08 Ago 2022 | 03:17

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Premier Golf League sube el telón para 2023 con 392 millones en premios

El calendario del proyecto dará comienzo en enero de 2023 y estará compuesto por 17 torneos y una gran final.

Palco23

09 jun 2021 - 19:00

Premier Golf League sube el telón para 2023 con 392 millones en premios

 

 

La Superliga del golf ya es una realidad. Hoy ha sido presentado de forma oficial a través de las redes sociales y su web oficial el proyecto que quiere remover los cimientos del golf mundial, llamado Premier Golf League. Está previsto que el proyecto arranque a principios de 2023 y durante los tres primeros años se garantice a los jugadores un reparto de 392 millones de dólares por temporada.

 

Pese a ser un concepto disruptivo con la Professional Golf Association (PGA) y la European Golf Tour, la nueva competición pretende llegar a un acuerdo con los grandes torneos del circuito mundial para “convivir pacíficamente”. De hecho, en el comunicado que ha lanzado la Premier Golf League ha asegurado que el calendario está realizado de forma que los golfistas puedan preparar esas citas.

 

La competición tendrá una duración de ocho meses, que abarcará de enero a agosto, en el que se disputarán 18 torneos. Doce de ellos se llevarán a cabo en Estados Unidos y los otros seis se celebrarán entre Asia y Europa. Habrá doce equipos de cuatro jugadores cada uno y se realizará una competición individual y otra por equipos.

 

 

 

 

La bolsa de premios de cada torneo alcanzará los veinte millones de dólares, en el que cada ganador percibirá hasta cuatro millones de dólares y el último clasificado ingresará 150.000 dólares.

 

En el torneo final (que se disputará por equipos) el equipo ganador se llevará 20 millones de dólares en premios, es decir, cinco millones de dólares para cada jugador del conjunto. Los cuatro primeros clasificados del torneo regular pasarán directamente a la fase de cuartos de final, mientras que los ocho equipos restantes deberán enfrentarse entre sí para conseguir un lugar en las otras cuatro plazas restantes.

 

La nueva competición choca con los intereses de la PGA, que como medida para evitar que un proyecto de estas magnitudes tuviera lugar, creó en abril un fondo de 40 millones de dólares para repartir entre los diez mejores jugadores de cada año.