01 Dic 2021 | 22:39

Líder en información económica del deporte

Entorno

China impone un impuesto del 100% en los fichajes de futbolistas extranjeros

El Gobierno apuesta por esta drástica medida para evitar la inflación y destinar el dinero recaudado a la formación de jóvenes jugadores locales.

Palco23

25 may 2017 - 12:00

China ha decidido imponer una de las medidas más drásticas posibles, con el objetivo de poner fin a la tendencia inflacionista del mercado de fichajes. La Federación del país ha anunciado que el Gobierno creará un impuesto del 100% sobre los fichajes de futbolistas extranjeros que superen los seis millones de euros, lo que obligará a los clubes a pagar el doble por captar a las grandes estrellas de las ligas europeas.

 

La medida entrará en vigor este verano, después de que las autoridades del país ya advirtieran de los riesgos que estaban asumiendo muchos equipos de la Chinese Super League (CSL), incapaces de rentabilizar algunas de las inversiones que se estaban realizando. El objetivo, a la práctica, es que no se “inflen los precios” y se “busquen éxitos a corto plazo”. Además, el dinero que se recauda con este impuesto se destinará a “la formación de futbolistas jóvenes, la promoción de este deporte y las actividades benéficas a través del fútbol”.

 

Por poner un caso práctico: el fichaje de Óscar por el Shanghai SIPG procedente del Chelsea FC hubiera supuesto que, además de los 70 millones que se pagaron al club británico, se abonara una cuantía idéntica al Gobierno, haciendo inviable en realidad cualquier operación.

 

Esta decisión se suma a la adoptada en enero, por la que cada equipo sólo podrá alinear a un máximo de tres jugadores foráneos sobre el terreno de juego, uno menos de lo hasta ahora permitido. La normativa permite que los clubes tengan un tope de cinco futbolistas en su plantilla que no hayan nacido en el país, pero sólo tres pueden estar jugando al mismo tiempo. No obstante, se abre la mano para que fichen más talento en Europa, ya que se elimina la obligación de uno de los extranjeros sea de otro país de Asia. Se mantiene la obligación, además, de que al menos dos menores de 23 años formen parte de la estructura del primer equipo y que, al menos uno, juegue siempre de inicio.