26 Jun 2022 | 00:44

Líder en información económica del deporte

Entorno

Bruselas rebaja su previsión de crecimiento para España al 4% en 2022

En sus previsiones de primavera, la Comisión Europea señala que la recuperación económica se mantendrá en España a pesar de la guerra en Ucrania. El órgano estima que la inflación se situará en el 6,3% a final de año.

 
Bruselas rebaja su previsión de crecimiento para España al 4% en 2022
La CE sostiene que el crecimiento económico se acelerará a partir del tercer trimestre de 2022 debido a una mayor rapidez en la ejecución de inversiones y una reactivación del consumo privado.

Palco23

16 may 2022 - 13:12

Bruselas rebaja sus previsiones para España. La Comisión Europea (CE) estima que la economía española se expandirá un 4% en 2022, 1,6 puntos porcentuales menos que en su última proyección realizada en febrero, antes del inicio de la guerra. A pesar del recorte del Producto Interior Bruto (PIB), desde la CE sostienen que la recuperación de la economía española se mantendrá a pesar de la disrupción creada por la guerra en Ucrania.

 

Bruselas calcula que la economía española recuperará sus niveles precrisis a mediados de 2023, cuando el PIB aumentará un 3,4%. Para ello, la Comisión confía en la fuerte recuperación del turismo, que señala que ha sido “el principal motor de la economía desde verano de 2021 y se prevé que continúe creciendo en 2022”.

 

Por su parte, el Gobierno recortó a finales de abril su previsión de crecimiento para la economía española este año, pasando del 7% al 4,3%, mientras que estiman que la inflación cerrará el año en el 2% y el paro por debajo del 10%.

 

Así, la CE sostiene que el crecimiento económico se acelerará a partir del tercer trimestre de 2022 debido a una mayor rapidez en la ejecución de inversiones y una reactivación del consumo privado. Esta reactivación se apoyará en la “solidez del mercado laboral y el ahorro acumulado durante la pandemia”.

 

 

 

Sin embargo, la comisión puntualiza que también se espera el deterioro del poder adquisitivo de los hogares en un contexto de alta inflación, lo que será un lastre. En cuanto al consumo privado, se prevé que se mantenga por debajo del nivel prepandemico.

 

La comisión calcula que la inflación en España se situará a finales de año en el 6,3%, impulsada por el coste de la energía. Para 2023, los efectos de la inflación en la energía reducirán el Índice de Precios de Consumo (IPC) anual al 1,8%. Por su parte, la inflación subyacente se situará en el 3,9% en 2022 y se moderará hasta el 2,7% en 2023.

 

Sobre el empleo, la institución apunta que el mercado laboral ganó resiliencia durante la pandemia a través de los Expedientes de regulación temporal de empleo (Ertes). Para este año, estima que el paro se situará en el 14,8%, mientras que, en 2023, la tasa de desempleo en el país será del 13%. Sobre los salarios, la Comisión señala que aumentarán, pero a un menor ritmo que la inflación.

 

En el total de la zona euro, la Comisión apunta que el PIB aumentará un 2,7% en 2022 y un 2,3% en 2023, frente a las previsiones del pasado febrero, que situaban la expansión económica europea en el 4% en 2022 y en 2,8% en 2023.