Entorno

El Banco de España alerta de que la ruptura con Rusia recortará un 2,1% la economía

El ente regulador calcula que desconectarse del suministro ruso afectaría entre un 0,8% y un 1,4% en el primer año, mientras que en el segundo año se añadiría un 0,7% y la inflación podría aumentar hasta 1,7 puntos porcentuales.

El Banco de España alerta de que la ruptura con Rusia recortará un 2,1% la economía
El impacto sería mayor en otras economías de la UE, en concreto, en Alemania, Francia e Italia.

Palco23

31 may 2022 - 13:15

El Banco de España pone cifras al impacto de la guerra. La entidad estima que la desconexión total del suministro energético ruso supondría entre un 0,8% y un 1,4% a lo largo del primer año, en función de la capacidad de sustitución de las importaciones energéticas. Además, el siguiente año se añadiría otro 0,7% por el cierre total de los canales comerciales. Por su parte, la inflación podría aumentar entre 0,8 puntos porcentuales y 1,7 puntos porcentuales.

 

La entidad señala que, en el escenario más probable, la reducción sería del 1,1% del Producto Interior Bruto (PIB), sumado a 0,9 puntos porcentuales de la inflación. El impacto sería mayor en otras economías de la UE, en concreto, en Alemania, Francia e Italia y los países del este, debido a su mayor dependencia energética.

 

En concreto, la caída del PIB en Italia sería del 3%, en Alemania del 2,6% y en Francia del 1,5%, mientras que para el conjunto de la UE la rebaja se situaría entre el 2,5% y el 4,2% y un incremento de la inflación de entre 1,6 puntos porcentuales y 2,7% puntos porcentuales.

 

 

 

 

La entidad apunta que el cierre de relaciones comerciales con Rusia no afectará España tanto como a otros países de la Unión Europea (UE), debido a su baja exposición. Para el conjunto de la UE, frenar el total de las importaciones rusas acarrearía un impacto negativo de 1,2 puntos porcentuales, frente a los 0,3 del caso español. En cuanto al parón de las exportaciones hacia Rusia, el impacto sería de 0,6 puntos porcentuales en el caso de la UE, frente a los 0,4 puntos porcentuales en España.

 

Por sectores, los más afectados serían los vinculados al transporte, las manufactureras pesadas o la industria química, que son las que hacen un uso más intensivo de la energía. En el otro extremo se situarían otras ramas enfocadas a los servicios, como las inmobiliarias, la educación, los servicios financieros o la salud.

 

Además, los sectores expuestos a proveedores europeos también registrarán una mayor afectación, como la industria farmacéutica o la automovilística. En concreto, la mitad de la caída del PIB de España se produciría como consecuencia de la afectación en los flujos comerciales del resto de países de la UE.  

 

Ayer, los líderes europeos acordaron el embargo parcial del petróleo ruso a la UE. El embargo prohíbe todo el crudo que llega por barco y deja fuera el que lo hace por gaseoducto, lo que supone dos tercios de las importaciones. Este es el sexto paquete de sanciones que aprueban los veintisiete desde el inicio de la guerra en Ucrania.