Líder en información económica del deporte

Entorno

El ‘crack’ de las Spac llega al deporte, que busca alternativas

Las compañías que hace un año o antes apostaron por esta vía han tenido que buscar alternativas, como nuevas rondas de financiación o bien salir a bolsa por la vía clásica. SeatGeek, Equinox, Ifit o Hydrow son algunos ejemplos.

El ‘crack’ de las Spac llega al deporte, que busca alternativas
En Estados Unidos se han producido 49 fusiones de Spac con compañías del país, lo que supone un 77% menos que en el mismo periodo de 2021.

M. L-E.

12 sep 2022 - 05:00

El golpe a las Spac llega al deporte. La crisis que están viviendo las special purpose acquisition companies (Spac), los vehículos de inversión que triunfaron en 2020 y que salen a bolsa con propósito de captar financiación y comprar una empresa, está arrastrando al deporte. De esta manera, las compañías que hace un año o antes apostaron por está vía, han terminado por buscar alternativas como nuevas rondas de financiación o bien salir a bolsa por la vía clásica.

 

Las llamadas empresas de cheque en blanco han vivido un momento frenético en los dos últimos años, ya que permitían a las start-ups salir a bolsa y levantar capital de manera rápida. Y el deporte se volcó con esta opción. Además, figuras del sector del deporte como el exjugador de baloncesto Shaquille O'Neal, la extenista Serena Williams, el propietario del Chelsea FC, Todd Boehly, el jugador de baloncesto Stephen Curry, la jugadora de tenis Noemí Osaka o el skater Tony Hawk también apostaron por invertir en Spac, alimentando su fiebre.

 

Sin embargo, la intervención de los reguladores estadounidenses, la subida de tipos de la Reserva Federal, la falta de oportunidades de compra, los resultados de las empresas que han empezado a cotizar con este modelo y la volatilidad del mercado han provocado su colapso.

 

Según datos recogidos por la plataforma Dealogic, en los primeros seis meses de 2022 se han suspendido operaciones por más de 32.000 millones de dólares. En el mismo periodo, en Estados Unidos se han producido 49 fusiones de Spac con compañías del país, lo que supone un 77% menos que en el mismo periodo de 2021.

 

 

 

 

Hace dos años, el fantasy deportivo DraftKings hizo pública su propuesta para salir a bolsa a través de una Spac con SBTech y Diamond Eagle Acquisition, lo que provocó una ola de operaciones en el sector del deporte, con más de 160 operaciones hasta la fecha, según datos de Sportico. Sin embargo, ahora, el contexto se ha revertido.

 

El último caso que ha sacudido el mercado y ha demostrado el golpe en el sector ha sido la operación fallida de la compañía de venta de entradas SeatGeek, que no pudo completar la operación con RedBall Acquisition, respaldada por el jugador de baloncesto Kevin Durant. Finalmente, la compañía ha encontrado un plan alternativo y a final de agosto logró levantar 238 millones de dólares en una ronda en la que entrado Accel, Wellington Managent, Arctos Sports y el empresario Ryan Smith, dejando atrás su planes de salir a bolsa.

 

Caso similar fue el de la cadena de gimnasios Equinox: la compañía no logró materializar su acuerdo para salir a bolsa vía Spac y ahora está estudiando la opción de levantar 500 millones con una ronda de inversión. Asimismo, el fabricante de equipamiento de fitness Ifit también anunció su intención de salir a bolsa vía Spac, pero finalmente sus planes no fructificaron y en marzo de 2022 levantó 355 millones de dólares en una ronda liderada por el fondo L Catterton.

 

Por su parte, el fabricante de máquinas de remo Hydrow también se encontraba en negociaciones para salir a bolsa vía Spac, no obstante, al final logró levantar un total de 255 millones de dólares en varias rondas de inversión en las que entraron Constitution Capital, Rx3 Group Partners, Liberty Street, Activant Capital, Sandbridge Capital y L Catterton.

 

Sportradar decidió romper el acuerdo alcanzado Horizon Acquisition Corp II, propiedad de Boehly, tras no estar de acuerdo con la valoración obtenida y optó por empezar a cotizar de la manera tradicional en septiembre del año pasado.

 

 

 

 

Otro caso parecido es el de One Holdings, compañía propietaria de la competición de lucha One Championship. Esta prepara su salida a bolsa de la manera tradicional después de haber roto su acuerdo de Spac con Credit Suisse y Goldman Sachs a finales del año pasado.

 

A quien peor le salió la jugada fue a la compañía de tarjetas coleccionables Topps. La compañía no culminó su acuerdo con Mudrick Capital Acquisition para salir a bolsa después de que la Major League Baseball prescindiera de sus servicios y finalmente la compañía fue adquirida por Fanatics por 500 millones de dólares a principios de 2022.

 

En este contexto, hay compañías que finalmente sí lograron salir a bolsa vía Spac, pero el resultado ha sido nefasto. El rival de Peloton, Beachbody Company, tocó la campana después de alcanzar un acuerdo con Myx Fitness Holdings y Forest Road Acquisition. Pero su modelo no ha fructificado, lo títulos de la compañía, qye cerró el primer semestre de 2022 con unas pérdidas de 155 millones de dólares, han caído un 87% desde enero del año pasado.