13 Ago 2022 | 14:37

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Especial 2021: Un año para volver

RPM-Mktg supera las dunas del Covid-19 con nuevos propietarios

El consejero delegado de la compañía, Jesús García, el director general de RPM, Cristian Llorens, y el director general de Mktg, Juan Draper, compraron la firma organizadora de la Titan Desert al grupo japonés Dentsu Aegis Network

RPM-Mktg supera las dunas del Covid-19 con nuevos propietarios
RPM-Mktg también anunció que el Maratón de Barcelona regresaría al calendario en noviembre, que logró 15.000 participantes, siendo el segundo maratón del país con más inscritos

M.L.E.

30 dic 2021 - 05:00

Especial 2021: un año para volver

 

RPM se impone a su maratón más dura con marca personal. Tras un año sin las dunas de Marruecos y sin el asfalto de Barcelona, en los últimos doce meses la empresa ha protagonizado el sector de los eventos deportivos con una de las operaciones corporativas del año. El consejero delegado de la compañía, Jesús García, el director general de RPM, Cristian Llorens, y Juan Draper, director general de Mktg, compraron en noviembre la empresa organizadora y gestora de eventos deportivos como la Titan Desert o el Maratón de Barcelona a Dentsu Aegis Network en una operación de management buy out (MBO). El hólding creado por los directivos para la compra fue Experientia Sport&Entertainment.

Tras la operación, García ostenta el 75% del capital, mientras que los otros dos directivos se convirtieron en accionistas minoritarios de la sociedad. Las marcas adquiridas al grupo por los directivos fueron RPM, Mktg Sport&Entertainment, Mktg Live y Naturact, que tiene como negocio la producción externa de agencias de publicidad. Además, en la operación entraron una serie de accionistas minoritarios vinculados al sector digital y la innovación, puesto que la compañía apostará en 2022 por potenciar este aspecto, así como su internacionalización, con el objetivo de proseguir con la expansión desarrollada en 2021, en la que adquirió la marca La Mussara a Win Sports Factory, que no pudo sobrevivir al impacto del Covid-19 y tuvo que echar el cierre.

En la operación, que se financió con fondos propios de los nuevos accionistas, no entró Juan Porcar, que se mantuvo como presidente no ejecutivo. Tras la transacción, la compañía mantiene sus oficinas, marcas y estructuras en Madrid y Barcelona. Como parte de la operación, la empresa firmó un acuerdo privilegiado con Dentsu, por lo que el grupo continúa en su portfolio de servicios. Asimismo, el hólding mantuvo la editorial, aunque apostando por una transformación digital, fortaleciendo el producto, y su agencia de viajes.

La mayor operación del año fue, sin embargo, la compra en diciembre del 50% de la joint venture que tenía con Amaury Sports Organisation para organizar las Titan Series. La operación implicó que la compañía se hiciera con el control total de Titan World Series, empresa que gestiona dichas competiciones de ciclismo de montaña y que prevé expandirse a Asia y América en 2022, curso en el que, además, prevé duplicar su número de eventos. Además de potenciar su internacionalización, RPM pone el foco en cinco territorios: running, ciclismo, eSports, deslizamientos (que incluye desde snowboard, hasta el windsurf o el skate) y motor, un segmento histórico dentro del negocio de la compañía.

 

 

Con sede en L’Hospitalet de Llobregat, RPM-Mktg organiza y gestiona eventos deportivos nacionales e internacionales, eventos corporativos multidisciplinarios y es propietaria de una editorial especializada en publicaciones deportivas y de motor en formato online y offline. En 2016, la firma japonesa Dentsu Aegis Network anunció la compra del grupo Alesport, fundado en 1975 por Jaime Alguersuari. La compañía tiene una unión temporal de empresas (UTE) para gestionar el Maratón y el Medio Maratón de Barcelona. También tiene los derechos del Dakar en España desde hace 25 años.

La compañía lleva desde 2006 explotando el Maratón de Barcelona y en julio de 2020 logró ganar el concurso a Ironman que le permitió seguir gestionando la cita entre 2021 y 2023, con opción a prorrogar el contrato hasta 2025. Además de aumentar su número de eventos dentro de las Titan Series o las Non Stop o l’Étape du Tour, entre los últimos logros de la compañía se encuentran la adquisición de la marca La Mussara a la extinta Win Sports Factory y adjudicarse la organización del Maratón de San Sebastián con el Diario Vasco. A finales de diciembre, RPM Sports siguió con su expansión y adquirió el 50% de la joint venture que tenía con Amaury Sports Organisation para organizar las Titan Series. La operación implicó que la compañía se hiciera con el control total de Titan World Series, empresa que gestiona dichas competiciones de ciclismo de montaña y que prevé expandirse a Asia y América en 2022, curso en el que, además, prevé duplicar su número de eventos.

 

Meses complicados

El año no empezó con las mejores sensaciones para la compañía y, en marzo Motorpress Iberica, rival de RPM-Mktg, se adjudicó la organización del Maratón de Sevilla. La empresa ganó el concurso de carácter urgente por la gestión de la competición después que el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales del Ayuntamiento de Sevilla (Tarcas) declarase nulo el anterior concurso e implicase que se tuviera que volver a licitar. Motorpress, que había presentado un recurso al anterior concurso, se impuso a RPM con una oferta económica superior. Sin embargo, RPM, que decidió seguir apostando por la prueba, podría recuperar su gestión en los próximos años si la justicia fallara a favor de la compañía.

 

 

En abril, a causa de la evolución de la pandemia, RPM decidió posponer la Titan Desert, su buque insignia, por el aumento de casos de Covid-19 en Marruecos, provocado por un brote de las cepas inglesa y sudafricana, forzando la toma de esta decisión. Después de las conversaciones con el Gobierno marroquí y las medidas tomadas, como la prolongación del estado de alarma por el coronavirus en el país africano, la organización decidió aplazar la prueba que debía disputarse entre el 23 y el 28 de mayo y que finalmente se celebró con éxito en octubre.

La Titan Desert, la carrera con la que RPM-Mktg dio un salto en su desarrollo empresarial, es una prueba de ciclismo de montaña que se celebra desde 2006 en el desierto de Marruecos. Organizada por Titan World Series, la carrera volvió a su país de origen después de su paso por Almería en 2020 a causa de la pandemia, que obligó a tener que cambiar las fechas y la ubicación.

 

La Mussara marcó el camino

En mayo, RPM-MKT dio un golpe de efecto cuando la empresa reforzó su relevancia en las pruebas populares de ciclismo con la compra de la marca Mussara, que se añadió a su portfolio de eventos nacionales e internacionales.

En torno a la Mussara se organizan los eventos la Mussara Reus, Priorat y 24 horas y tiene el Club Mussara, Mussara Live y Mussara Tours. Win Sports optó en el año del Covid-19, por la concentración de su proyecto bajo el paraguas de la marca La Mussara, el territorio perteneciente al término municipal de Vilaplana (Tarragona) que alberga sus pruebas ciclistas y que pasó a ser el nombre de la comunidad que quería crear para no perder tirón entre los patrocinadores.

 

 

En este contexto, la empresa tenía como objetivo poner en marcha una plataforma a partir de sus cuatro pruebas, que se rodearía de una agencia de viajes, un club y una liga online para ofrecer una plataforma anual a los patrocinadores. Pero el Covid-19 truncó todos los planes, creando una oportunidad que aprovechó RPM-Mktg para crecer.

 

Nuevos eventos

En junio, la empresa anunció que organizaría el Maratón de San Sebastián tras haber formado una unión temporal de empresas (UTE) al 50% con Diario Vasco y Donostia Ventures. El acuerdo con la Federación Guipuzcoana de Atletismo fue para organizar el Maratón, que se celebró el 28 de noviembre de este año, y el 15k, en octubre. Tras este nuevo acuerdo, la compañía organizará las tres próximas ediciones, prorrogables por dos períodos de dos años. El proyecto fue totalmente a riesgo y ventura: la UTE asume los riesgos y la federación, quien tiene la propiedad del evento, cobra un canon fijo y un variable en función del número de corredores.

Por otro lado, en julio RPM impulsó una nueva prueba, la Murcia Non Stop Madrid-Murcia, que se celebró del 12 al 14 de noviembre, recorriendo 700 kilómetros de senderos y pistas, en una prueba por equipos con un límite para completarlo de 55 horas. En este caso, RPM repitió el exitoso formato con el que se han desarrollado hasta ahora nueve ediciones de Non Stop Madrid-Tajo Internacional-Lisboa. La prueba llevó a los participantes desde la capital española hasta Murcia en un recorrido sin escalas que atravesó las comunidades autónomas de Madrid, Castilla-La Mancha y Murcia en ocho tramos, los tres últimos en la comunidad murciana.

En el mismo mes, RPM-Mktg también anunció que el Maratón de Barcelona regresaría al calendario en noviembre, que logró 15.000 participantes, siendo el segundo maratón del país con más inscritos. Por otro lado, en septiembre, la compañía anunció que expandirá el modelo de La Mussara en 2022 a nuevas ciudades y apostará por nuevos formatos como el ecycling, gravel, ciclismo de resistencia por equipos o tours, además de potenciar las marchas cicloturistas existentes Mussara Reus y Mussara Priorat. En 2022, RPM quiere seguir ampliando su negocio y tiene ambiciosos planes de crecimiento, por lo que puede volver a ampliar su número de eventos. P