17 Ago 2022 | 12:10

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Sanidad cierra al público los estadios en las competiciones europeas

Sanidad y las Comunidades Autónomas acuerdan mantener la celebración de los eventos deportivos de carácter profesional a puerta cerrada, incluso en competiciones internacionales.

Palco23

28 oct 2020 - 21:42

Sanidad cierra al público los estadios en las competiciones europeas

 

Los estadios seguirán cerrados, también en las competiciones europeas. El pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, presidido por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha acordado prohibir la asistencia de público en las competiciones internacionales de carácter profesional.

 

Esta medida, consensuada con todas las Comunidades Autónomas, se aplicará, al menos, hasta que no se permita público en las competiciones domésticas. Esto significa que los encuentros de la Champions League, Europa League y Euroliga se volverán a jugar sin presencia de aficionados en las gradas, tal como ha anunciado en un comunicado el Ministerio de Sanidad.

 

La acción coordinada está destinada a aplicar un único criterio a nivel estatal con respecto a la autorización de asistencia de público en las competiciones deportivas de carácter profesional de fútbol y baloncesto de ámbito europeo”, afirma la nota del Ministerio.

 

La declaración estará en vigor desde su notificación a las comunidades y hasta que el Ministerio de Sanidad no anuncie la finalización de su vigencia. Se trata de una medida “necesaria e imprescindible” para atajar la situación de “especial riesgo” para la salud pública derivada del incremento de casos positivos por Covid-19, según el texto al cual ha tenido acceso Europa Press.

 

Hasta la fecha eran las autonomías las que podían decidir si aceptaban público o no en las competiciones de carácter internacional, mientras que en las ligas nacionales la competencia era del Consejo Superior de Deportes (CSD), que hasta ahora se había mantenido firme en su posición de jugar sin público.