12 Ago 2022 | 16:35

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Un año de CVC: del ‘no’ de Barça y Madrid al macrocomplejo del Fuenlabrada

Doce meses después de vender el 10,95% del negocio de LaLiga al fondo británico por 1.994 millones de euros, la mayoría de los clubes de la patronal han utilizado los recursos para mejorar sus infraestructuras.          

Un año de CVC: del ‘no’ de Barça y Madrid al macrocomplejo del Fuenlabrada
RCD Mallorca eliminará la pista de atletismo y renovará su estadio.

A. Ferrer

04 ago 2022 - 05:00

Se cumple un año de la entrada del fondo CVC Capital Partners en LaLiga. Desde que el pasado 4 de agosto de 2021 LaLiga alcanzase un acuerdo con el fondo para ceder el 10,95% de su negocio por 1.994 millones de euros, la gran mayoría de los clubes han detallado ya a qué ámbitos destinarán la inyección millonaria.

 

Los clubes deben destinar al menos el 70% de los recursos a inversiones vinculadas con la infraestructura, desarrollo internacional, desarrollo de marca y producto, pudiendo disponer además de hasta un 15% adicional para la inscripción de jugadores y el otro 15% para deuda financiera.

 

En un primer instante, Real Madrid, FC Barcelona, Real Oviedo, UD Ibiza y Athletic Club se negaron a sumarse al pacto. La salida de estos clubes trajo consigo la reformulación del proyecto, que a mediados de diciembre quedó refrendado con el voto a favor de 39 de los 42 clubes (tras la adhesión del Oviedo), garantizando la ausencia de impacto para quienes están fuera del mismo.

 

 

 

 

El grupo británico de inversión estuvo en 2020 y 2021 en la puja de un paquete de los derechos audiovisuales de la Bundesliga, que los clubes de la competición terminaron rechazando a última hora. Algo similar ocurrió en Italia en 2021, ya que, tras meses de negociaciones, el desacuerdo entre los clubes evitó que, por sólo un voto, el pacto del Calcio con CVC, Advent International y FSI se materializara, echando por tierra una inyección de 1.700 millones de euros a cambio de un 10% de una nueva sociedad que gestionaría los derechos audiovisuales del fútbol italiano.

 

CVC, una de las mayores gestoras de fondos del mundo, cuenta con más de 25 años de experiencia en el sector del deporte, con participaciones en competiciones internacionales de rugby, voleibol, tenis, Moto GP y Fórmula 1. 

 

A finales de 2021, Real Madrid, Athletic Club y FC Barcelona, los clubes díscolos propusieron una alternativa “racional, legal y sostenible” al plan de LaLiga, denominada Proyecto Sostenible. El coste financiero total del Proyecto Sostenible sería soportado por los clubes españoles durante 25 años y ascendería a 900 millones de euros, a cambio de una inversión total por parte de los financiadores de 2.000 millones de euros. La cuantía se abonaría íntegramente a los clubes el primer año, sin fraccionamiento alguno, y permitiría ahorrar a los clubes españoles 12.200 millones de euros en comparación con LaLiga Impulso. Actualmente este proyecto se encuentra en stand by, ya que los clubes adheridos a LaLiga Impulso lo rechazaron.

 

 

 

 

Clubes como Atlético de Madrid ejecutarán con los recursos procedentes de LaLiga Impulso proyectos como la construcción de una nueva ciudad deportiva, que tendrá un coste de más de 200 millones de euros. Por su parte, Valencia CF tratará de terminar el Nuevo Mestalla, que, tras haber invertido ya 172 millones de euros ejecutará una segunda inversión de 115 millones de euros para completar el proyecto que comenzó hace más de una década.

 

Una gran parte de los clubes de Primera División destinará los recursos de CVC a renovar y mejorar las infraestructuras de sus estadios, como es el caso de Sevilla FC (que ampliará su aforo hasta 60.000 espectadores), Real Betis Balompié (que remodelará el Benito Villamarín), RCD Mallorca (que eliminará la pista de atletismo y renovará su estadio) o Elche CF (que modernizará el Martínez Valero).

 

De todas las operaciones financiadas por CVC en el marco de LaLiga Impulso, destaca el proyecto llevado a cabo por CF Fuenlabrada, que tiene previsto invertir 300 millones de euros para construir una ciudad deportiva en los próximos diez años con 40 hectáreas de superficie, que contaría con el nuevo estadio Fernando Torres y una decena de campos de fútbol.

 

Además, también ayudará a invertir junto a terceros para construir un hotel, un centro comercial y una clínica de rehabilitación de lesiones, que tendrá un coste de otros 300 millones de euros. Hasta la fecha, el club sólo ha construido una residencia para canteranos, que estrenará a finales de este verano y que ha tenido un coste de 4,5 millones de euros.