01 Dic 2021 | 06:30

Líder en información económica del deporte

Entorno

Brexit, día 1: la libre circulación de jugadores en la Premier League, en jaque

Reino Unido ha votado abandonar la Unión Europea sin acuerdo, una situación que podría suponer su salida del territorio del Espacio Económico Europeo.

Patricia López

31 ene 2020 - 04:59

Brexit, día 1: la libre circulación de jugadores en la Premier League, en jaque

 

 

El 31 de enero de 2020 pasará a la historia por ser el día en que Reino Unido consumó la salida definitiva de la Unión Europea. Será oficial hoy a las 23:00 hora británica, a medianoche en España. La desvinculación pone fin a casi medio siglo de relación, pero, pese a la ausencia de un Brexit pactado, desde el Consejo Europeo se espera que, aunque “las cosas cambiarán inevitablemente, nuestra amistad permanecerá: empezamos un nuevo capítulo como socios y aliado”, apuntó el presidente del Consejo, Charles Michel. Una de las industrias deportivas que podría verse más afectada por el Brexit sin acuerdo es la del fútbol.

 

Si hay algo a lo que teme Premier League es a que la desvinculación sin acuerdo ponga fin a la libre circulación de los trabajadores, es decir, los jugadores, entre la Unión y Reino Unido. Es un país que acoge a más de 300 futbolistas extranjeros, la mayoría de ellos procedentes de Europa. Ya lo advirtió la vicepresidenta del West Ham, Karren Brandy, en 2016, cuando aseguró que “cortar los lazos con Europa tendría unos efectos devastadores para los clubes en el aspecto económico y de competitividad”.

 

En una liga en la que sólo el 30% de los jugadores son locales, la Federación Ingresa (FA) no ve con malos ojos esta posibilidad. “Puede ser positivo; ahora mismo hay más de un 30 % de jugadores ingleses en la Premier y queremos seguir mejorando eso”, afirmó Les Reed, director técnico de la FA.

 

 

 

 

El responsable aseguró que quiere que la Premier League continúe siendo “la mejor liga del mundo”, al tiempo que sirva para que los jugadores jóvenes ingleses tengan oportunidades. Una muestra del impacto que tendría una restricción a la libre circulación es que se trata de una liga en la que el 64,3% de todos los minutos de 2018-2019 fueron disputados por jugadores extranjeros y apenas el 9,3% del tiempo de juego fue acaparado por los canteranos.

 

Si se limita la libre circulación de futbolistas, los equipos deberán apostar por la cantera, y eso es sinónimo de ofrecer más oportunidades al talento local. Es algo que la FA lleva año queriendo potenciar endureciendo las cuotas de jugadores locales. La idea es reducir de diecisiete a doce el número de futbolistas extranjeros por plantilla, una medida que afectaría a los grandes equipos de la Premier, que suelen fichar talento de fuera de Reino Unido, como el Manchester City, el Chelsea FC y el Arsenal FC.

 

Ante esta situación, los clubes buscarían adelantar la incorporación de las jóvenes promesas no británicas, pues para que un jugador sea formado localmente deben haber pasado al menos tres años en la cantera de un club antes de cumplir los 21 años. No será un procedimiento sencillo, ya que la Fifa aprobó en 2015 una normativa para evitar los traspasos de menores para evitar mercadear con ellos antes de que cumplan los 18 años.

 

Con todo, el organismo presidido por Gianni Infantino permite el traspaso de jugadores de entre 16 y 18 años en el territorio del Espacio Económico Europeo (EEE), y, tras un Brexit sin acuerdo, no se plantea la continuidad de Reino Unido en dicho espacio. “Esto puede suponer un punto de inflexión si abandona el EEE”, explica Félix Plaza, socio de Garrigues y director de su centro de estudios. En otras palabras: para que los clubes puedan fichar a jugadores de entre 16 y 18 años, la Fifa tendría que modificar su normativa de fichajes una vez consumado el Brexit.

 

Tampoco está claro que este proceso vaya a favorecer a LaLiga frente a la Premier League, “salvo que se establezcan restricciones de cupo en Reino Unido y la balanza neta de traspasos de jugadores españoles/británicos sea favorable para LaLiga”, advierte.

 

Otros analistas advierten que si la Premier se resfría con la salida del país de la Unión Europea (UE), el resto del continente lo notará de forma automática, especialmente España. Se trata del país de fuera de las islas que más jugadores ha enviado hacia allí en los dos últimos veranos, con 58 en 2018 y 67 en 2019. El podio es compartido con Escocia y Gales, que rápidamente pierden cada año a sus jóvenes promesas.

 

La Premier sostiene que la internacionalización de las plantillas ha sido clave para su expansión lejos de sus fronteras, pues ha permitido revalorizar el precio de los derechos de televisión en distintos países, donde prima más el seguimiento de un jugador local que la propia competitividad de los equipos. Y, de no poder fichar de extranjero al ritmo que venía haciéndolo, el valor audiovisual internacional de la competición caerá.

 

 

Exportaciones deportivas y la industria del fitness, alerta

 

Reino Unido apenas representa una pequeña fracción de las ventas españolas de artículos deportivos, un 3,5%. Aun así, se trata de un negocio que alcanzó 35 millones de euros a cierre del tercer trimestre, un 6% más que en el mismo período del año anterior. Por otro lado, el 88% de las compraventas que realizan las islas británicas proceden únicamente de cinco países: Alemania, Bélgica, Italia, Países Bajos y Francia. Es decir, pese a que los efectos aún son difíciles de cuantificar, España podría ser uno de los mercados que menos acusen el golpe.

 

 

Las cadenas británicas de gimnasios, por su parte, afrontan el proceso de desconexión aprovisionando recursos para adquirir equipamiento en un contexto de subida de aranceles, y tanteando su expansión en el Viejo Continente y Asia-Pacífico. De hecho, Pure Gym, el principal operador del segmento low cost y la cadena con más clubes en Reino Unido, ha adquirido Fitness World, con la que se ha expandido en Dinamarca, Polonia y Suiza.