Entorno

El deporte destruye casi mil puestos de trabajo más en febrero

El sector de las actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento destruyó otros 909 puestos de trabajo en el segundo mes del año, tras los 2.965 empleados de enero.

Palco23

02 mar 2021 - 10:21

El deporte destruye casi mil puestos de trabajo más en febrero

 

 

El empleo en la industria del deporte no remonta en el arranque del año. En febrero, el sector destruyó 909 puestos de trabajo, que se suman a los 2.965 menos con los que terminó enero, según datos publicados hoy por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

 

El número medio de afiliados en el sector de las actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento se situó en 189.484 personas en febrero, lo que supone perder la barrera de los 190.000 empleos por primera vez desde el pasado septiembre.

 

De ellos, 159.190 personas trabajan en régimen general, un 0,7% menos que el mes anterior, y un 30.294 son autónomos, lo que supone un incremento del 0,6% respecto a enero. En relación a febrero de 2020, los empleados en régimen general también se llevan el grueso del golpe, con una caída del número de afiliados del 18,3%, frente a sólo el 0,5% de los autónomos.

 

El empleo en el sector ha dibujado una evolución de dientes de sierra desde que comenzó la reactivación de la economía, característica propia de la estacionalidad del sector, especialmente del de industrias recreativas.

 

 

 

 

Tras remontar un 4,6% en julio, el empleo retrocedió un 3,9% en agosto y otro 3,6% en septiembre, para repuntar de nuevo un 4% en octubre, en términos intermensuales. Noviembre se cerró casi en plano y en diciembre se registró un alza del 0,4%.

 

Con todo, el sector continúa muy lejos de los niveles de empleo de antes del estallido del coronavirus. En febrero de 2020, las actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento empleaban a 225.397 personas, un 15,9% más que ahora. En términos absolutos, la crisis se ha cobrado 35.913 puestos de trabajo.

 

En el conjunto de la economía española, febrero fue un mes muy negativo para el empleo. El paro registró el mayor aumento desde 2013 y superó la barrera de los cuatro millones de personas por primera vez desde 2016. La afiliación, por su parte, se redujo en 30.000 personas, excluyendo los efectos estacionales.