30 Jun 2022 | 16:21

Líder en información económica del deporte

Competiciones

UD Almería, Girona FC y Real Valladolid, cuando el dinero sí da la felicidad de Primera

Aunque no siempre más presupuesto da resultados, en la última temporada los tres equipos ascendidos procedentes de LaLiga Smartbank han logrado un impulso extra gracias a inyecciones extraordinarias de capital.          

UD Almería, Girona FC y Real Valladolid, cuando el dinero sí da la felicidad de Primera
Cuando Elche CF alcanzó el ascenso a Primera División en 2019-2020, el conjunto verdiblanco contaba con el quinto menor presupuesto de la categoría

A. Ferrer

22 jun 2022 - 05:00

Clubes mejor financiados para encarar el ascenso a Primera División. Es una fórmula que no funciona de manera automática, pero que en la última temporada se ha cumplido: los tres clubes de fútbol que ascenderán a LaLiga Santander en la próxima temporada tienen en las inyecciones extraordinarias de capital para lograrlo su común denominador. Tanto UD Almería como Girona FC y Real Valladolid cumplen la premisa: con más dinero, más fácil es subir.

 

El club andaluz compitió en 2021-2022 con el mayor presupuesto de su historia, Girona FC amplió capital en 20 millones de euros para compensar pérdidas y aumentar su límite salarial y Real Valladolid utilizó la ayuda al descenso para lograr un equipo competitivo. 

 

“Aumentar el límite salarial de un club es directamente proporcional a las probabilidades que existen de ascender”, opina el consultor Rodrigo Garza, de Mkt España. Aun así, en un deporte como el fútbol donde “existen miles de factores distintos que pueden determinar un resultado, todo es posible”, añade.

 

UD Almería presentó el mayor presupuesto su historia para tratar de volver a Primera, con una previsión de hasta 43 millones de euros, asumiendo unas pérdidas garantizadas de más de diez millones de euros. “El incremento con respecto a anteriores ejercicios viene motivado, en parte, por la inclusión de gastos correspondiente a la remodelación de Los Juegos Mediterráneos”, señaló la entidad almeriense.

 

 

 

 

“Se debería analizar correctamente a qué destina sus recursos cada club”, comenta de forma precavida el abogado Toni Roca, de Himnus Football Lawyers. En este sentido, UD Almería ha incrementado el gasto en personal en las últimas tres temporadas, pasando de seis millones de euros en 2018-2019 hasta veinte millones de euros en 2020-2021.

 

“La relación causa-efecto es complicada, porque en el fútbol hay muchos factores externos que no te garantizan el éxito a pesar de contar con mayor presupuesto o mejores jugadores”, sostiene el abogado. Por su parte, Real Valladolid afrontó la temporada 2021-2022 con una ayuda al descenso de 13,7 millones de euros, prácticamente la misma cantidad que la totalidad de su presupuesto para la campaña, de 15,9 millones de euros. Por ello, el conjunto blanquivioleta pudo retener a jugadores como Gonzalo Plata, Shon Weissman o Roque Mesa, que contaban con ofertas superiores de clubes de Primera División.

 

 

 

 

En el momento de jugar contra un equipo grande, parece que comienzas el partido perdiendo 1 a 0”, comenta un directivo de un club de LaLiga Smartbank. El ejecutivo recalca que, en Segunda División, la temporada es más larga que otras competiciones, por lo que “es más complicado ganar a cualquier equipo se tenga el presupuesto o el gasto en plantilla que se tenga”, añade.

 

Un ejemplo es Girona FC, el tercero de los clubes que ha logrado el ascenso a LaLiga Santander en 2021-2022. El conjunto gerundense afrontó la campaña posterior al descenso (la 2019-2020) con una plantilla propia de Primera División, destinando hasta 23 millones de euros en ella con el objetivo de alcanzar el ascenso de forma directa. Además de retener a su estrella, Cristhian Stuani, el club contó con jugadores como Johan Mojica, Borja García o Yassine Bonou, que al final de la temporada terminaron saliendo del equipo para así poder equilibrar el resultado del ejercicio, que concluyó en pérdidas.

 

Sin embargo, hay equipos que pese a contar con un presupuesto menor, logran el objetivo. “Es un punto importante, y evidentemente siempre ayuda a alcanzar las metas, pero no es determinante”, apuntan fuentes del sector. En este sentido, cuando Elche CF alcanzó el ascenso a Primera División en 2019-2020, el conjunto verdiblanco contaba con el quinto menor presupuesto de la categoría, superando sólo a los cuatro equipos recién ascendidos a LaLiga Smartbank.