19 May 2022 | 10:43

Líder en información económica del deporte

Entorno

Barcelona cambia de fórmula: apuesta por el ‘outdoor’ frente al mar y por el ‘sportstech’

La capital catalana apostará por el deporte al aire libre en el frente marítimo de Barcelona en su proyecto denominado Pabellón Azul, por lo que el consistorio apostará por desarrollar el frente litoral de la ciudad.    

Barcelona cambia de fórmula: apuesta por el ‘outdoor’ frente al mar y por el ‘sportstech’
El sector deportivo en Barcelona representa el 2,6% del Producto Interior Bruto (PIB) de la ciudad y sólo el FC Barcelona, representa un 1,3% del PIB, según ha señalado Escudé.

M. L-E.

03 feb 2022 - 05:00

Barcelona reformula su apuesta deportiva. El futuro de la capital catalana pasa por dos aspectos: utilizar el litoral de la ciudad como gimnasios al aire libre y convertirse en una capital del sportstech, según ha explicado David Escudé, concejal de deportes del Ayuntamiento de Barcelona, durante la conferencia Pasado, presente y futuro del deporte a Barcelona, organizada por el Col·legi d'Economistes de Barcelona. 

 

La capital catalana apostará por el deporte al aire libre en el frente marítimo de Barcelona en su proyecto denominado Pabellón AzulEn particular, el consistorio quiere desarrollar el frente litoral de Barcelona, vinculando sus equipamientos con el mar y la playa y potenciando las modalidades deportivas de playa y mar. “Reabriremos la ciudad al mar, impulsando programas divulgativos y educativos, incidiendo especialmente en la población joven”, ha avanzado Escudé.

 

El otro gran proyecto del consistorio pasa por ser un hub del deporte, impulsado por el sector del sportstech en la ciudad. El plan pasa por convertir Barcelona en un “referente internacional en innovación tecnológica en el deporte”. El político ha recordado que Barcelona es la sexta ciudad de Europa en número de start ups deportivas, que representan un 2,1% del total.

 

Asimismo, Escudé ha reafirmado la voluntad de continuar siendo sede de “grandes eventos internacionales con sentido” y ha destacado que tener unos Juegos Olímpicos de Invierno en 2030 será “una oportunidad única”.  “Hay que recetar deporte, marcaremos unos pilares que serán el futuro económico y deportivo de la ciudad”, ha sentenciado.

 

 

 

 

El sector deportivo en Barcelona representa el 2,6% del Producto Interior Bruto (PIB) de la ciudad y sólo el FC Barcelona, representa un 1,3% del PIB, según ha señalado Escudé. Barcelona tiene un total de 1.892 empresas de deporte y 2.517 entidades deportivas, mientras que el 78% de ellas son clubes y asociaciones deportivas. El deporte, en total, genera un impacto económico de 2.117 millones de euros: 1.275 millones provienen del sector empresarial;  800 millones, de entidades (759 millones del FC Barcelona), mientras que para el Ayuntamiento de Barcelona, supone 35 millones de euros.

 

El sector del deporte en Barcelona factura 5,8 millones de euros al día y un 26,3% de las empresas de la capital son exportadores, un porcentaje muy superior al 7% que hay, de media, en Cataluña. De media, una empresa en Barcelona tiene una facturación de 284.000 euros y cuatro trabajadores; y un 42% están enfocadas al servicio de actividades.

 

En total, la ciudad cuenta con 15.300 trabajadores en entidades deportivas y 12.300 empleados en empresas deportivas que suman un total de 27.600 trabajadores asalariados. Además, hay un total de 35.000 voluntarios; de hecho, un 72,6% de las entidades se acogen a esta figura para sobrevivir. De media, las entidades de Barcelona tienen un presupuesto de menos de 25.000 euros, con cinco trabajadores y diez voluntarios, y 80 socios.

 

Por otro lado, la formación deportiva mueve 33,2 millones de euros en la ciudad, con setenta títulos relacionados en el deporte, siendo el fútbol y los deportes de invierno los que copan la mayor parte de este.

  

Durante la presentación, Escudé ha recordado todas las medidas que ha puesto en marca el consistorio para hacer frente al impacto del Covid-19; que implicó un incremento de la morosidad del 65,8% en las empresas del sector, así como una reducción de la liquidez del 23,4% respecto a febrero de 2020. Cada centro deportivo de la ciudad finalizó el ejercicio del Covid-19 con una caída media de la facturación del 53%.