07 Dic 2021 | 18:32

Líder en información económica del deporte

Entorno

El CSD podría tener la última palabra sobre el futuro de la OTT de LaLiga

La modificación del Real Decreto-Ley de 2015 deja en manos de una fundación la venta de los derechos de las federaciones que no quieran gestionarlos directamente, pero no impide que la patronal los compre.

Palco23

22 abr 2020 - 11:33

El CSD podría tener la última palabra sobre el futuro de la OTT de LaLiga

 

 

La teoría de la agregación como elemento para poner en valor las retransmisiones del deporte español. El Gobierno ha aprovechado la modificación del Real Decreto-Ley 5/2015, que regula la venta centralizada de las retransmisiones de LaLiga, para incentivar que el conjunto de las federaciones haga lo mismo. A priori, sin que eso pueda ir en detrimento de la OTT de la gestora del fútbol profesional.

 

El Consejo de Ministros aprobó introducir una disposición adicional tercera a la citada legislación que señala: “Cuando las federaciones deportivas de modalidades deportivas distintas del fútbol no deseen asumir la gestión y comercialización de los derechos audiovisuales por sí mismas sólo podrán encomendar dicha gestión a la fundación”.

 

Este organismo, que se llamará Fundación España Deporte Global, dependerá del Consejo Superior de Deportes (CSD). En su patronato estará el propio CSD, así como LaLiga, la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) y todas las federaciones que decidan ceder la venta de sus retransmisiones. Pero en ningún caso se pone algún límite al comprador de estas.

 

 

 

 

La presidenta del CSD, Irene Lozano, señaló ayer en Marca que la citada OTT “creo que deja de tener sentido, la verdad”. “Hay muchas federaciones que venden los derechos por su cuenta, pero queremos darles una herramienta que les ayude a vender mejor sus derechos y esto genera un contexto completamente nuevo”, añadió.

 

Dicho de otra manera, LaLiga Sports TV podría continuar suscribiendo acuerdos para nutrir la OTT con el contenido de otras disciplinas como venía haciendo ahora. La única diferencia, interpretan en el sector, es que la negociación de la gestora del fútbol profesional ahora deberá ser con esta fundación. 

 

Otro elemento importante a tener en cuenta es que la reforma del Real Decreto-Ley 5/2015 habla sólo de decisiones de las federaciones, pese a que el título de la disposición indique también competiciones distintas al fútbol. Es decir, que la Asobal podría continuar negociando directamente con LaLiga, mientras que la Lnfs está por ver, pues tiene un contrato firmado hasta 2024 pese a que ahora la gestión del torneo sea de la Rfef.

 

El Consejo Superior de Deportes (CSD) no aclara qué lógica comercial le ha llevado a impulsar una decisión por la que estos organismos no podrían encargar directamente a una empresa privada la explotación de estos derechos, tanto a nivel nacional como internacional. Tampoco se indica cuál sería el criterio de reparto de los ingresos, en caso de buscarse una colocación en bloque de las retransmisiones de todo el deporte español.

 

Las próximas semanas deberían arrojar algo más de luz sobre esta cuestión, ya que de momento se ha quedado fuera la prohibición que sí introducía el primer borrador de la Ley del Deporte a que LaLiga comprara estos derechos para emitirlos en su OTT. De no variarse, el texto señalaba que “en ningún caso las ligas profesionales podrán adquirir, explotar o comercializar los derechos económicos de cualquier competición de la que no tengan la condición de organizador”.

 

Es un veto que se promovió desde la Rfef y que airó a las federaciones, que mostraron su apoyo a la plataforma del fútbol profesional. La razón no es otra que por primera vez estaban cobrando por sus derechos, o al menos dejando de asumir los costes de producción, algo que Teledeporte no hacía siempre.