17 Ago 2022 | 11:33

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Richard Masters (Premier): “es absolutamente crítico que vuelvan los fans”

El consejero delegado de la liga inglesa afirma que la falta de público tendría un impacto de 700 millones de libras.

Palco23

10 sep 2020 - 17:53

Richard Masters (Premier): “es absolutamente crítico que vuelvan los fans”

 

 

 

La Premier necesita al público. Así lo ha afirmado el consejero delegado de la liga inglesa, Richard Masters, quien ha dicho que “es absolutamente crítico que vuelvan los fans” a los estadios. La Premier, que empieza este sábado, afronta unas posibles pérdidas de 700 millones de libras, según apuntó Masters a BBC Sports.

 

“Los encuentros a puerta cerrada no pueden durar para siempre”, apunta el ejecutivo de la Premier, quien ha recordado que “los clubes ya han perdido medio millón de libras” por los encuentros disputados al final de temporada.

 

En estos momentos, los aficionados no podrán entrar en los partidos de primer nivel hasta octubre, como mínimo. El miércoles, el primer ministro Boris Johnson anunció que habría una revisión de los planes para el retorno de los fans a los estadios a partir del uno del próximo mes, a pesar del aumento de casos de Covid-19 en el país.

 

Otro de los aspectos que preocupan al dirigente de la Premier es poder terminar los 380 encuentros que se deben disputar esta temporada. “Es un gran reto para nosotros”, ha asegurado Masters.

 

Por lo que respecta a la decisión de la Premier de romper el contrato con Pptv, el principal operador de esta liga en China, el consejero delegado destaca “la difícil decisión que tuvimos que tomar”. “Teníamos algunas disputas legales y tomamos la decisión de seguir hacia delante pera hacer las cosas diferentes en China”, ha añadido.

 

A inicios de septiembre, la Premier decidió romper el acuerdo audiovisual con este operador por valor de 600 millones de euros. La empresa china respondió llevando a la liga inglesa a los tribunales en un conflicto que puede alargarse en un momento complejo por las consecuencias económicas provocadas por el coronavirus.