16 Ene 2022 | 11:54

Líder en información económica del deporte

Entorno

Brecha creciente y dependencia de la TV: radiografía del negocio del fútbol en Europa

Marc Menchén

13 ene 2017 - 05:00

Televisión, taquilla y comercialización. Son los tres pilares que sustentan la industria del fútbol en Europa, aunque la importancia de cada uno de ellos en la estabilidad de las competiciones nacionales varía mucho en función del país. Así se desprende del último The European Club Footballing Landscape, el principal documento que elabora la Uefa para analizar las finanzas del fútbol europeo.

 

En él, se puede apreciar que La Liga es uno de los torneos más diversificados, aunque todavía lucha por ser un actor dominante en una industria que en 2015 generó más de 16.900 millones de euros. Esta cifra representa que la facturación se ha doblado sólo desde 2004, y multiplicado por seis desde 1996.

 

La Uefa atribuye a los derechos audiovisuales el fuerte aumento del negocio general, que, además, ha provocado un aumento de la brecha en comparación con las competiciones más modestas. "El crecimiento ha sido más irregular en la parte baja de la clasificación, donde los clubs de países con poblaciones más pequeñas no se han beneficiado de niveles similares de crecimiento de la televisión", señala. Es más, "los ingresos medios en Austria, Dinamarca, Grecia, Holanda, Noruega, Portugal y Escocia han disminuido o aumentado sólo marginalmente".

 

 

 

En este escenario, la Premier League continúa siendo, de calle, la competición doméstica que más factura, con 4.406 millones de euros. No obstante, es junto a la Serie A la que tiene una mayor dependencia de los ingresos por retransmisiones, con un peso del 50% sobre el total del negocio ordinario, es decir, excluyendo los fichajes. Se trata del principal carburante de los clubs británicos, ya que casi les permite generar tantos recursos como La Liga y la Bundesliga de forma conjunta.

 

De hecho, la distribución de ingresos de La Liga se asemeja bastante a la media del conjunto de torneos europeos: 34% por televisión; 9% por pagos de la Uefa; 24% por patrocinios; 9% por área comercial; 16% por taquilla, y 8% por otros ingresos.  El campeonato español se cuela en la mayoría de podios, aunque siempre en tercera posición. Alemania le sobrepasa en facturación por taquilla, pero también por el área comercial, debido a la importancia que dan las multinacionales alemanas al apoyo al deporte y al tirón de los equipos ingleses por su amplia cobertura mediática internacional. Según la asociación, la factura comercial individual en la Premier dobla a la de España.

 

Es en este apartado en el que la organización ve más riesgos para mantener la igualdad de oportunidades sobre el terreno de juego, ya que "los 15 principales clubs de este análisis han añadido 1.514 millones de euros de patrocinio y de ingresos comerciales en los últimos seis años (+148%), frente a los 453 millones de euros añadidos por el resto de los 700 clubes europeos (+17%)", según la Uefa.

 

La organización atribuye el aumento de esta brecha a que "hace una década, el patrocinio y los ingresos comerciales se concentraron en los contratos de patrocinio de la camiseta y de proveedor técnico, algunos productos de merchandising y un pequeño número de acuerdos de patrocinio locales. Para la gran mayoría de los clubes este sigue siendo el caso, pero para la docena de superclubs globales, los departamentos de patrocinio y comercial se están expandiendo y el patrocinio y las asociaciones comerciales están siendo cortadas y segmentadas en un número cada vez mayor y más lucrativo de acuerdos".

 

Esta circunstancia ha hecho que, incluso dentro de las grandes ligas, existan importantes brechas, y España no es una excepción, con Real Madrid y FC Barcelona generando el 50% de las ventas. Poco a poco ha ido ganando fuerza el Atlético de Madrid, uno de los clubs que desde 2008 se ha incorporado a la lista de entidades que facturan más de 100 millones de euros por temporada, y que ha pasado de 22 a 46 equipos en 2015.

 

Los treinta clubs más importantes del Viejo Continente representaban en 2015 el 49% de todo el negocio, con 8.200 millones de euros. El podio lo lideran Barça y Madrid, aunque la Premier es predominante con trece representantes gracias al contrato audiovisual anterior, que ya representó un fuerte salto cuantitativo.

 

 

 

Una brecha de ingresos que se traslada a la capacidad de gasto

 

La fuerte brecha que han abierto los derechos audiovisuales domésticos se han trasladado a la capacidad de inversión de los clubs en sus propias plantillas. La Uefa estima que el gasto medio de cada club de la Premier asciende a 134,5 millones de euros, y por primera vez dobla a varios de sus competidores: 69,5 millones en la Bundesliga, 65,5 millones en la Serie A y 61,9 millones en La Liga.

 

El Barça, una de las organizaciones que siempre ha admitido el riesgo del incremento de su masa salarial, figura en lo alto de la clasificación, con un alza del 37% y 340 millones de euros; el Real Madrid se anotó un alza del 7% y 289 millones, evidenciando que la española es la más desigual en términos de gasto en plantilla, con múltiplos que rondan las cinco veces. Este nivel sólo es equiparable al del Paris Saint-Germain (PSG), que destina 5,3 veces más que sus rivales de la Ligue-1.

 

El diferencial en Alemania e Italia se sitúa por encima de tres veces, debido al poder de Bayern de Múnich y Juventus, mientras que en Inglaterra está probado que su reparto de los derechos de televisión es de los más equilibrados, con un ratio que apenas se sitúa en dos veces.