08 Ago 2022 | 03:34

Líder en información económica del deporte

Entorno

Del ‘hard landing’ de China a la recesión en Europa: los riesgos económicos más allá del Covid

Un escenario pesimista ante la crisis pandémica, lo que supondría que hasta 2022 se sucedieran de tres a seis olas, tendría un impacto del 8,3% en el Producto Interior Bruto Mundial (PIB), el mayor riesgo para la economía mundial.

Del ‘hard landing’ de China a la recesión en Europa: los riesgos económicos más allá del Covid
La pandemia continúa siendo uno de los principales riesgos mundiales.

Marta Tamayo

15 dic 2021 - 05:00

El Covid-19 mantiene en vilo la economía, pero no es el único. Para el cierre de año, la pandemia continúa siendo uno de los principales riesgos mundiales, aunque otros escenarios ponen en vilo el desarrollo global, como la crisis del real estate en China, una posible guerra comercial entre Estados Unidos y el gigante asiático o una recesión en la zona euro, según Euromonitor.

 

Aunque lo que haría caer más el Producto Interior Bruto (PIB) mundial sería un escenario pesimista de la pandemia, lo que supondría que hasta fin de 2022 se produjeran de tres a seis olas de la enfermedad. En concreto, en caso de que el Covid-19 continuará golpeando con fuerza el PIB se rebajaría en un 8,3%. Sin embargo, Euromonitor asegura que este escenario es poco probable y le da una probabilidad del 3%, la menor entre las posibles amenazas.

 

Otro motivo de preocupación en los mercados internacionales es la crisis china del real estate, que puede provocar una ralentización del crecimiento de su economía. Un escenario que los analistas califican como hard landing o aterrizaje forzoso en español, lo que describe cuando una economía con un crecimiento de alto vuelo registra un recorte en su desarrollo de forma abrupta, lo que acaba derivando en un periodo de estancamiento o incluso en una recesión.

 

Este efecto ya se notó en el resultado del tercer trimestre del gigante asiático, cuando el crecimiento del PIB fue sólo de un 4,9% superior al de un año atrás debido al parón en el sector de la construcción. Para este año, se prevé que la economía china crezca un 8%, mientras que para 2022 y 2023 el impulso se ralentizará hasta un 5,5% y un 5,2%, respectivamente.

 

 

 

La pérdida de potencia de la mayor economía emergente del mundo supondría un impacto en el PIB global del 2,3%, algo que para Euromonitor tiene un 13% de posibilidades de suceder y es la única de la lista de potenciales escenarios de la consultora que va incrementando sus probabilidades de irrumpir en el tablero mundial.

 

El gigante asiático es también el coprotagonista de otra posible amenaza mundial: la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Que las dos mayores potencias del mundo reactivaran sus encontronazos en el escenario mercantil supondría una costaría al PIB mundial un 0,6%, un suceso que tiene un 0,6% de probabilidades de suceder según Euromonitor.

 

Aunque con la pandemia y la llegada a la presidencia de Biden la guerra comercial iniciada en 2018 haya mutado a hacia una guerra fría, siguen vigentes los incrementos de aranceles interpuestos por la Administración Trump.

 

La siguiente amenaza para la economía pasa por una recesión económica en la zona euro, lo que supondría afectaría al PIB global en un 2,3%, algo que según Euromonitor cuenta con un 7% de probabilidades de suceder. Está previsto que la región registré un crecimiento de su economía del 4,9% en 2021, una tasa que se ralentizará en los próximos dos años.

 

Euromonitor sostiene que las dificultades para obtener materias primas y el aumento de los precios de la energía junto a la cuarta ola de Covid-19 en el continente pueden provocar un parón en el crecimiento del PIB. En el peor de los casos, el impacto de la pandemia produciría una contracción del 0,7% en 2022, antes de recuperarse en 2023 con un aumento del 3%.