01 Oct 2022 | 14:29

Líder en información económica del deporte

Competiciones

NBA: los jugadores reclaman entrar en el capital de los clubes

El negocio de la mejor liga de baloncesto del mundo crece año tras año, con los jugadores ansiosos por incluir en la próxima ronda de negociaciones laborales la posibilidad de convertirse en accionistas.

Palco23

20 ene 2021 - 12:33

NBA: los jugadores reclaman entrar en el capital de los clubes

 

 

Los jugadores de la NBA quieren más. Los deportistas protagonistas de la mejor liga de baloncesto del mundo no se conforman con sus elevados salarios, quieren ser también parte interesada en el negocio como propietarios del mismo.


Michele Roberts, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto (Nbpa, por sus siglas en inglés), desvela que los jugadores quieren ser socios de capital en la NBA, según avanza en Sportico, siendo este uno de los asuntos a tratar en la próxima ronda de negociaciones laborales.


A pesar de que los atletas comparten el juego y la responsabilidad de hacer crecer la empresa multimillonaria en que se ha convertido la NBA, “lo que no compartimos es tener una participación accionarial en los equipos”.


“Tenemos un acuerdo de negociación colectiva que dice que no podemos (poseer participaciones de las franquicias) y, con suerte, en el futuro haremos algunos cambios”, asegura Roberts. “Los jugadores serán los últimos en sugerir que queremos ver que el valor del juego, o los valores de los equipos, disminuyan, pero seguro que sería bueno poder participar en la fiesta”.


 


 

Esta petición a la que pone voz el sindicato de jugadores requeriría de una nueva negociación con los representantes de la liga, toda vez que el actual convenio colectivo de la NBA está en vigor hasta la temporada 2023-2024.


El valor de las franquicias de la NBA crece temporada tras temporada, hasta alcanzar ahora los 71.000 millones de dólares de manera conjunta, pero ese incremento de valor no se traduce en igual medida en el aumento los sueldos de los jugadores.


La liga también está haciendo cambios para facilitar la atracción de inversores minoritarios, como sucedió el año pasado con el visto bueno a que Dyal Homecourt recaudara dinero para un fondo que pudiera invertir en varios equipos, un programa que ahora puede expandirse y que provoca en los jugadores una sensación de desconfianza al considerar que “ayudamos a crear esta riqueza, ayudamos a crear este valor, ¿y capital privado puede entrar y yo no?”.


Este deseo de los jugadores choca con el convenio colectivo actual de la liga, que prohíbe la propiedad activa por parte de un jugador para evitar posibles conflictos de intereses y eludir el tope salarial. Algo que Roberts cree que puede solucionarse permitiendo que sea el sindicato, en representación de los jugadores, quien ejerza ese derecho.