Líder en información económica del deporte

Entorno

Business Women Empowerment

Aislamiento vs ‘networking’: impacto del Covid-19 en el empoderamiento femenino

Ejecutivas de la moda, el real estate, el deporte, las finanzas y la consultoría protagonizan el cuarto almuerzo anual de directivas de Business Women Empowerment, en el que analizaron las consecuencias de la pandemia.  

Aislamiento vs ‘networking’: impacto del Covid-19 en el empoderamiento femenino
El proyecto arranca de nuevo en 2022 tras la pausa obligada por la pandemia con un completo programa de encuentros de networking

C. de Angelis

08 mar 2022 - 05:00

Efectivos positivos, sí, pero también nuevos riesgos latentes. La pandemia ha dejado un reguero de oportunidades para el empoderamiento femenino en el mundo de la empresa, pero también efectos perniciosos que pueden detener el creciente acceso de las mujeres a los ámbitos de poder. Superados los ciclos más complejos del Covid-19, también afloran de nuevo retos ya conocidos, desde el trabajo en la autoestima de las mujeres profesionales a la necesidad de mayores redes de apoyo.

 

Son algunas de las ideas planteadas en la cuarta edición del almuerzo anual de mujeres directivas de Business Women Empowerment (BWE), celebrado el pasado 3 de marzo en Madrid. El encuentro, impulsado por Cinnamon News, contó con la participación de ejecutivas de sectores como el inmobiliario, la moda, la consultoría, el deporte o las finanzas.

 

Laura Fernández, directora financiera y de negocio de All We Wear Group (Awwg), apuntó que la pandemia ha permitido un cambio en el liderazgo empresarial. “Nos hemos hecho más aprendido, hemos entendido a saber qué pasa y qué hacer cuando las cosas a en el plano personal no van bien”, opinó.

 

En la misma línea se refirió Patricia Benito, directora general de Openbank: “la pandemia ha sido muy dura en un primer momento, pero después ha quedado algo muy positivo, porque hemos aprendido a teletrabajar y es una herramienta maravillosa para conciliar y poder organizarte”.

  

 

Las 23 mayores cotizadas del deporte elevan al 22,1% la tasa de mujeres en sus consejos

 

 

Por su parte, María Sañudo, directora de márketing de Cortefiel, Pedro del Hierro, Hoss Intropia y Slow Love, marcas del grupo Tendam, ahondó en “los esfuerzos impresionantes realizados por muchas mujeres durante la pandemia para que la rueda continúe girando e incluso vaya a más”.

 

“La pandemia ha sido un momento de oportunidad para que las ideas estén por encima de las estructuras, y esto es lo que habría que explotar”, señaló por su parte Mónica Moro, presidenta del Club de Creativos. Ahora bien, la misma Moro apuntó a la conveniencia de no perder del todo el trabajo presencial: “hay cosas que necesitan de la espontaneidad”, algo mucho más probable con el trabajo presencial.

 

Anna Gener, CEO de Savills Barcelona, alertó en el mismo sentido que hay un riesgo ligado al teletrabajo: “los que regresaron primero al trabajo fueron ellos y ellas son las más reticentes a volver al espacio de trabajo común, porque en casa tienen todas estas cargas adicionales todavía”. “Las oportunidades laborales surgen de manera espontánea en el espacio de trabajo, donde sucede la magia de lo inesperado”, prosiguió.

Sandra Daza, directora general de Gesvalt, dijo por su parte que, aunque el teletrabajo tiene muchos efectos positivos, “también puede ser una herramienta del diablo para las mujeres: he visto a muchas mujeres totalmente aisladas”.

 

“Hay que ir a un modelo híbrido -apuntó Benito-; si siempre estás detrás de una pantalla profesionalmente te quedas atrás”. Por su parte, Virginia Calvo, copropietaria del grupo de eSports Good Game Group, incidió en que, “cuando necesito creatividad, necesito a mi gente presencialmente, ya que la creatividad fluye cuando está el grupo”.

Coincidió en apuntar a este riesgo Eva Abans, directora financiera de Mediapro, quien señaló que “hay un riesgo de que ciertas mujeres se queden atrás por el teletrabajo: tenemos que luchar activamente para que no sea así”.

 

 

 

 

Pasada la pandemia, retos vinculados a la generación de relaciones, la autoestima o la visualización profesional continúan encima de la mesa, particularmente para las profesionales más jóvenes. ¿Los remedios? La puesta en marcha de instrumentos con los que mejorar la visualización de la propia valía profesional entre mujeres.

 

En este sentido, para Belén Díaz, socia de Kpmg, “muchas veces las mujeres somos nuestro peor enemigo”, en aspectos como la falta de confianza. “Una lección aprendida es no pensar que por hacer bien tu trabajo alguien se va a dar cuenta”, desarrolló.

 

Benito coincidió en que uno de los retos es “conseguir que las mujeres sean más seguras, ya que en general tenemos una autoestima más baja que los hombres”. Una vacante para un ascenso puede tener varios candidatos masculinos, aunque no cumplan ni la mitad de las condiciones requeridas, mientras que, a menudo, las mujeres profesionales, más autoexigentes, no optarán al mismo por no cumplir sólo uno de los requisitos, coincidieron varias de las participantes.

 

 

Especial Business Women Empowerment

 

 

Para ello, el impulso de las directivas que ya están en posiciones de liderazgo puede ser fundamental. Abans dijo en este sentido que, mientras antes las ejecutivas dependían de la confianza de un ejecutivo, “ahora somos muchas que podemos tirar”.

 

Para Daza, “a las personas de 20 años o 30 años también hay que decirles que las cosas no llegan porque sí; nosotras tenemos que tirar hacia arriba y ellas también han de tener claro que tienen que hacer renuncias”.

 

Patricia Rodríguez, directora general del Granada CF, incidió en la conveniencia de contar con el apoyo de un coach, que “te dice cosas que no te dice nadie” en torno al desempeño propio como ejecutivo.

Otro to do para el empoderamiento femenino es el networking. “Para mí fue un punto de inflexión fundamental el momento en que me di cuenta de que tenía que cuidar el networking y las relaciones”, señaló Gener.

 

 

Business Women Empowerment, que cuenta con el apoyo como patronos de Awwg, Mango, Savills y Tendam, es una iniciativa lanzada en 2018 por el grupo editorial Cinnamon News con el objetivo de contribuir al empoderamiento de la mujer en el mundo empresarial a través de la visualización de referentes del mundo económico.

 

El grupo, formado por cuatro medios de comunicación especializados en información económica (Modaes.es, Palco23, EjePrime y PlantaDoce), utiliza su altavoz para visualizar a referentes femeninos para las futuras generaciones de profesionales e impulsa espacios de debate en los que tratar de buscar soluciones a estos problemas.

 

El proyecto arranca de nuevo en 2022 tras la pausa obligada por la pandemia con un completo programa de encuentros de networking abiertos a toda la comunidad de profesionales, en los que tendrán la palabra mujeres referentes en el mundo de la empresa, el management y el conocimiento.