03 Jul 2022 | 19:37

Líder en información económica del deporte

Entorno

El BCE ultima un instrumento contra la fragmentación para aliviar la deuda

El banco central ha celebrado hoy una reunión de urgencia de su Consejo de Gobierno para discutir la situación de las condiciones de mercado tras el fuerte repunte de las rentabilidades exigidas a los bonos en la eurozona.

El BCE ultima un instrumento contra la fragmentación para aliviar la deuda
La decisión ha sido tomada esta mañana en la reunión de urgencia celebrada por el Consejo de Gobierno.

Palco23

15 jun 2022 - 13:12

El BCE diseña nuevos instrumentos contra la fragmentación. El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) será flexible en la reinversión de los vencimientos de su cartera de deuda correspondiente al programa antipandemia (Pepp) y ha encomendado acelerar el diseño de un “nuevo instrumento antifragmentación” para su examen por el órgano del banco central.

 

La decisión ha sido tomada esta mañana en la reunión de urgencia celebrada por el Consejo de Gobierno, convocado para discutir la situación de las condiciones de mercado tras el fuerte repunte de las rentabilidades exigidas a los bonos de la eurozona.

Desde la entidad han señalado que la pandemia ha dejado vulnerabilidades duraderas en la economía de la zona euro que están contribuyendo a la transmisión desigual de la normalización de la política monetaria entre jurisdicciones.

 

Así, el Consejo ha decidido aplicar “flexibilidad” en la reinversión de los reembolsos vencidos en la cartera del Pepp, con el fin de preservar el funcionamiento del mecanismo de trasmisión de la política monetaria, una condición para que el BCE puede cumplir con su mandato de estabilidad de precios.

 

 

 

 

El órgano de gobierno del BCE también ha decidido recomendar a los Comités del Eurosistema pertinentes, junto con los servicios del BCE, “que aceleren la finalización del diseño de un nuevo instrumento antifragmentación para su examen por el Consejo de Gobierno”.

 

Ayer, la representante alemana del BCE, Isabel Schnabel, indicó en París que el organismo se estaba acercando a la intervención del mercado de bonos, ya que no iban a “tolerar” que se produjera un incremento desordenado de las primas de riesgo que suponga un riesgo para la transmisión de la política monetaria.

 

La decisión viene después de la prima de riesgo de países periféricos y del sur, como España e Italia, se disparan. Con el anuncio de la subida de tipos para el próximo julio, Lagarde también recordó que el BCE contaba con herramientas para hacer frente a la fragmentación y anticipaba la creación de otro mecanismo si era necesario.

 

En Estados Unidos, los mercados también están pendientes de una decisión sobre la política monetaria. Se prevé que la Reserva Federal vuelva a subir los tipos, esta vez hasta 75 puntos básicos, debido a la inflación desbocada que ha alcanzado su máximo de los últimos cuarenta años.