06 Dic 2021 | 10:19

Líder en información económica del deporte

Entorno

Business Women Empowerment

Armas (LET): “Antes una mujer directiva era un unicornio y aún lo es, pero sorprende menos”

Alexandra Armas, recientemente elegida como consejera delegada del Ladies European Tour (LET), asegura que las barreras de entrada ya no son tan elevadas y se ha naturalizado la presencia de mujeres en los puestos de responsabilidad y toma de decisiones en la industria del deporte.

Álvaro Carretero

06 mar 2020 - 04:53

Armas (LET): “Antes una mujer directiva era un unicornio y aún lo es, pero sorprende menos”

Alexandra Armas, consejera delegada del Ladies European Tour.

 

Alexandra Armas es una de las ejecutivas españolas que más posiciones ha escalado en las competiciones deportivas internacionales. Consejera delegada del Ladies European Tour desde enero de 2020, asegura que las barreras que se encuentran las mujeres para acceder a los puestos de máxima responsabilidad en el deporte han disminuido, pero aún son elevadas. Para ella, que ha competido en golf durante años antes de saltar a los despachos, el primer paso es naturalizar la práctica y el consumo entre las mujeres para que puedan plantearse como salida profesional realizar su carrera dentro de la industria deportiva.

 

 

Pregunta: ¿Cree que la mujer está suficientemente empoderada en el mundo económico? ¿Y en el sector del deporte en concreto?

 

Respuesta: En Europa no existe apenas representación ni en el deporte ni en los sectores económicos. Igual depende del deporte, pero a la mayoría de las conferencias y reuniones a las que voy los altos ejecutivos son siempre hombres. Creo que en Estados Unidos está mejor, sobre todo entre las empresas cotizadas, pero no vivo el día a día desde allí para afirmarlo de forma categórica.

 

P.: Según su experiencia, ¿hay igualdad de oportunidades entre las mujeres y los hombres en los órganos de dirección de lasorganizaciones deportivas?

 

R.: Yo tengo a 300 jugadoras que son mis jefas, pero cuesta encontrar a mujeres al frente. Así que diría que no, aún no las hay. De hecho, me cuesta pensar en otros deportes o competiciones que tengan una mujer al frente. Aun así, hay una iniciativa interesante como el Women in Golf Charter, que busca conseguir que haya muchas más mujeres dentro del deporte.

 

 

 

 

P.: Su regreso al Ladies European Tour, el nombramiento de Lozano en el CSD, o que Wimbledon haya nombrado consejera delegada a Sally Bolton... ¿Está el deporte más abierto a elegir a talento femenino al frente de las organizaciones deportivas? 

 

R.: Yo sí creo que está más abierto, ya no extraña tanto ver a mujeres en las competiciones. Antes una árbitro mujer o una directiva era un unicornio; ahora igual lo sigue siendo, pero sorprende menos. Se está haciendo un esfuerzo y cada vez que se anuncia una mujer más, más nos acostumbramos a su presencia, pero debe tener recorrido para hacer ruido.

 

P.: ¿Cree que el fomento de la actividad física entre las mujeres y en la élite del deporte ayudará a que en futuro haya más mujeres directivas en las organizaciones deportivas?

 

R.: Por mi experiencia, lo primero tenemos que conseguir es que más mujeres participen en más deportes. Que sea más natural que las mujeres se sientan deportistas, no digo sólo profesionales, sino practicantes. Esa barrera aún está vigente, aunque se ha ido diluyendo mucho con los años. Cuando una persona tiene afinidad por el deporte, es más fácil que te plantees trabajar ahí. Cuando yo estudiaba, muchas mujeres ni se lo planteaban, y seguro que muchas que no son aficionadas o practicantes siguen sin contemplarlo como opción porque lo sienten ajeno, pero sí conciben dar el salto a otro sector que pueda ser desconocido.

 

P.: El CSD exige a las federaciones mayor representación de mujeres en las juntas para recibir subvenciones. ¿Le parece que la discriminación positiva es necesaria?

 

R.: Cualquier cosa que sea una cuota es complicada. Las cosas deberían pasar de forma mucho más orgánica y natural, pero es que eso no va a pasar, así que es necesario aprobar medidas antinaturales para romper ese círculo vicioso. Aun así, considero que tener una cuota siempre va a generar el argumento de que esa persona ha llegado al trabajo porque ha entrado por obligación, no por méritos, pese a que también los tenga.

 

 

P.: ¿Es necesario que existan referentes para inspirar a que otras mujeres hagan carrera en el deporte?

 

R.: Es importante asumir esa responsabilidad. Si las que estamos intentamos poner de nuestra parte para cambiarlo, podemos sumar. Pero claro, es que eso también es una carga añadida. Nosotras, como cualquier hombre, tenemos nuestro trabajo, y la actividad del día a día es frenética y no deberíamos sentir esa carga extra de asumir responsabilidades para construir referentes. O, al menos, no en una sociedad justa. Aunque también es cierto que debería ser una carga compartida, que no llevemos sólo las mujeres, sino entre todos, porque cualquiera dentro de sus posibilidades puede sumar para hacer una sociedad igualitaria.