18 Ene 2022 | 03:49

Líder en información económica del deporte

Entorno

Especial 2021: Un año para volver

2021: El deporte base resiste el golpe del Covid-19 pese a las restricciones

El deporte base deja atrás al récord absoluto de deportistas federados registrado en 2019. En el año del estallido de la pandemia el deporte en España perdió 104.000 deportistas federados, aunque aumentó en algunos deportes.

2021: El deporte base resiste el golpe del Covid-19 pese a las restricciones
Las plantilla femenina base del Movistar Estudiantes es un potencial del deporte base en España.

A. Chiva

27 dic 2021 - 05:00

Especial 2021: un año para volver

 

En los últimos doce meses el fin y el inicio de las temporadas deportivas han vivido el impacto de la pandemia del coronavirus, que ha causado graves perjuicios en el sector deportivo de los que no se ha escapado el deporte base, fundamental tanto para el desarrollo de hábitos de vida saludable como para sustentar un sector económico clave.

 

El deporte federado no fue ajeno a esa realidad, salvo contadas excepciones. En 2020, el número de licencias en las federaciones deportivas españolas cayó un 2,6% en relación con el año anterior, hasta 3,84 millones de fichas, tras una pérdida de 103.594 deportistas federados en un año, según datos difundidos en mayo por el Consejo Superior de Deportes (CSD).

 

Para el deporte base, la pandemia ha sido un hándicap también en 2021, a pesar del “gran esfuerzo por parte de las familias para mantener la actividad de los niños”, asegura Vicente Martínez, vocal de la Asociación del Deporte Español (Adesp) y presidente de la Real Federación Española de Tiro con Arco (Rfeta).

 

Existen federaciones, sobre todo de deportes colectivos, que han hecho grandes esfuerzos. “Rebajar las cuotas de licencias, entre otros”, señala el presidente de la Rfeta, que también apunta al impacto que tuvo anular la temporada en mitad de las competiciones en 2020 por la pandemia, con la incertidumbre de no saber si se iban a retomar. “En algunos deportes se ha perdido una generación, los niños que no han podido practicar su deporte durante la temporada anterior y este 2020 no han podido empezar con normalidad, es difícil que vuelvan a reprender la actividad deportiva en una disciplina en concreto”, agrega.

 

Los deportes colectivos han sido los más afectados en comparación a los deportes individuales, por generar menos posibilidades de contagio. Por otro lado, los protocolos o las medidas establecidas para la prevención del contagio han sido vitales para mantener vivas las competiciones; sin embargo, algunas restricciones como las respectivas a la movilidad han impedido que se llevaran a cabo algunos torneos de categorías inferiores con total normalidad.

 

Patrocinios resentidos

Más allá del número de fichas y la propia actividad, el impacto en el patrocinio ha sido otra derivada de la pandemia en el deporte base. “Hay que volver a trabajar en la búsqueda de sponsors de los clubes o deportes base, muchas empresas han sufrido ellas mismas las consecuencias de la pandemia y la situación es complicada”, explica Martínez.

 

Sin embargo, “la gente es optimista, quiere practicar deporte y esa necesidad incide en los niños”, asegura el vocal de la Asociación del Deporte Español, que prevé un futuro esperanzador en el deporte base a pesar de las restricciones que ha habido durante el curso.

 

 

En cifras, el sector ha dejado atrás el récord absoluto de deportistas federados registrado en 2019. Por deportes, el fútbol se mantiene como el deporte rey y tiene con diferencia más federados que otros deportes. Sin embargo, es el que más bajas sufrió en 2020. En el año del estallido del Covid-19, el fútbol registró 1.074.567 licencias, 21.037 fichas menos que en el año anterior. En términos relativos la caída es, no obstante, inferior a la media, con un descenso del 1,9%.

 

En el fútbol destaca el Recreativo de Huelva, el club decano del fútbol español por su fundación en 1889. La entidad, que cuenta con más de 7.000 socios, es el club de Primera Rfef con más abonados de España. Además, cuenta con diez clubes de base para fomentar la cantera onubense.

 

Por su parte, el Club de Fútbol Damm es una entidad de la ciudad de Barcelona, fundada en 1954 se dedica, exclusivamente, al fútbol base y la formación deportiva de jóvenes entre seis y dieciocho años, con catorce equipos en sus categorías.

 

El baloncesto, el segundo deporte con más licencias en España, sufrió la caída de 9.283 fichas respecto a 2019. Con un total de 376.352 deportistas federados, la variación fue de un 2% menos. A pesar las cifras, entidades como el CB Joventut Castelldefels se ha lanzado a renacer durante este 2021 con la mirada puesta en hacer crecer su base y buscar patrocinadores para ganar impulso en el sector.

 

El CB Santutxu también es uno de los mayores exponentes del baloncesto base en España. El club, situado en el barrio de Santutxu de Bilbao, está presidido por Javier de Miguel y cuenta con veinte clubes entre todas las categorías, que van desde premini hasta senior.

 

El tercer deporte con más federados en España lleva el nombre del golf. En 2020, se registraron un total de 271.609 licencias, una cifra que aumentó un 1% respecto a 2019. El golf, al tratarse de un deporte individual y al aire libre, ha aumentado sus cifras desde el estallido de la pandemia.

 

En regiones como Andalucía, el golf cuenta con clubes como el Real Club Valderrama, situado en San Roque, en la provincia de Cádiz. El campo de golf, que ha acogido grandes competiciones como la Ryder Cup o la Volvo Masters, ofrece una escuela para las mayores promesas del golf español y mundial.

 

En las Islas Baleares se encuentra también el Club de Golf Alcanada, que cuenta con una escuela de golf dirigida por un exgolfista profesional y en el que cualquier persona pueda iniciarse en el deporte del pitch and putt.

 

Las licencias no han variado en deportes de montaña y escalada respecto al año anterior al estallido de la pandemia, en 2020 se registraron un total de 248.983 fichas. En localidades como Navarra, opera el Club Deportivo Navarra, que realiza actividades en la naturaleza, montaña o aspectos relacionados con el esquí, entre otros.

 

El judo, quinto deporte con más federados en España, perdió por su parte 11.053 licencias en 2020 (hasta 97.092 deportistas), con una caída porcentual del 10,2%, que en este caso supera en mucho a la media del conjunto de deportes.

 

El voleibol, deporte en equipo, aumentó su número de licencias registrando un total de 91.222 fichas que representan una variación al alza del 6%. En Canarias se encuentra el Club Voleibol Guaguas, situado en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. En su plantilla figuran una gran mayoría de jugadores formados en las categorías inferiores de la entidad,

 

Entre las mayorías caídas, con 10.032 fichas menos, lo que significa una reducción del 10%, está el balonmano, que cerró 2020 con 90.336 licencias. El atletismo sufrió una disminución del 5% en sus fichas, hasta las 89.470 deportistas.

 

 

En pádel, la cifra se mantuvo en 75.548 fichas. El deporte se mantiene en auge y crece su práctica entre los más jóvenes. Cataluña, Cantabria y Baleares destacan como las regiones donde el pádel resulta uno de los deportes más practicados. El tenis sufrió un descenso de sus licencias en un 1%, hasta 70.151 fichas. La Comunidad de Madrid y Cataluña destacan como las comunidades donde más se practica el deporte de raqueta.

 

Deportes de agua como la natación o el waterpolo sufrieron un descenso en sus licencias. La imposibilidad de acudir a una piscina por las restricciones al estallar la pandemia resultó en un descenso del 3% en sus licencias, hasta un total de 67.399 fichas.

 

El karate, uno de los deportes más practicados en la Comunidad de Madrid, también estuvo entre los que más licencias perdió en 2020. Con una reducción de hasta el 12% respecto 2019, en el año del estallido de la pandemia se registraron 66.201 fichas.

 

Las inscripciones federativas en patinaje también redujeron respecto a 2019, pero sólo en 1%, hasta un total de 65.130 licencias. El patinaje es uno de los deportes más destacados en Cataluña, que cuenta con importantes clubes de este deporte como el Olot o el Girona. La Federación Española de Patinaje, que engloba deportes como el hockey, también cuenta con una gran presencia de equipos en Cataluña. Club Patí Voltregà es un club de hockey sobre patines con sede en Sant Hipòlit de Voltregà (Cataluña). Con sus dos equipos principales en las máximas categorías del hockey español, la entidad cuenta con hasta doce equipos en las categorías inferiores.

 

Por su parte, el rugby ha mantenido su número de licencias en torno a 37.750 fichas. La Fundación Trinidad Alfonso, presidida por Juan Roig, propietario de Mercadona, ha mantenido en 2021 su apuesta por el rugby con una aportación de 100.000 euros al club Les Abelles. Otros clubes como el Gernika Rugby o el CD Aparejadores Rugby han impulsado una lucha este último curso para fomentar la base de la disciplina en localidades donde reina la demanda de otros deportes.

 

El taekwondo se sitúa como entre los deportesque más bajas registraron en 2020, con un descenso del 20%, hasta un total de 35.177 licencias, igual que el automovilismo, con una reducción del 37%, hasta 16.392 licencias.

 

Entre las claves de las estadísticas difundidas por el CSD está la disparidad en la evolución de los diferentes deportes, con caídas relativas que superan el 60% y subidas de hasta el 46,6%. En este sentido, los deportes que perdieron más masa crítica de practicantes federados en 2020 fueron el boxeo, la orientación, el automovilismo y la petanca, seguidos de otros deportes que no llegan a los 4.000 federados en toda España como el billar, el béisbol y sóftbol, el deporte para sordos o el polo.

 

 

En el caso del boxeo, la caída en términos relativos fue la mayor con diferencia, del 61%, hasta 4.736 deportistas (tras perder en un solo año 7.419 fichas federativas). Los deportistas federados en orientación cayeron un 48,7%, hasta 10.060 licencias.

 

El Covid-19 también tuvo un efecto positivo en varios deportes, que en muchos casos alcanzaron nuevos récords absolutos de deportistas federados. La mayor subida absoluta fue para la hípica, con 9.571 federados más que en 2019 y un ascenso en términos relativos del 18,3% en 2020, hasta 61.976 deportistas.

 

También cerraron en nuevos récords deportes como el surf, con subidas de 8.649 federados, hasta 56.830 licencias federativas. Gimnasia, piragüismo y actividades subacuáticas son los otros deportes que más crecieron en número de fichas, con ascensos de 3.927 licencias, 3.283 licencias, 3.013 licencias, respectivamente.

 

No obstante, en términos relativos el mayor incremento correspondió al número de federados en deportes para personas con discapacidad intelectual: con un aumento del 46,6%, el número de licencias llegó a 9.347, frente a las 6.377 fichas federativas el año anterior.