03 Jul 2022 | 22:52

Líder en información económica del deporte

Entorno

De realidad virtual a un juego más ofensivo: los grandes cambios del deporte en 2019

Deloitte ha publicado su último informe analizando las tendencias del deporte de cara a 2019, entre las que se encuentran el desarrollo de la realidad aumentada, el uso de la tecnología para mejorar la experiencia del aficionado o el salto definitivo del fútbol a Estados Unidos.

Álvaro Carretero

20 feb 2019 - 04:56

Deloitte ha publicado su último informe analizando las tendencias del deporte de cara a 2019, entre las que se encuentran el desarrollo de la realidad aumentada, el uso de la tecnología para mejorar la experiencia del aficionado o el salto definitivo del fútbol a Estados Unidos.

 

 

2018 ha sido un año de crecimiento para el deporte, especialmente desde un punto de vista económico. El último informe Deloitte sobre la industria del deporte y las tendencias que irrumpirán en el primer plano en 2019 apunta a una evolución notable tanto desde el punto de vista tecnológico como social, con especial mención para los eSports, la última frontera deportiva. Para Brian Finkel, investigador deportivo de Deloitte, "cuantas menos barreras existan con los aficionados, mayores oportunidades comerciales se desarrollarán". 

 

Como una primera tendencia aparece la transformación de los atletas en creadores de contenidos gracias a las plataformas digitales. Un post en Twitter o Instagram de Cristiano Ronaldo o Venus Williams genera millones de interacciones. Pero no son solo las redes sociales, sino que desde la irrupción de The Player’s Tribune (TPT) han nacido numerosos proyectos que tienen al deportista como único creador de contenidos, como los que han puesto en marcha Gerard Piqué y LeBron James a nivel televisivo y cinematográfico. Un cambio de paradigma que ha abierto el debate sobre a quién le corresponde la monetización de los mensajes de los jugadores. 

 

La realidad virtual se ha convertido en una de las tecnologías clave para mejorar la calidad de la experiencia audiovisual. El siguiente paso será integrar la realidad aumentada como parte de la estrategia de acercar lo que sucede en las pistas a su comunidad de aficionados a escala global. En 2018 la MLB probó un sistema de realidad aumentada en su aplicación móvil y el Mundial de Fútbol retransmitió 33 partidos en realidad aumentada. El sistema ya había sido introducido por la NBA con sus gafas de realidad virtual como un paquete más dentro de sus suscripciones anuales, con una cámara que permite vivir el partido a pie de pista.

 

 

 

 

La tercera tendencia apunta a la revolución ofensiva en los sistemas de juego que ha producido el avance tecnológico. “Cuanto más al ataque se juega, más entradas se venden y más sube la audiencia”, ha explicado Lee Teller, analista de Deloitte. En la NFL, sólo dos jugadores de entre los veinte mejor pagados son defensivos, al igual que sucede en el fútbol internacional. La tendencia es aún más pronunciada en la NBA, donde se juega al ritmo anotador más alto de la historia y donde los vídeos más compartidos son precisamente de jugadas ofensivas.

 

Otro de los grandes focos de cara a 2019 serán la apuestas deportivas, especialmente en Estados Unidos, donde fueron legalizadas el año pasado por el Tribuna Supremo en aquellos estados cuya regulación las permita. Las últimas previsiones apuntan a que este negocio podría llegar a facturar 287.000 millones de dólares (254.000 millones de euros), mientras que ahora solo alcanza 4.900 millones (4.300 millones de euros). Solo en España el juego online ya mueve 13.000 millones de euros al año.

 

La quinta tendencia hace referencia a la salud mental, “un tema que ha abierto un mundo de oportunidades para que los equipos y competiciones comprometidos con el tema puedan conectar con los atletas y aficionados”, afirma Ramya Murali, directora senior de Deloitte. Desde que Kevin Love publicase en The Player’s Tribune una carta describiendo sus problemas mentales, numerosos deportistas se han sumado a contar sus historias, como el intento de suicidio de Michael Phelps, ganador de 23 oros olímpicos, o la depresión que padeció Andrés Iniesta durante años. 

 

 

 

Otra de las grandes novedades esperadas para 2019 será el salto definitivo del fútbol a Estados Unidos. Tras cada Mundial la popularidad de esta disciplina dispara el interés en el país y, actualmente, ya es el segundo deporte con mayor número de jugadores entre los jóvenes americanos. La Premier League firmó un acuerdo en 2015 para retransmitir sus partidos en la NBC y Javier Tebas, presidente de LaLiga intentó llevar un partido a Miami esta temporada, aunque finalmente la iniciativa no prosperase.

 

Los eSports son la gran tendencia de cara a 2019. Según el último informe de Newzoo se espera que su facturación rebase la barrera de 1.100 millones de dólares (963 millones de euros) este año gracias al incremento de patrocinios y audiencias. En 2018 se pagaron hasta 20 millones de dólares (17,67 millones de euros) por comprar equipos de las grandes ligas de deportes electrónicos y su audiencia global alcanzará a 380 millones de personas, un ritmo de crecimiento inalcanzable para el resto de deportes tradicionales.

 

Finalmente, la última tendencia es la personalización de la experiencia del aficionado a través del big data. La utilización de la tecnología ha permitido desarrollar análisis de mercado mucho más eficaces, segmentar el público al que se dirigen y revolucionar la industria del comercio online. Telefónica hizo del Wanda Metropolitano “el primer estadio 100% digital IP de Europa”, ensalza el grupo de telecomunicaciones. Gracias a la realidad virtual y los nuevos paquetes personalizados de suscripciones digitales, equipos y competiciones han logrado cambiar la experiencia de consumo.