18 May 2022 | 21:16

Líder en información económica del deporte

Competiciones

El Circuito de Cheste reduce ingresos un 15% y prevé rebasar el negocio prepandemia en 2022

Pese al impacto de la pandemia del coronavirus, que provocó que el trazado no pudiese acoger público entre marzo y mayo, el Circuito Ricardo Tormo acogió al 92% de su aforo en la prueba de MotoGP.                        

El Circuito de Cheste reduce ingresos un 15% y prevé rebasar el negocio prepandemia en 2022
La instalación valenciana mantiene la intención de construir un hotel, una zona temática que combine tienda, restaurante y museo

A.F.O.

10 ene 2022 - 05:00

El Circuito Ricardo Tormo ve la línea de meta en la carrera contra el Covid-19. Como consecuencia de la progresiva relajación de las restricciones de aforo en los eventos deportivos al aire libre, la instalación levantina tiene previsto cerrar el ejercicio 2021 con un retroceso del negocio del 15% respecto a 2019, hasta 8,5 millones de euros, según las primeras estimaciones.

 

El recorte se ha producido a pesar de que pudo haberse disputado el Campeonato de MotoGP en condiciones habituales y con el 92% del aforo. Esto supuso unos ingresos de 6,5 millones de euros, una cifra de negocio prácticamente calcada a la que generaba el Circuito Ricardo Tormo antes de la pandemia. Además, la entidad pública tiene previsto superar la cifra de diez millones de euros de ingresos en el próximo ejercicio.

 

Confiamos en que este va a ser un año business as usual, puesto que la demanda siempre ha estado ahí, aunque un poco resentida por el miedo a la pandemia”, explica a Palco23 Gonzalo Gobert, director general del trazado.

 

En este sentido, el ejecutivo prevé superar las cifras prepandemia para el ejercicio en curso siempre que las restricciones por el Covid-19 permitan la celebración de eventos con público en las gradas. Para 2022, el Circuito Ricardo Tormo ha programado hasta quince eventos, entre los que destacan el Racing Legends, el Campeonato de España de Velocidad (CEV) y MotoGP, la principal fuente de ingresos del circuito.

 

 

 

 

En circunstancias normales, el Circuito Ricardo Tormo ingresa anualmente entre nueve millones y diez millones de euros, como en el ejercicio 2019. Sin embargo, en 2020, con el estallido del Covid-19 y su repercusión a nivel de eventos y acogida de aficionados, el trazado vio como cerraba sus cuentas con apenas una facturación de 3,5 millones de euros.

 

“En apenas tres semanas vendimos el 50% del aforo del circuito para MotoGP, por lo que la demanda jamás ha desaparecido”, destaca el ejecutivo. En 2020, como consecuencia de la pandemia y la excepcionalidad de disputar dos carreras en dos fines de semana, el trazado se vio exento de pagar el canon anual a MotoGP, el cual ha ido aumentando en los últimos años. Actualmente el Circuito Ricardo Tormo paga más de ocho millones de euros más IVA a Dorna por adjudicarse el Gran Premio de la Comunitat Valenciana.

 

 

 

 

Habitualmente, el 60% de los ingresos del trazado valenciano provienen de la celebración del Mundial de Motociclismo y todo su negocio derivado, un 30% del alquiler del circuito y de todos los otros proyectos y competiciones menores y el 10% restante proviene del negocio del márketing y la venta de palcos privados para las competiciones. En el curso recientemente terminado, la cifra de negocios del alquiler del circuito se ha visto resentida y no ha generado los mismos ingresos que en 2019, si bien ha sido compensado por la disputa de grandes eventos como la Ferrari Chellenge y la Fórmula E, que desembarcó en España por primera vez el año pasado.

 

La instalación valenciana mantiene la intención de construir un hotel, una zona temática que combine tienda, restaurante y museo, unas nuevas oficinas en los aledaños del trazado y la ampliación de las gradas, que actualmente se encuentra en stand by, si bien debe ser aprobado en los próximos meses.

 

“Nuestro objetivo es seguir creciendo en zonas VIP, uno de los productos más rentables del circuito”, señala Gobert. Actualmente, tanto las zonas VIP como el hospitality de Ricardo Tormo tienen capacidad para 2.500 personas, si bien la organización pretende aumentar esa cifra un 30%, hasta 4.000 personas.