Líder en información económica del deporte

Competiciones

S. Milan (Carlander): “El aficionado del fútbol ‘amateur’ es de sentimiento y no de fanatismo”

El consultor y miembro del consejo de administración de la UE Cornellà asegura que las claves para rentabilizar un club que no compite en el fútbol profesional pasa por apostar por la base y apoyarse en las subvenciones.

S. Milan (Carlander): “El aficionado del fútbol ‘amateur’ es de sentimiento y no de fanatismo”
“Cuando todo se hace bien, hay unos mecanismos para obtener ingresos con la base”

M. L-E.

20 oct 2022 - 05:00

Apostar por la base y apoyarse en las subvenciones, las claves para rentabilizar un club que no compite en el fútbol profesional. Estas son las dos directrices que recomienda Sergi Milán consultor de Carlander Business y miembro del consejo de administración de la UE Cornellà. El directivo sostiene que el futuro del fútbol modesto está en trabajar la base porque hay mecanismos para rentabilizarla.

 

Pregunta: ¿El futbol amateur puede ser rentable? ¿Debe perseguirse?

 

Respuesta: Sí, mientras tenga una estructura de fútbol base que quiera profesionalizar. El beneficio está en la inversión de la formación. Si es así, más fácil será tener rentabilidad a medio y largo plazo. Cuando formas de manera profesionalizada, con buenos entrenadores, médicos, nutricionistas y fisioterapeutas, hay resultados.

 

P.: ¿A partir de qué nivel o categoría puede aspirarse a la rentabilidad?

 

R.: A partir de trabajar muy bien el fútbol base. Los equipos se tienen que nutrir de él, que permite tener traspasos y, por lo tanto, ingresos. A partir de Primera Federación se cobra, pero hay filiales de menor categoría donde se cobra. O el caso de FC Andorra, que estaba en Primera Catalana, y los jugadores cobraban, hasta subir a Segunda B. No sólo es cuestión de presupuesto, sino de hacer muy bien las cosas.

 

P.: ¿Cómo puede ser rentable el fútbol amateur si no se emite en televisión?

 

R.: Hay ayudas de la federación, pero hay que optar desde la española hasta las ayudas del fútbol catalán. Llegar a la rentabilidad es muy complejo. Cuando todo se hace bien, hay mecanismos para obtener ingresos con la base. Pero, para que aumenten, hay que seguir invirtiendo en ella. Existen mecanismos para rentabilizarla a largo plazo.

 

 

 

 

P.: ¿Los clubes con conscientes de que disponen de ayudas?

 

R.: No son conscientes de todo lo que pueden conseguir. Tienen que hacerlo para que el fútbol base reciba lo máximo posible. Gracias al programa Next Generation, hay clubes que pueden acceder a una partida para tener una web que no tenían en su club, que les permitirá vender productos o entradas online.

 

P.: ¿Cómo se puede incrementar la afición del fútbol amateur teniendo en cuenta el seguimiento es prácticamente regional? ¿Hay margen teniendo en cuenta que son equipos de poblaciones de tamaño medio o pequeño?

 

R.: Las masas sociales del fútbol modesto se pueden complementar con una campaña promocional acompañada de un efecto de crecimiento del club. La masa social de dichos clubes es pequeña y su publicidad es pequeña y limitada.

 

 

 

 

P.: ¿Quién siente más los colores de un club, el aficionado de una entidad amateur o el de uno profesional?

 

R.: Lo he vivido con el Cornellá. El aficionado del Cornellá es más de sentimiento y menos de fanatismo, siente más la realidad del club pequeño y tiene más información. Está más involucrado y lo siente más suyo. Barça y Madrid son muy grandes y no se sienten tan identificados en la masa social.

 

P.: ¿El fútbol modesto debe activar palancas para aumentar sus recursos?

 

R.: Lo que debe hacer es crecer. Y para conseguirlo tiene que hacer las cosas bien, con coordinadores y gerentes contratados. Esto ayudará a tener un aumento de la plantilla, más movimiento y ciertas obligaciones. Con esto entrará en el saco de las subvenciones, que comporta otros ingresos que no se obtienen de otra forma y le permitirán crecer. Este crecimiento, como más profesional sea, más opciones tendrá.

 

P.: ¿Tiene sentido gestionar un club amateur como una empresa?

 

R.: Absolutamente. Por aquí tiene que ir el futuro. En el fondo, estamos formando personas y deportistas. Como más dinero se invierta, más facilidades tendremos.

 

 

 

 

P.: ¿Se tiene que emitir el fútbol modesto de manera gratuita en televisión? ¿Hasta que categoría tiene sentido?

 

R.: Antes teníamos televisiones locales que emitían partidos que se veían en el pueblo. Pero con la crisis, son las primeras cosas que se han recortado. Estas televisiones se mueven por la audiencia. El ejemplo es el fútbol femenino, es un fútbol que tiene mucho camino por recorrer.

 

P.: ¿Quién debe o puede pagar la realización?

 

R.: Es complejo. El club no puede pagarlo. Los presupuestos de comunicación en este segmento son altos. La Federación Catalana de Fútbol (FCF) emite unos partidos a la semana que están bastante bien, pero no los puede emitir todos. Pero a la gente le gusta que le emitan un partido. Y da visibilidad. Sería inviable emitir todos los partidos en Youtube, ya lo hemos visto en Primera Rfef porque las audiencias no eran las que pensaban que iban a tener. Son los gobiernos municipales los que deben pagarlo, invirtiendo una parte de su presupuesto en el deporte del pueblo