09 Dic 2021 | 14:49

Líder en información económica del deporte

Competiciones

World Rugby planea un Mundial de selecciones menores tras fracasar con el sistema de ascensos

La federación internacional de rugby ha planteado este nuevo torneo como alternativa al Campeonato de Naciones, que nunca llegó a salir adelante. Se espera que el torneo debute en 2021 y España esté entre las candidatas.

Palco23

31 ene 2020 - 11:19

World Rugby planea un Mundial de selecciones menores tras fracasar con el sistema de ascensos

 

 

World Rugby activa el plan B para dinamizar a las selecciones emergentes. La federación internacional planea lanzar un Mundial en 2021, en el que competirán los combinados que no tienen cabida en los dos principales eventos de este deporte: la Copa del Mundo y el Seis Naciones.

 

“Aprovechar las oportunidades para desarrollar la competitividad fuera de los dos grandes torneos del rugby es crítico para nuestro crecimiento, prosperidad y sostenibilidad para nuestro deporte a escala global”, ha asegurado Bill Beaumont, presidente de la entidad.

 

El anuncio se produce después de que selecciones de menor rango como Japón cuajaran buenas actuaciones en el último Mundial, celebrado en Tokio. Para ello está trabajando con un grupo de países entre los que se encuentra España, pero también otros como Canadá, Fiji, Georgia, Japón, Namibia, Rumanía, Rusia, Samoa, Tonga, Uruguay, Estados Unidos y los seis integrantes del Seis Naciones, así como la asociación internacional de jugadores.

 

 

 

 

World Rugby espera que para el consejo general que se celebrará en mayo haya una propuesta definida sobre la nueva competición. Será entonces cuando se someta a su primer examen, y los órganos ejecutivos y directivos de la federación decidirán si el proyecto puede salir adelante o si queda paralizado, como ya sucedió con la Copa de Naciones.

 

En aquel entonces el proyecto se cayó tras no lograr el apoyo unánime de las diez federaciones que lo componen, incluidas las del Seis Naciones, que negaron su aprobación. Sobre la mesa estaba el acuerdo con Infront, que hubiera reportado unos ingresos de 5.000 millones de libras (5.800 millones de euros) en un período de doce años. El formato previsto para el Campeonato de Naciones era de tres divisiones, que dividiría la competición en dos conferencias, la europea y la del resto del mundo, a su vez segmentadas en tres divisiones cada una, con ascensos y descensos, que darían acceso a 24 selecciones.

 

Pese al fracaso, World Rugby, sin embargo, anunció que seguiría “explorando alternativas para impulsar este deporte”. Y, ahora, Beaumont apunta a un mayor consenso para sacarlo adelante, ya que se trata de un torneo paralelo que no afecta al desempeño de las principales selecciones: “debemos evolucionar y examinar oportunidades y retos para los aficionados desde una perspectiva de mercado, no únicamente desde el imperativo competitivo”, ha señalado Beaumont. “Fue magnífico ver que entrenadores, jugadores, directivos y personal han coincidido en que se necesita un gran cambio”, ha añadido.