Líder en información económica del deporte

Competiciones

LaLiga mueve piezas en su tablero internacional con hasta diez cambios en su organigrama

La patronal española reemplaza a los delegados de Malasia, Singapur, Tailandia, Israel e Italia, Portugal y Chipre y expatría a ejecutivos como Alonso de Aristegui o Blanca Ochoa.

Javier Trullols

30 jun 2021 - 04:57

LaLiga mueve piezas en su tablero internacional con hasta diez cambios en su organigrama

 

Cambios en el organigrama internacional de LaLiga. La patronal española del fútbol realizará este año hasta diez cambios en sus delegaciones internacionales con la sustitución de los delegados en plazas como Malasia, Singapur, Tailandia, Israel e Italia, Portugal y Chipre y con nuevos expatriados.

 

En 2016, la patronal española del fútbol arrancó el proyecto LaLiga Global Network iniciando el proceso de selección, con el objetivo de apoyar su internacionalización creando una red de delegados con el objetivo de crecer a nivel global. Según explica Octavi Anoro, responsable de LaLiga Global Network, a Palco23, los cambios forman parte de un programa de retención de talento de LaLiga.

 

Los cambios de posición a nivel internacional en LaLiga, que son de carácter voluntario, empezaron en 2019. De esta manera, ahora se afrontan cambios por tercera vez. En esta ocasión son diez los ejecutivos que cambian de rol, una cifra que en 2020 fue de seis, condicionada por la pandemia del coronavirus.

 

Los cambios en el organigrama internacional son “positivos”, señala Anoro, detallando la voluntad de la patronal de renovar el proyecto dándole un carácter innovador, al mismo tiempo que “se recompensa el buen trabajo del equipo”.

 

“Más allá de las personas, estos cambios afianzan el proyecto internacional de LaLiga”, expone el responsable de LaLiga Global Network, que destaca la importancia de contar con “un equipo polivalente, formado por personas de diferentes perfiles capaces de adoptar varios roles dentro de la estructura”, lo que le aporta “dinamismo” y lo enriquece al tiempo que ofrece “oportunidades de promoción interna”.

 

 

Los ejecutivos que trabajan en el área internacional de LaLiga pueden realizar distintos tipos de movimientos. Por un lado, los horizontales, que se producen cuando delegados que están en un país quieren un nuevo reto y van a otro, como es el caso de Malasia, donde llega Adrian Prol procedente de Singapur; Tailandia, a donde se incorpora Giorgio Pompili, procedente de Malasia; o Israel, país en el que trabajará Miguel Montoro, procedente de Estados Unidos.

 

Por otro lado, están los delegados que han cumplido etapa y regresan a España, beneficiándose de promoción y visibilidad en la oficina central, caso de Gary Udhwani, que vuelve de India para sustituir a Blanca Ochoa como director de desarrollo de negocio en Europa, dejando su anterior rol vacante.

 

Finalmente, está el caso de ejecutivos que desarrollan su labor en Madrid y quieren irse fuera de España, explica Anoro. Es el caso de Alonso de Aristegui, que toma el relevo de Adrian Prol en Singapur; o de Blanca Ochoa, que deja la capital de España para adoptar el rol de delegada de LaLiga para Italia, Portugal y Chipre, con sede en Milán, asumiendo el cargo dejado vacante por Juan Marín, que a principios de marzo fue situado al frente de la joint venture con PortAventura.

 

 

También “retenemos el talento de otros departamentos que se suma a nuestro proyecto internacional”, expone, como en el caso de Juan Sanz, que dejó el departamento de márketing para irse a trabajar a Estados Unidos. Una ruta que emprenden a la inversa también ejecutivos del área internacional, como Jose María Gotor, que deja Tailandia para convertirse en responsable internacional de LaLiga Business School, fomentando que los aprendizajes de un área puedan ser implementados en otras y facilitando una labor de cantera, permitiendo que las posiciones se cubran con personal de la casa.

 

Además, estos cambios facilitan una mayor integración con las oficinas y filiales, como el desplazamiento del coordinador regional de Asia, Alonso de Aristegui, a Singapur para una integración total. Un movimiento que va acompañado del traslado de Belén Polvorinos, que deja de ser Asia Manager para adoptar un rol transversal.

 

Por otro lado, desde el 1 de julio la oficina de México se gestionará desde la joint venture entre LaLiga North-America y Relevent Sports, bajo la dirección de Boris Gartner. La gestión de la sociedad mexicana irá a cargo de Nico García tras el regreso de Nuño Pérez-Pla a España, después de ejercer de director general México.

 

“Desde que empezamos en 2017 la rotación ha sido muy baja”, señala Anoro, hasta el punto de que “sólo tres personas han abandonado el proyecto” de entre las más de ochenta que han formado parte del mismo, lo que “supone un índice de rotación muy bajo en relación a otras empresas con expatriados”.

 

En relación a los planes de futuro sobre LaLiga Global Network, “este año la línea es continuista”, explica su máximo responsable, con la voluntad de “afianzar el proyecto, incrementar el número de acciones, consolidar las relaciones existentes y buscar nuevos partners”.