19 Ene 2022 | 09:32

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Tokio invertirá 360 millones en las instalaciones de las afueras para los JJOO de 2020

J. Izquierdo

20 feb 2017 - 18:04

La hoja de ruta de Tokio 2020 sale de la capital. El comité organizador de los próximos Juegos Olímpicos de Verano ya conoce cuánto se estima que le costará desarrollar las once infraestructuras que se desarrollarán fuera de la ciudad: 363 millones de euros. Una cantidad que esperan recoger de los recortes que se realicen en otros aspectos.

 

Aunque las cifras son provisionales, según la agencia de noticias nipona Kyodo, entre los espacios a mejorar está el estadio de fútbol Hitomebore Stadium en Miyagi y el Sapporo Dome en la isla de Hokkaido. Además, también entran en este presupuesto las instalaciones que se levantarán en Saitama: el club de campo de Kasumigasekin (golf), el Saitama Super Arena (baloncesto), el Estadio de Saitama (fútbol) y el Asaka Shooting Range (tiro).

 

Tokio 2020 650
Una delegación del Comité de los Comités Olímpicos Nacionales (NOC), en una reciente visita al Tokyo Stadium.

 

El comité quiere reducir el elevado presupuesto que se ha generado en los últimos años ya que también deberá añadir 50 billones de yenes (416.225 millones de euros) en transformar la villa olímpica en un barrio de viviendas con el que generar unos beneficios después de que tenga lugar la cita olímpica.

 

El comité organizador, que inicialmente debía asumir la totalidad del coste, dijo entonces que estaba dispuesto a cubrir 80.000 millones de yenes de los costes asignados a instalaciones temporales, pero pidió a los gobiernos metropolitano, central y local de cada sede participante en el evento que cubrieran los 200.000 millones restantes.

 

En este sentido, el subdirector general de Tokio 2020, Hiroshi Sato, ha reconocido que el Comité Olímpico Internacional (COI) le ha pedido a los organizadores que reconsideren los planes relativos a los eventos de promoción de los Juegos para reducir aún más los gastos. "Nos han dicho que hay mucho espacio para recortes", ha añadido.