21 May 2022 | 04:39

Líder en información económica del deporte

Entorno

Bélgica y Bolivia se quedan fuera de la puja por el Mundial de fútbol femenino de 2023

Ninguna federación europea ha presentado candidatura para un certamen en el que sí han presentado oferta Brasil, Argentina, Colombia y Japón. Las dos corea pujarán juntas para albergar la cita.

Palco23

03 sep 2019 - 16:15

Empieza la carrera por adjudicarse la organización del Mundial de fútbol femenino 2023. La Fifa ha anunciado a las ocho federaciones nacionales compiten por albergar el torneo, y entre ellas no están Bélgica ni Bolivia. La federación belga mostró interés en organizar la cita, pero después de que Francia se adjudicada la edición de 2019, el ente regulador ha optado por estudiar las propuestas de federaciones no europeas.

 

Entre las opciones que baraja la federación internacional están Brasil, Argentina y Colombia, en América del Sur; Australia y Nueva Zelanda en Oceanía; Japón y Corea del Norte junto a Corea del Sur, que prepararán una candidatura conjunta, por parte de Asia, y Sudáfrica.

 

Las ocho federaciones tienen hasta el 13 de diciembre de 2019 para presentar su propuesta a la Fifa, en la que detallen en qué instalaciones valoran organizar los partidos, con un mínimo de ocho complejos. Al menos un estadio deberá contar con una capacidad mínima de 55.000 asientos para albergar el partido inaugural y la final. Además, deberán explicar la previsión de facturación a través de la venta de entradas, hospitality, merchandising y comida y bebida durante los días de partido.

 

En la edición de 2023, el Mundial contará con 32 selecciones participantes, en lugar de 24 equipos. El cambio de formato ha sido aprobado por unanimidad y lleva aparejado un importante aumento del presupuesto, que ascenderá a 89 millones de euros. Además, se propone doblar el presupuesto para premios, que en la última edición fue superior a 30 millones de euros. Además, obligará a los países candidatos a modificar sus propuestas, pues se necesitarán más estadios.