09 Dic 2021 | 15:13

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Ramón Morcillo (FEP): “Si el 10% de los españoles practican pádel, tan elitista no será”

Tras salir recientemente elegido presidente, Morcillo tiene que reconducir una federación castigada económica e institucionalmente.

Albert Ferrer

10 dic 2020 - 04:52

Ramón Morcillo (FEP): “Si el 10% de los españoles practican pádel, tan elitista no será”

 

 

Ramon Morcillo es el actual presidente de la Federación Española de Pádel. Tiempo atrás fue presidente de la Federación Extremeña de Pádel y posteriormente fue nombrado secretario general de la Federación Española de Pádel. Toda una vida ligada al mundo de la pala ha dado por fin sus frutos. Morcillo entra como nuevo máximo mandatario relevando a Alfredo Garbisu, presidente por los últimos cuatro años. En su opinión, Morcillo quiere hacer de Asia y América dos grandes mercados en los que explorar para generar negocio.

 

Pregunta: Dicen que, tras el confinamiento, las pistas de pádel estaban llenas. ¿Cuál es el estado de salud de este deporte en España?

Respuesta: El pádel como deporte goza de una increíble salud: actualmente es el segundo deporte más practicado en España tras el fútbol. Otra cosa distinta son las instalaciones y las restricciones, que han provocado el temblor por parte de muchos clubes, que están afectados económicamente. Esperemos que se solucione con el paso del tiempo, ya que los clubes están funcionando y cada vez cuentan con más afluencia de gente, pese a las dificultades económicas que ha supuesto la pandemia.

 

P.: El pádel está creciendo con fuerza en el norte de Europa. ¿Por qué?

R.: Es muy sencillo. El pádel es un deporte que engancha, es fácil de practicar y, por lo tanto, han visto que es divertido y que puede practicarlo gente con un amplio abanico de edades, por lo que se pueden divertir hasta cuatro personas. Está teniendo una gran evolución, sobre todo en Suecia, donde hay un poco más de nivel y mejores instalaciones.

 

P.: ¿La expansión del pádel en Europa beneficia al deporte en España?

R.: España es la primera potencia mundial en pádel, debemos ser un referente para que el resto de los países nos tengan en cuenta. Como consecuencia, las marcas deportivas españolas tendrán un mayor mercado y los jugadores mayor abanico donde poder jugar y demostrar sus habilidades.

 

P.: ¿Qué retos económicos tiene por delante?

R.: En primer lugar, vamos a terminar el año cómo lo permita la situación. Nuestro mayor propósito es estabilizar la economía de la federación y apostar por nuestros jugadores, para que los patrocinadores puedan invertir en nosotros y podamos seguir creciendo como federación.

 

P.: ¿Cómo ha afectado el Covid-19 a su deporte?

R.: Un gran número de clubes no han podido reabrir sus puertas, puesto que tener cerrado tanto tiempo pasa factura, por lo que económicamente ha sido un gran perjuicio. Todo se paró, ahora mismo no puedo evaluar todas las pérdidas, pero el daño ha sido muy grande por no poder mantener a todo el personal del club, profesores, mantenimiento o limpieza, entre otros.

 

P.: España ha podido organizar competiciones, pero con una ausencia de aficionados, ¿cómo se gestiona?

R.: Hay dos tipos de competiciones, unas son organizadas y llevadas a cabo por la federación y otras por las comunidades autónomas. Los clubes y las federaciones se han ido adaptando a las circunstancias de seguridad e higiene después del levantamiento del confinamiento. Hemos ido permitiendo la entrada de público de manera progresiva en algunos torneos, pero la cantidad era baja y estaba bien regulada por los organizadores.

 

 

 

 

P.: ¿Qué tiene que hacer el pádel para ganar más seguidores?

R.: Entre tres y cuatro millones de personas practican el pádel en España. De toda esta gente, sólo 75.000 jugadores poseen licencia federativa. Como federación queremos hacer una competición y un calendario más atractivo, hacer ver a los jugadores que pagar la licencia federativa vale la pena. Nos centramos mucho en apoyar al deportista a través de la federación para dar una valor añadido al jugador y que este tenga mayor oportunidad de crecimiento profesional.

 

P.: ¿La práctica de este deporte se traduce en afición? 

R.: El pádel es un deporte que se puede practicar a todos los niveles. También jugamos con la ventaja de que hay un porcentaje muy igualado respecto a sexos que lo practican, aproximadamente un 55% hombres y un 45% mujeres. En general es un deporte muy social y permite a las familias jugarlo como excusa para relacionarse.

 

P.: ¿Perjudica que se vea como un deporte elitista? ¿Se puede cambiar esta percepción? ¿Cómo?

R.: Es una opinión que se debe cambiar, que la gente cambie su visión. El 10% de la población española lo practica:  si lo practican tantas personas no será tan elitista. La cantidad de gente y pistas que hay no hace ver que sea así. No hay que cambiar nada, los datos están ahí para reprobar que no es para nada elitista.

 

P.: ¿Por dónde pasa la expansión del pádel?

R.: Pasa por que haya más países que practiquen este deporte. Hay zonas a las que no llega, y en el caso que lo haga, no consigue afianzarse como sobre todo en España y Sudamérica. Asia y América son grandes mercados que queremos explorar para hacer negocio.

 

 

 

 

P.: ¿Faltan equipamientos públicos de pádel?

R.: La mayoría de los clubes son privados. Hay clubes que pertenecen a instalaciones municipales. Le diría que sí: si hubiera más pistas se fomentaría aún más este deporte. Cuando estuvo en el gobierno el señor Zapatero se llevó a cabo un programa para impulsar las pistas públicas alrededor de toda España para crear mayor afición. Y vaya si se logró.

 

 

 


P.: Protocolo Covid-19 y nuevo calendario. ¿Cómo se gestiona la incertidumbre y cómo se puede adaptar?

R.: Hay un protocolo marcado que la federación ya aplicó en su momento. Hoy en día se lleva a cabo con normalidad, con sus respectivas garantías y medidas seguridad, tal y como ahora se está haciendo. De momento está funcionando todo sin problema alguno y no tiene por qué haber incidencias como para que llegue a suspenderse la competición.

 

P.: ¿Cómo ha variado el presupuesto de la temporada anterior a esta con el Covid-19? ¿Qué se espera para la siguiente campaña?

R.: Evidentemente se ha reducido el presupuesto por competición y patrocinios. Terminaremos el ejercicio como teníamos previsto, pero sin mayores ingresos y menos gastos. En cierto aspecto es una buena noticia que acabemos con el mismo margen, aunque se hayan reducido los ingresos y también los gastos. Para la próxima temporada nuestro objetivo primordial es restablecer la situación económica existente antes de iniciar 2020. A partir de ahí, lucharemos para hacer un calendario más extenso y competitivo. Todo lo que queremos es hacer mas actividades para nuestros federados y federaciones autonómicas.

 

P.: ¿Qué parte del presupuesto suponen los patrocinadores? ¿Tienen previsto aumentarlo?

R.: Cada año es distinto. Esperamos captar a patrocinadores teniendo una imagen de federación estable, que mantenga unas relaciones con el circuito privado y un calendario suficientemente atractivo. Queremos que las marcas asociadas al deporte apuesten por nosotros y, como consecuencia, les reporte beneficios también a ellos. Nos intentaremos centrar sobre todo en tecnificación e imagen como federación.