Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 18 Septiembre 202019:30:09

Buscador

;Menu
h Entorno

Becker (I-Con Sports): “Cada vez más deportistas utilizan el deporte como vía para formarse académicamente en EEUU”

Marc Becker, fundador de una compañía de intermediación entre deportistas de élite y universidades estadounidenses, desgrana los entresijos del reparto de becas deportivas en EEUU.

08 Feb 2018 — 04:58
P. López
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

Los departamentos de atletas de las universidades de EEUU se financian a través de la venta de entradas, de los derechos audiovisuales y el merchandising

 

 

Estados Unidos es probablemente el país que mejor acopla la formación universitaria con la deportiva. Presupuestos multimillonarios, programas académicos y deportivos a medida para dar el salto a profesional, y becas que, en el mejor de los casos, están valoradas en 70.000 dólares al año. “Los jugadores ven esta opción como un trampolín para formarse más y dar el salto al mundo profesional, pero cada vez más atletas optan por usar el deporte como puente para acceder a una universidad de prestigio con el fin de formarse”, asegura Marc Becker, fundador y consejero delegado de I-Con Sports, además de extenista de élite. 

 

Desde 2003, la compañía ejerce de intermediador entre las universidades norteamericanas y los jóvenes deportistas que quieren compaginar estudios y deportes. La empresa tiene un convenio con la Rafa Nadal Academy para llevar a sus jugadores a las univesidades estadounidenses. Sólo en Estados Unidos existen 1.782 universidades que ofrecen programas académicos y deportivos a 477.752 atletas, el 59,2% hombres. El directivo ha cerrado un acuerdo con la Fundación Rafa Nadal para ofrecer una beca extra de de entre 3.000 euros y 11.000 euros a los jugadores que no han conseguido una beca total.

 

¿Conseguir una beca deportiva en Estados Unidos se ha convertido en una opción cada vez más real de cara a dar el salto profesional?

 

Sí, aunque es un fenómeno más actual de lo que parece. Recuerdo que hace quince años los tenistas, por ejemplo, no contemplaban la opción de las becas universitarias como trampolín hacia la profesionalidad. Y eso, pese a que el tenis tradicionalmente sí ha sido un deporte en el que los atletas españoles podían dar el salto a EEUU. Ahora está más a la orden del día.

 

 

 

 

¿La beca es una herramienta para formarse en lo estrictamente deportivo o cada vez tiene más peso la formación académica?

 

En los últimos años ha ganado importancia la tendencia académica, que antes no tenía tanto peso. Cada vez hay más deportistas que enfocan la universidad en Estados Unidos como una oportunidad de cursar una carrera en una institución de prestigio. Es decir, utilizan el deporte no ya como un puente hacia el salto profesional, sino como una vía que les permite estudiar en mejores universidades.

 

¿Qué más intangibles aporta el sistema de EEUU?

 

El departamento de atletas de cada universidad tiene mucho potencial económico, se garantiza el seguimiento deportivo, los tratamientos de rehabilitación… Como deportista, te dan todas las facilidades del mundo para que no te preocupes de nada más excepto de jugar y estudiar.

 

¿Cómo se financia el departamento de atletas de cada universidad?

 

Los recursos provienen de la venta de entradas, el merchandising y los derechos de televisión. Hay canales de televisión que sólo emiten partidos de las ligas universitarias, lo que genera una importante fuente de ingresos. Sólo las universidades más pequeñas reciben ayuda de la institución académica.

 

 

 

 

¿Cómo funciona el sistema de becas para deportistas en la NCAA?

 

Depende de su nivel deportivo y académico. Las universidades en Estados Unidos cuestan desde 22.000 dólares a 75.000 dólares al año. Las privadas cuestan más, mientras que las estatales, como UCLA, están en torno a 35.000 dólares. La cantidad económica que cada universidad destina a las becas depende del número de jugadores necesarios para cada equipo, pero también del nivel de la institución. Por ejemplo, el nivel deportivo suele ser más alto en la división I de la NCAA y por lo tanto las universidades que juegan ahí tienen más recursos. Como consecuencia, pueden repartir más becas.

 

El número de ayudas a repartir, ¿depende del tipo de deporte?

 

Está íntimamente relacionado porque una disciplina para la que se exija un equipo de más jugadores, tendrá más recursos y becas a repartir.  Los equipos de fútbol americano cuentan con cien jugadores y se reparten ochenta becas aproximadamente. Los de soccer cuentan con entre 22 y 28 jugadores, y se reparten diez.

 

 

Las universidades norteamericanas no cuentan con equipos femeninos de fútbol americano y béisbol. ¿De qué modo afecta esto al resto de deportes?

 

Para compensar, se aumenta el cupo de becas entre los equipos femeninos respecto a los masculinos. De este modo, el máximo de becas por equipo de tenis masculino en la NCAA es de 4,5 a repartir entre diez jugadores, mientras que los conjuntos femeninos, formados por una media de nueve jugadoras, cuentan con ocho. De ahí que cada vez haya más jugadoras jóvenes españolas que aprovechan la ocasión de marcharse a Estados Unidos.

 

 

 

 

¿Quién decide cómo repartir las cantidades económicas?

 

El entrenador del equipo es el encargado. Él valora a quién ofrece beca total o si le conviene ofrecer el 25% o el 50%. Esta fragmentación le permite repartir la ayuda económica entre más jugadores, o limitarla a un selecto grupo. Todo depende de las necesidades del equipo, de la calidad del deportista, y de sus notas académicas.

 

¿Los expedientes académicos forman parte del juego?

 

Sí, sin duda. De hecho, un deportista que reciba el 50% de la beca deportiva, puede conseguir costearse el resto de la carrera y de su estancia en la universidad si tiene buenas notas, consiguiendo otra beca académica por el otro 50%. Es decir, los estudiantes pueden combinar la ayuda deportiva con la académica, pero en ambos casos deben justificarla con resultados. Un estudiante que en la prueba de selectividad SAT obtenga entre 1.200 y 1.600 puntos puede conseguir beca académica. De ahí que muchas academias de tenis formen a sus jugadores siguiendo el modelo norteamericano con el fin de superar este examen.

 

Estados Unidos cada vez mira más a Europa a la hora de captar talento para sus principales ligar de soccer y baloncesto. ¿En qué deportes está aumentando más el interés por seleccionar a deportistas españoles?

 

Donde más ha aumentado es el fútbol once, tanto masculino como femenino. En baloncesto ocurre lo opuesto porque la competencia y el nivel es mayor, y las universidades no se ven con la necesidad de atraer talento del extranjero, algo que sí ocurre con el soccer.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...