Competiciones

País Vasco, la avanzadilla: las jóvenes copan el 20% de las licencias de fútbol en la base

En la comunidad autónoma conviven dos deportes: fútbol y pelota vasca en las edades más tempranas. El reto de la comunidad es reducir la tasa de abandono, puesto que, habitualmente, suelen dejar el deporte por motivos académicos.

País Vasco, la avanzadilla: las jóvenes copan el 20% de las licencias de fútbol en la base
Con apenas el 4,5% del total de la población española, País Vasco ha aportado el 23% de futbolistas participantes en la selección española desde su creación en 1920

A.F.O.

21 mar 2022 - 05:00

País Vasco regatea al resto de comunidades autónomas con una roulette. La comunidad autónoma, que cuenta con poco más de 2,1 millones de habitantes, es una de las cunas del fútbol español, ya que posee un total de 80.000 licencias en la base. Además, duplica la tasa de mujeres jóvenes federadas, con prácticamente el 20%, un porcentaje que en el resto de comunidades autónomas no alcanza el 10%.

 

El balompié se estableció en el territorio a finales del siglo XIX, cuando la población británica que se trasladó a España comenzó a aficansarse en el norte y trajo consigo la cultura del deporte rey. Desde entonces, el fútbol y la pelota vasca han sido los deportes más practicados en el territorio desde la infancia, como sigue ocurriendo hoy en día.

 

“Una cuarta parte de los clubes de la Primera Iberdrola son vascos; además, de cada cien licencias en Guipuzcoa, dieciocho corresponden a mujeres”, explica Manuel Díaz, presidente de la Federación Guipuzcoana de Fútbol. “Es el mejor ratio que existe en el país a pesar de contar con menos población respecto a la Comunidad de Madrid o Cataluña”, remarca el ejecutivo.

 

El principal motivo de la relevancia del fútbol en el territorio reside en sus categorías base, donde País Vasco cuenta con un total de prácticamente el 7,3% de los federados del conjunto de España, pese a contar con sólo el 4,6% de la población. “Cuando esperábamos un descenso tras la pandemia, nos encontramos con un aumento respecto a 2019 basado en la incorporación de más mujeres”, explica Díaz.

 

 

 

 

Desde hace treinta años en País Vasco no existe una iniciación corriente en deportes federados de equipo. “Hasta los doce años no puede haber una especialización en un deporte concreto de forma federada, por lo que los niños prueban en los colegios de forma obligatoria todos los deportes antes de hacer una elección”, comenta el ejecutivo. La pelota vasca y el fútbol son las disciplinas que se imponen al resto, si bien el balompié gana más adeptos por la facilidad del juego y la existencia de referentes como Iker Muniaín o Irene Paredes.

 

Con más de 250 clubes de fútbol en el territorio, tres equipos de la comunidad autónoma (Real Sociedad, Athletic Club y Deportivo Alavés) se encuentran en Primera División (el 16,6% del total) y en Segunda División con el 13,6% del total (SD Eibar, Real Sociedad B y SD Amorebieta).

 

Con apenas el 4,5% del total de la población española, País Vasco ha aportado el 23% de futbolistas participantes en la selección española desde su creación en 1920, con un total de 110 jugadores.

 

“Las administraciones apuestan por el deporte en general, aunque cuando se necesita realizar reformas para renovar equipamiento, la inversión siempre llega tarde”, lamenta Manuel Díaz. Según los últimos datos disponible en 2018, las entidades públicas de la comunidad autónoma destinaron un total de 233,8 millones de euros a la industria deportiva. 

 

Actualmente la presencia del fútbol vasco en televisión pública o plataformas over-the-top (OTT) es reducida tras la centralización de los derechos. “En las cadenas públicas sólo se pueden seguir deportes como el ciclismo o la pelota vasca, donde la oferta es muy rica”, señala el ejecutivo. En este sentido, el presidente de la federación plantea el reto de digitalizar los clubes de la comunidad autónoma para actualizar el funcionamiento de los equipos y acercarse más a sus aficionados.