Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 30 Septiembre 202016:40:52

Buscador

;Menu
h Entorno

El Covid-19 se come un 38,5% del negocio del deporte, que caerá hasta 7.400 millones en 2020

La pandemia provocará que los ingresos agregados de los deportistas retrocedan de media un 31%, hasta 13,5 millones de euros.

22 Jun 2020 — 16:47
P. López
Compartir
Me interesa

El Covid-19 se come un 38,5% del negocio del deporte, que caerá hasta 7.400 millones en 2020

 

 

La pandemia del coronavirus ha frenado en seco la organización de eventos deportivos, las ligas profesionales y la actividad de los gimnasios y los atletas. El impacto real del Covid-19 en el negocio del deporte no se conocerá hasta que se eche el cierre al ejercicio 2020, pero la industria deportiva ha puesto números a la pérdida de ingresos provocada por el virus: 4.616 millones de euros, según el Estudio del impacto del Covid-19 sobre el ecosistema del deporte español, elaborado por el observatorio de la Fundación España Activa, que aglutina a la industria de los gimnasios.  

 

El estudio, que cuenta con la colaboración de las federaciones deportivas (Adesp), la Fundación España Activa, que reúne a las gestoras de gimnasios, y el Consejo Superior de Deportes (CSD), describe que esta industria, que preveía generar un negocio de 11.900 millones de euros en 2020, se verá afectada por la pandemia provocando una caída del 38,5% en la cifra de negocio agregada. El ecosistema deportivo post Covid-19 moverá un negocio de 7.400 millones de euros en 2020. En el informe no se incluye el ecosistema de LaLiga ni los clubes de fútbol profesionales. 

 

Las empresas que más se resentirán son las vinculadas al deporte, que abarca a los centros deportivos. Estas compañías han tenido que cerrar durante cerca de tres meses por el Covid-19 y han dejado de girar recibos a sus clientes. También se verán afectados por una posible caída de la clientela provocada por el temor al virus y el descenso del consumo en un contexto de crisis, que también podría mermar a los fabricantes de equipamiento, como Ternua, Joma o BH Fitness.

 

 

 

 

El informe describe que este año las empresas vinculadas al deporte preveían generar un negocio agregado de 420 millones y, tras el Covid-19, facturarán 181 millones, un 57% menos de lo esperado. Los clubes deportivos, que incluyen todo el tejido asociativo de entidades deportivas vinculadas a la práctica federada, sufrirán una pérdida de ingresos del 53%, hasta 76,4 millones de euros. Esta categoría de entidad incluye a los equipos de la ACB, la Liga Nacional de Fútbol Sala (Lnfs) y la Asobal de balonmano, pero no a los clubes de LaLiga.

 

Los ingresos de las federaciones deportivas españolas se resentirán un 43%, hasta 70,3 millones de euros, mientras que las autonómicas pasarían de facturar 35,7 millones de euros a ingresar 8,8 millones de euros, un 77% menos. En términos porcentuales las federaciones deportivas regionales son las más afectadas, motivo por el que algunas asociaciones territoriales, como la Unión de Federaciones de Cataluña (Ufec) ha pedido al Gobierno que buena parte del dinero que LaLiga destinará a la Fundación España Deporte Global revierta en las federaciones autonómicas.

 

 

 

 

Todas las vías de ingresos se encogerán en 2020 como consecuencia del Covid-19. El estudio describe una caída del 26,9% en los ingresos por licencias federativas y cuotas de abonados. Los cánones por la organización de competiciones bajarán un 57,4% como consecuencia de la cancelación de eventos. La venta de entradas para competiciones caerá un 65,9%, mientras que los ingresos vía patrocinio se reducirán un 49%.

 

Los derechos audiovisuales se reducirán un 17,5%, mientras que la venta de merchandising y de equipamiento deportivo se resentirá un 50,5%, según el informe. El deporte federado también verá como las subvenciones recibidas caerán un 30,6%, mientras que el patrocinio a través del Programa ADO y ADOP y la financiación a las federaciones autonómicas bajará un 12,1%.

 

Las actividades relacionadas al arbitraje y a la formación tampoco se salvan. Mientras que los ingresos por derechos de arbitraje se resentirán un 56,8%, las ventas por la organización de campus stages o captación de talento se reducirán un 75,8%, por el 56% que caerán los ingresos por cursos y otras actividades de formación.

 

 

 

 

Algunos clubes han tratado de salvar el verano con la organización de campus, como Movistar Estudiantes, que pese a la pandemia ha rescatado esta actividad extremando las medidas de seguridad. Las entidades deportivas, como la catalana Claror o Cet10, también han programado campus de veranos para menores de edad.

 

La percepción del impacto del Covid-19 en el futuro del ecosistema del deporte español dista de ser positiva. El 27% de las entidades deportivas considera que la percepción post pandemia es muy negativa, por el 59,6% que apunta a que es negativa. El 11,4% considera que no le afectará, por el 1,9% que apunta a que es positiva o muy positiva.

 

Los deportistas de élite también se verán afectados por la pandemia, y no sólo porque hayan tenido que dejar de entrenar durante buena parte del estado de alarma. El informe prevé una caída del 31% en los ingresos de los deportistas, hasta 13,5 millones de euros en total. Este importe no tiene en cuenta el salario deportivo de los clubes de LaLiga, pero sí al resto de deportistas profesionales o de élite, que en numerosos casos han visto reducidos sus ingresos por patrocinio y como consecuencia del parón de las competiciones.

 

Por ejemplo, los tenistas no tienen un salario base, ya que cobran en función de sus resultados deportivos en cada torneo que juegan y a partir de acuerdos de patrocinio. Y, en el caso de los jugadores asalariados, como los de la ACB, la mayoría de los clubes ha pactado con la plantilla reducciones salariales y, en algunos casos, los jugadores han donado su salario para evitar que el resto de la plantilla no deportiva sufriera recortes salariales.

 

Asimismo, la fuerza laboral también se verá afectada, ya que se estima que la evolución del empleo medio anual vinculado a actividades deportivas caiga un 31% en 2020. Para capear el temporal provocado por el Covid-19, las entidades deportivas han recurrido a préstamos bancarios para contar con liquidez con la que afrontar los pagos con sus proveedores. Se estima que el 16,4% de las entidades deportivas ha realizado o va a firmar una operación de préstamos a largo plazo durante 2020, de los que sólo el 11,3% ha acudido al programa de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...