01 Dic 2021 | 22:22

Líder en información económica del deporte

Entorno

China rica, España austera, Premier boyante: los fichajes internacionales movieron 4.790 millones en 2016

Palco23

27 ene 2017 - 09:10

El mercado internacional de fichajes sigue moviendo cientos de millones de dólares, y cada vez más, como constatan prácticamente todos los clubs a la hora de quejarse por la inflación existente. Percepciones que se corroboran con datos, ya que el último estudio elaborado por Fifa TMS reflejan que el volumen de las operaciones subió un 14,3%, hasta 4.790 millones de dólares.

 

Los datos agregados, que avanzan hoy varios medios españoles, confirman la tendencia ya apuntada en verano, periodo en el que se concentran la mayoría de operaciones y que entonces ya se anotó un alza del 13%, con 3.720 millones de dólares. Como ya apuntó entonces Palco23, La Liga sigue siendo de las que mejor saldo neto obtiene, es decir, que ingresa más por la venta de jugadores al extranjero de lo que gasta.

 

 

 

El torneo español realizó adquisiciones por 508,7 millones de dólares, mientras que las salidas generaron 554,5 millones. Eso sí, no es la única de los cinco grandes ligas que obtiene superávit comercial, según los datos recopilados por esta división de la Fifa, que se encarga de monitorizar todos los movimientos de futbolistas a nivel internacional. Le superaron la Ligue-1 y la Primeira Liga de Portugal, con un saldo favorable de más de 240 millones de dólares, respectivamente.

 

Situación inversamente contraria es la que vive la Premier League, que no sólo destina grandes cantidades en movimientos internos de jugadores, sino que también se ha convertido en el gran dinamizador global. En 2016, gastó 1.378,2 millones en fichar futbolistas de otras competiciones, un tercio del total.

 

Aunque todavía está lejos de tener un papel tan relevante, China empieza a ser visto como un competidor temido por su capacidad de gasto en un mercado en el que se produjeron 14.591 operaciones durante 2016. El gigante asiático más que duplicó su inversión en la contratación de futbolistas, con 451,3 millones de dólares, que le permitieron colarse en el top five del año, por delante de Francia.