20 Ene 2022 | 03:11

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Simracing: la apuesta de SevenMila en eSports tras salir de la Superliga de de LoL

Este segmento dentro de los eSports supone entre el 15% y el 20% del negocio de la compañía Logitech a escala global. Un equipo para practicar esta modalidad cuesta un mínimo de 300 euros y puede alcanzar hasta 7.000 euros.

Simracing: la apuesta de SevenMila en eSports tras salir de la Superliga de de LoL
Para jugar, un gamer necesita una inversión de entre 300 euros y 400 euros, aunque los equipos profesionales pueden alcanzar un coste de 7.000 euros, con material homologado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Miquel López-Egea

07 dic 2021 - 05:00

SevenMila sigue impulsando su segmento de eSports. Tras la venta a Bisons de su plaza en la Superliga de League of Legends, que ocupaba con el equipo BCN Squad, la agencia busca seguir creciendo en eSports con el simracing (carreras de simulación). La empresa, con sede en Barcelona y propiedad de las familias Casanovas-Ollé y Roquer-Bellido, seguirá creciendo en este ámbito, de la mano de Logitech, uno de sus principales clientes en este segmento. Para el fabricante suizo de periféricos, a escala mundial, el simracing supone entre el 15% y el 20% de su negocio.

 

Este pasado viernes, la agencia, juntamente a Logitech, organizó, por cuarta vez, las finales de la Logitech G Challenge McLaren 2021 Iberia en el Barcelona International Gaming Center, en la que cuatro jugadores (José López, Daniel Naves, Bruno Rodríguez y Manu Rodríguez) compitieron durante media hora  para un puesto en la final global. “En simracing no hay una comunidad como en otros videojuegos, iniciativas como estas ponen el foco de los eSports en esta modalidad”, afirma Joll Chamorro, director comercial y director de cuentas de SevenMila, a Palco23.  “Mantenemos nuestro ADN de tocar los deportes de tendencia, y el simracing y los eSports lo son: queremos ser productores de eventos de este tipo ya que uno de los grandes activos que tenemos son los simuladores”, explica.

 

“El simracing está creciendo mucho gracias al aporte de pilotos y expilotos, como pasa con el fútbol y otros eSports; pero está es una disciplina que va más allá de sentarse y jugar: hay que entrenar y tener disciplina”, asegura por su parte Federico Asorey, márketing manager de gaming de Logitech en España y Portugal.

 

 

 

 

En España, el evento, que contó con treinta empleados para organizar su final, ha reunido a 500 participantes expertos en la fase clasificatoria. Según estima Asorey, podrían “haber unas 2.000 o 3.000 personas que no se dedican profesionalmente, pero sí que están dentro de este sector”. A su parecer, “es un evento bastante joven” y en crecimiento en mercados como Portugal, Italia, Alemania, Bélgica, Grecia, Israel y países nórdicos.

 

“Este evento profesionaliza el sector; hace diez años nadie hubiera dicho que habría un Mundial de League of Legends moviendo las cantidades económicas actuales: entre tres y cinco habrá un boom en simracing”, vaticina Chamorro. “Es el segmento que más democratiza los eSports porque, a diferencia de LoL o Call of Duty, un hijo puede jugar con su padre”, asegura.

 

 

 

 

Para jugar, un gamer necesita una inversión de entre 300 euros y 400 euros, aunque los equipos profesionales pueden alcanzar un coste de 7.000 euros, con material homologado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA). De hecho, Logitech tiene volantes con precios de hasta 1.000 euros. Se puede jugar en ordenador y consolas, en videojuegos como Assetto Corsa Gran Turismo y hay jugadores que hasta usan un casco durante la simulación o el esqueleto del coche para acercarse al máximo a la realidad.

 

El coste de un evento de este tipo es de más de 25.000 euros, tiene alrededor de 50.000 impresiones y una media de entre 2.000 y 3.000 usuarios únicos por evento. “Es un nicho dentro de los eSports; la tendencia es muy interesante y la media de edad del evento del viernes es de 27 años”, asegura Asorey. En los primeros seis meses del año, Logitech tuvo unos ingresos de 1.306,3 millones de dólares y unas ganancias de 139,5 millones de dólares.