Líder en información económica del deporte

Competiciones

RPM-ASO vs Ironman: ‘sprint’ final para la adjudicación del Maratón de Barcelona hasta 2025

En las próximas semanas la mesa de contratación del concurso por la explotación de la prueba y el medio maratón de la capital catalana decidirá entre la oferta de la actual gestora de la cita, RPM, y la estadounidense Ironman.

Patricia López

26 jun 2020 - 04:59

Ironman ha irrumpido en la puja por la explotación del Maratón de Barcelona, para la que también ha presentado oferta la gestora actual, RPM-ASO

 

 

Justo cuando España empieza a recuperarse del golpe perpetrado por el Covid-19 en la agenda de grandes eventos deportivos que alberga el país, uno de los eventos marcados en rojo en el calendario está a punto de definir su futuro: el Maratón y el medio Maratón de Barcelona. El 21k pudo celebrarse, pero el 42k se ha pospuesto hasta el 25 de octubre. Para entonces, el Institut Barcelona Esport (IBE), órgano a través de la que el ayuntamiento de la capital catalana define su política deportiva, habrá tomado una decisión sobre qué compañía se adjudica la explotación del tercer mayor maratón del país.

 

Fuentes de la industria señalan a Palco23 que a finales de junio se dará a conocer qué gestora se hace con la dirección ejecutiva de sendas pruebas, en un concurso en el que los únicos contenders son el gigante estadounidense Ironman y la actual gestora, RPM-ASO, que desde 2006 ha estado al frente de ambas competiciones.

 

A su favor juegan catorce años de experiencia explotando sendas citas, en las que siempre ha contado con el apoyo de Amaury Sports Organisation (ASO), dueña de otros grandes eventos deportivos como el Tour de Francia y La Vuelta. Desde la edición de 2006, el número de participantes ha pasado de 4.400 a 19.000 inscritos en el maratón, que cuenta con la etiqueta plata de la federación internacional World Athletics y está considerado el tercer mejor maratón del país por la Real Federación Española de Atletismo (Rfea), tan sólo superado por el de Valencia y el de Sevilla.

 

 

 

 

Sin embargo, fuentes de la industria reconocen a este diario que la oferta económica podría ser determinante, y en ese terreno Ironman cuanta con ventaja. Además, cuenta con expertise en la organización de este tipo de pruebas, como el Maratón de Madrid, el de Las Vegas y el de Singapur, que bajo el paraguas de la china Wanda Sports cada año reciben 40.000 participantes y 50.000 corredores, respectivamente.

 

Además, Ironman es la principal gestora de triatlones del mundo, con más de 260 eventos anuales. Precisamente acaba de anunciar su cuarta prueba en Italia y, para afrontar la expansión que prevé acometer, la compañía se ha mudado a una oficina en el centro de Barcelona con el fin de pilotar su expansión por el sur de Europa, una región compuesta por España, Italia y Portugal, y que está liderada por Agustí Pérez.

 

Barcelona adjudicará la dirección ejecutiva de ambas pruebas para el ciclo 2021-2023, con opción a prorrogar el contrato hasta 2025. El consistorio estima que organizar esas tres ediciones tendrá un coste de 6,75 millones de euros, aunque teniendo en cuenta la prórroga, el contrato está valorado en 11,2 millones de euros.

 

 

 

 

Como titular de ambas pruebas, el IBE prevé que la organización de cada edición del maratón requiera un presupuesto de 1,6 millones de euros, mientras que la prueba de 21 kilómetros de distancia exigirá 628.000 euros adicionales cada año. En total, cada edición exigirá una inversión de 2,2 millones de euros, y se estima un beneficio de 325.053 euros anuales gracias a los ingresos por patrocinio e inscripciones.

 

Sobre una base de 19.000 corredores en la cita de 42 kilómetros y de 17.000 participantes en el medio maratón, se estiman unos ingresos por venta de dorsales de 1,59 millones de euros. Dado que los ingresos obtenidos por esta vía no son suficientes para equilibrar el presupuesto, la adjudicataria deberá vender activos de patrocinio por 653.665 euros. En otras palabras: la esponsorización debe suponer, como mínimo, un 29% del presupuesto.

 

Será la adjudicataria la que se encargue de preparar y contratar los distintos patrocinadores y soportes, diferenciando tres categorías: en primer lugar el title sponsor, que da nombre a la prueba; en segundo lugar el patrocinio principal, y en tercer lugar patrocinadores oficiales, proveedores, medios de comunicación y entidades colaboradores. A día de hoy, Zurich es el title sponsor del maratón, que cuenta con CaixaBank y Asics como patrocinadores premium, mientras que la prueba de media distancia cuenta con eDreams.

 

En los pliegos de condiciones también se especifica que la adjudicataria también deberá adjudicar los derechos televisivos de las pruebas al operador que mayor difusión ofrezca y, por ende, dé “notoriedad a la ciudad”. Tal acuerdo no entrará en conflicto con el derecho de Betevé, la cadena de televisión local de Barcelona, a realizar su cobertura, aunque en ningún caso podrá retransmitir las citas de manera íntegra y en directo.

 

Además, Barcelona exige a la adjudicataria una inversión de al menos 85.030 euros para contratar corredores de élite para el medio maratón y de 297.254 euros para el maratón. En los pliegos también se recoge la organización de actividades relacionadas con la cita como una carrera no competitiva limitada a 3.000 corredores y de participación gratuita.