05 Jul 2022 | 14:48

Líder en información económica del deporte

Entorno

El Banco de España anticipa un rebrote del consumo a final de año por la demanda contenida

Este tipo de demanda acumulada no satisfecha suele estar asociada a los bienes duraderos, señala a partir de un estudio del gasto con tarjeta.

Palco23

21 jul 2020 - 13:33

El Banco de España anticipa un rebrote del consumo a final de año por la demanda contenida

 

 

El consumo en España podría rebotar a partir del verano. Así lo estima el Banco de España, que considera que hay una demanda contenida que podría liberarse durante el tercer trimestre, según un estudio sobre el consumo elaborado a partir del gasto con tarjeta y publicado hoy.

 

El Banco de España explica que hay que tener en cuenta la posibilidad de que, durante los meses de confinamiento, se hayan pospuesto decisiones de consumo, como suele ocurrir en las crisis. Esta demanda no satisfecha, asociada a los bienes duraderos, contribuiría a favorecer “un eventual rebote del consumo a partir del verano”, continúa la institución.

 

Según el análisis, desde mediados de marzo la demanda se ha visto enormemente condicionada por las restricciones a la movilidad. “El Covid-19 ha supuesto una perturbación extraordinariamente inusual, de carácter puramente exógeno, con características que hacen que la evolución observada del consumo privado a partir de la declaración del estado de alarma solo pueda explicarse de forma imperfecta a través de sus determinantes tradicionales”, señala el informe.

 

 

 

 

Una particularidad de esta crisis es que, a diferencia de lo habitual, la contracción del consumo ha sido mucho mayor que la de la renta, lo que ocasionó un aumento muy fuerte de la tasa de ahorro, hasta el 11,2% de la renta disponible.

 

“Cabe esperar que, una vez retomadas la mayor parte de las actividades que fueron suspendidas y normalizada la posibilidad de que las personas circulen sin restricciones, la evolución del consumo refleje fundamentalmente el impacto, sin duda severo, que la crisis pueda tener sobre sus determinantes habituales”, reconoce el Banco de España.

 

En este sentido, la entidad subraya que es “crucial” que la proporción de empleos que puedan ser salvados mediante expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) sea “lo más elevada posible”.

 

Además, apunta que las medidas de protección de las rentas y de ayuda a los hogares más vulnerables constituirán elementos de soporte del consumo, “dada la elevada propensión marginal al gasto de los grupos beneficiarios de esas medidas”.