesionalizarse para encontrar financiación por la vía privada. Pese a ello, la publicidad y el patrocinio siguen representando en torno a un 18% de total de los recursos propios de estas entidades, el mismo porcentaje que en 2007.

 

 

 

 

“El patrocinio tiene margen de mejora”, advierte la consultora. Por el momento, las iniciativas del Gobierno para ofrecer incentivos fiscales a las empresas que financien el deporte no acaban de dar el resultado buscado. Entre las medidas más destacadas está Universo Mujer o el Plan 2020 de apoyo al deporte base.

 

Sin tener en cuenta a la Rfef, la capacidad de generación de ingresos también se ha visto mermada por la crisis, ya que en 2007 generaron un total de 106,2 millones, mientras que en 2017 fueron 86,6 millones de euros. De esta cantidad, el 34,4% procedió del cobro de licencias y cuotas, dos puntos porcentuales más que hace una década. Otras partidas que ganaron peso son la celebración de competiciones (23,2%) y los ingresos por formación (5,7%).

 

 

 

 

Entre las subvenciones y los recursos propios, las federaciones ingresaron 312 millones de euros en 2017, un 5,4% más que hace diez años. Este crecimiento responde al impacto de la Rfef, cuyos ingresos representaron 160,9 millones, el 51,6% del total de las federaciones en 2017. En 2007 sólo era del 29,6%, es decir, 71,3 millones de euros. En otras palabras, el resto de 34 federaciones olímpicas sumaron unos ingresos de 151 millones de euros en 2017, un 48% del total.

 

El informe, encargado por la Asociación del Deporte Español (Adesp) propone desarrollar nuevas vías de financiación, innovar en patrocinio y aumentar el volumen de subvenciones públicas. Entre las medidas que plantea la organización están incorporar nuevas tecnologías de big data para llevar el deporte más allá de los recintos, el análisis de medición de retorno del y patrocinio deportivo. Asimismo, el estudio propone incorporar una nueva línea de ayudas procedentes de los impuestos al tabaco y el alcohol y rebajar el IVA del 21% al 10%.