Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Sábado, 17 Agosto 201919:09:34

Buscador

;Menu
h Entorno

Andalucía: un modelo enfocado al turismo con el golf como deporte rey

La comunidad, que tiene la segunda mayor masa de federados a nivel nacional, con 526.518 deportistas, ha basado su modelo deportivo en el turismo, en el que el golf, el motociclismo y las estaciones de esquí son el motor del desarrollo.

11 Mar 2019 — 04:59
Álvaro Carretero
Compartir
Me interesa

La comunidad, que tiene la segunda mayor masa de federados a nivel nacional, con 526.518 deportistas, ha basado su modelo deportivo en el turismo, en el que el golf, el motociclismo y las estaciones de esquí son el motor del desarrollo.

 

 

El deporte andaluz ha vivido notables éxitos en los últimos años. Desde los oros mundiales de Carolina Marín y Regino Hernández, a los títulos europeos del Sevilla FC o el Unicaja de Málaga. Andalucía ha aprovechado la presencia internacional de sus clubes y deportistas para situarse en el mapa del turismo deportivo, donde el golf continúa siendo el deporte rey de la región. No obstante, hay vida más allá del deporte de élite, y Andalucía cuenta con 526.518 federados y un presupuesto de 20,5 millones de euros en 2018, equivalente al 5,4% del PIB del territorio, para impulsar la práctica deportiva. Así se desprende del primer capítulo de la serie que hoy inicia Palco23 para analizar semanalmente la salud del deporte en cada comunidad autónoma.

 

El cambio de color político en la Junta ha supuesto modificaciones en la cartera de Deporte, que se ha escindido de la consejería de Turismo para integrarse en la de Educación y ha puesto al frente a Javier Imbroda, ex seleccionador nacional de baloncesto. Entre las medidas propuestas en el programa electoral del Partido Popular (PP), se encontraban “la creación de un plan de inserción laboral de deportistas profesionales y otro para la integración de la mujer, la regulación del intrusismo profesional, el modelo de financiación público-privado a las federaciones y un programa de impulso a los eSports”. Ciudadanos, por su parte, no hacía referencia al deporte.

 

Manuel Jiménez Barrios, vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia en la anterior legislatura, destaca la influencia que tenido la Ley del Deporte andaluza, impulsada desde las políticas públicas y que “ha permitido aumentar en un 12% el número de andaluces que practican deporte de forma regular en la última década, una tasa que supera el 46%”. Además, destaca el exvicepresidente, “prácticamente todos los municipios cuentan con un polideportivo municipal y las mayores localidades disponen de piscinas cubiertas y otros equipamientos especializados e incluso centros de alto rendimiento”.

 

 

 

 

A falta de conocer los planes del nuevo Gobierno, la Junta ha realizado inversiones regulares para la modernización de sus instalaciones. En 2017 destinó 7,8 millones de euros para mejorar la red de pabellones deportivos en 88 municipios y en 2018 aprobó una línea de ayudas de un millón de euros para apoyar programas en edad escolar e iniciativas vinculadas a las personas con discapacidad.

 

Según los datos facilitados por la patronal de la construcción Seopan, Andalucía copó el 11,5% de la obra pública deportiva de España. En total, en la región se sacaron a concurso contratos para construir o remodelar centros deportivos municipales por valor de 54,8 millones de euros, de los cuales la Administración local aportó 48,7 millones de euros. El resto corrió a cargo de la Junta, con 5,5 millones de euros, y de la Administración estatal, con 653.000 euros.

 

Uno de los sectores que más han crecido en los últimos años es el fitness. En esta región, dos de los principales operadores son Deporocio, que tradicionalmente ha hecho negocio en el segmento concesional, y Synergym, que cuenta con once centros propios. En los últimos meses, Forus ha adquirido numerosos centros deportivos municipales y, aunque en la actualidad opera tres instalaciones, durante 2019 inaugurará al menos dos más.

 

 

 

La región sur de España es la que cuenta con mayor número de clubes, con 11.381, el 17% del total nacional, y la segunda comunidad que más licencias federativas suma, con 526.518 federados, equivalente a un 6% de una población de más de 8,4 millones de personas. Es decir, menos de uno de cada diez andaluces compite de forma reglada. Aun así, no es la comunidad autónoma en la que se produce un mayor gasto en equipamiento para la actividad física. El gasto medio por habitante fue de 109 euros en 2017, uno de los cinco importes más bajos a nivel nacional.

 

Entre las razones que explican este menor desembolso está el propio contexto coyuntural andaluz, con una tasa de paro del 21%, siete puntos porcentuales más que la media nacional, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Este contexto ha tenido como consecuencia la disminución interanual del salario medio del 3,8% en los últimos veinticuatro meses; su caída del poder adquisitivo se encuentra entre los cinco más bajos de las comunidades autónomas, según datos del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo. De hecho, su PIB per cápita es el segundo más bajo de España, con 18.557 euros, según el INE.

 

Por deportes, el fútbol es la disciplina dominante de la comunidad, con 151.121 federados, la región con más federados a nivel nacional gracias al impulso de las canteras y los proyectos de clubes como el Real Betis, Sevilla CF, Málaga CF, Granada CF, UD Almería y Cádiz CF, entre otros, y el Jaen FS en fútbol sala. Sin embargo, contrasta con otras disciplinas, como el baloncesto, donde Andalucía tiene 29.762 federados, la cuarta a nivel nacional, pese a contar con el Unicaja Málaga en la ACB y con el Real Betis, que descendió en 2018 a la LEB Oro.

 

 

 

 

Fuera de la alta competición de clubes, la caza ocupa un papel protagonista, con 90.016 licencias, casi cinco veces más que la media nacional, en una disciplina que exige el registro obligatorio para poder practicarla. En el ránking de importancia le sigue el golf, que cuenta con 43.515 jugadores, sólo superado en España por la Comunidad de Madrid.

 

Las modalidades de montaña, nieve y escalada, con 39.392 practicantes se sitúan en cuarto lugar, el primero en el ránking nacional, gracias a la estación de Sierra Nevada, que según las últimas previsiones podría generar 16 millones de euros en la producción económica y más de 1.500 empleos directos a través de la temporada de esquí y del Mundial de Snowboard celebrado en 2017.

 

Esta cita es sólo uno de los múltiples eventos deportivos de primer nivel que la Junta ha celebrado en su territorio durante los últimos años. Es una fórmula habitual para aumentar el reconocimiento de marca a nivel internacional y posicionarse como destino para los visitantes extranjeros. A falta de una base de practicantes que generen un mayor impacto en la industria del deporte, Andalucía ha apostado por el turismo deportivo como el motor del crecimiento. A los visitantes que acuden a sus pistas de esquí, se suman los que prefieren deportes menos agresivos, pero con una capacidad de gasto similar.

 

En este sentido, el golf es el deporte rey de la región a la hora de captar turistas de alto poder adquisitivo. En 2016 atrajo a 530.000 visitantes extranjeros, que dejaron un gasto diario de 117,5 euros con una estancia media de 10,8 días, según los últimos datos disponibles. En total, Andalucía tiene 102 campos de golf, de los cuales aproximadamente la mitad se ubican en la provincia de Málaga, y algo más del 20% en Cádiz. “Deporte y turismo es un binomio perfecto que contribuye al desarrollo y a generar riqueza. Eventos como el Valderrama Master son un escaparate ideal para hacer llegar las bondades de nuestra tierra”, declara Antonio Fernández, secretario general para el deporte de la Junta de Andalucía.

 

 

 

 

Como parte del plan de desarrollo de esta disciplina, el Gobierno declaró el año pasado al Andalucía Valderrama Masters como acontecimiento de excepcional interés público. De esta forma, las empresas que patrocinen el evento tienen los máximos incentivos fiscales durante los próximos tres años para facilitar la proyección de la imagen como destino turístico al mundo. De hecho, la última edición del master llegó a 400 millones de hogares de los cinco continentes y congregó a más de 41.000 aficionados.

 

La estrategia de asociación de turismo y deporte no solo pasa por las activaciones en su propio territorio. El Gobierno trabaja de la mano con los clubes profesionales para llevar el nombre de Andalucía por todo el continente. Precisamente, al tratarse de equipo que compiten a lo largo del año en diferentes partes de Europa, no están sujetos a fechas concretas o a la estacionalidad, como los eventos de golf, motociclismo o esquí, y en el Palacio de San Telmo han encontrado una nueva fórmula para ganar una mayor visibilidad internacional.

 

Recientemente, Juan Marín, actual consejero de Turismo, acudió al partido que el Unicaja de Málaga disputaba en la Eurocup contra el Alba Berlín y llenó cada asiento del pabellón con cartelería que fomentaba el turismo en Andalucía, además de inaugurar el partido con una entrega de productos típicos a los dirigentes del club alemán. "Vamos a hacer un gran esfuerzo para recuperar el turismo alemán perdido en 2018. Aunque sea poco no nos conformamos", afirmó Marín en el encuentro.

 

 

 

 

Otra de las grandes citas del turismo deportivo andaluz es el circuito de Jerez, una de las pruebas históricas del calendario de MotoGP, que se ha convertido en uno de los principales escaparates de la región para proyectar su imagen a nivel internacional. La prueba generó un impacto económico de 28 millones de euros en la ciudad, con 120.000 moteros desplazados y una audiencia de 16 millones de espectadores. El año pasado, la Junta aprobó abonar 12,5 millones de euros a Dorna para retener la celebración del Gran Premio hasta 2021 y tener presencia publicitaria durante la carrera.

 

Sin embargo, más allá de las competiciones que año tras año mueven los engranajes del sector deportivo andaluz, la Junta y los diferentes Ayuntamientos han reforzado su apuesta por albergar diferentes torneos y competiciones en los próximos años, de la mano del crecimiento de sus equipos en las competiciones domésticas e internacionales.

 

Prueba de ello es la celebración de la final de la Copa del Rey de fútbol en Sevilla en 2019 y la de baloncesto en Málaga en 2020. El estadio Benito Villamarín volverá a albergar la copa 18 años después y será la cuarta vez que la capital andaluza acoge este torneo. Por otro lado, el pabellón Martín Carpena también será la sede por cuarta vez la Copa de la ACB y de la Copa de España de la Lnfs. Además, el Gobierno ha dado su apoyo para que el Ramón Sánchez Pizjuán (Sevilla) se presente como candidato para acoger la final de la Uefa Europa League de 2021. En definitiva, Andalucía se ha posicionado como una comunidad donde turismo y deporte han desarrollado una fuerte alianza para impulsar el crecimiento y la economía de la comunidad.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...