Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 12 Agosto 202006:16:12

Buscador

;Menu
h Competiciones

MotoGP vuelve al asfalto: cómo salvar un negocio de 400 millones sin el ‘fee’ de los circuitos

Dorna Sports, la gestora del Mundial de motociclismo, obtiene en torno al 30% de sus ingresos por el canon de los trazados y Carmelo Ezpeleta, su consejero delegado, aseguró que si no había público en las gradas, no se pagaría.

17 Jul 2020 — 04:58
Álvaro Carretero
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

MotoGP vuelve al asfalto: cómo salvar un negocio de 400 millones sin el ‘fee’ de los circuitos

 

 

MotoGP regresa a la parrilla de salida. Este fin de semana volverán las carreras del Mundial de motociclismo con el objetivo de salvar la mayor parte de la temporada y, al igual que sucede con la Fórmula 1, alcanzar un mínimo de carreras para no indemnizar a las televisiones. Lo hará pese a que los circuitos no puedan pagar a Dorna Sports, gestora de la competición, el canon esta temporada por no tener público en las gradas, una partida que representa casi un tercio del total de ingresos del grupo, que en 2019 se situaron en 390 millones de euros.

 

El Mundial de motociclismo, que inicialmente optó por recolocar carreras en el calendario sin suspender la competición, siempre aseguró que la última opción era un año en blanco. Durante los últimos meses se ha trabajado con un plan que contenga el golpe del Covid-19, aun a sabiendas de que habría partidas irrecuperables. La principal, el canon que pagan los circuitos a Dorna por albergar los grandes premios de MotoGP y Superbikes, ya que estos se financian a través de la venta de entradas, patrocinios propios (si los hay) y, en el caso de España, a través de las inyecciones de capital anuales que realizan las administraciones, que este año tendrán que realizar una mayor aportación para compensar las pérdidas. 

 

La mayor parte de los ingresos de Dorna, aun así, no proceden del fee, sino de los contratos televisivos, cuya aportación supera el 45% del total, equivalente a 175,5 millones de euros. El 20% de la facturación se obtiene a través de los patrocinios y publicidad, que aportan alrededor de 78 millones de euros, mientras que el 5% restante se complementa con la venta de merchandising y otras fuentes de ingresos sin apenas peso en las cuentas.

 

 

 

 

La mayor parte de estos contratos se salvará con la vuelta a la competición, pero no así el fee de los 19 circuitos, que superó los 117 millones de euros en 2019. Según Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna Sports, la gestora de MotoGP, esta será la mayor merma en los ingresos de esta temporada. “Obviamente, si no hay espectadores no pueden pagar un canon, así que prácticamente no tendremos ingresos por esta partida”, reconoció el ejecutivo a Financial Times.

 

Ahora bien, la asistencia a los circuitos en la última temporada registró un crecimiento plano, motivo por el que Dorna Sports ya empezaba a plantearse explorar nuevos mercados para acercarse a otros consumidores, como ha sucedido en la F-1. Contando las jornadas de entrenamientos de los viernes, la del sábado y las carreras del domingo, las carreras de MotoGP acumularon 2,8 millones de personas en las gradas, 21.129 aficionados menos que en 2018.

 

¿El motivo? Si bien hay circuitos donde la asistencia se mantiene al alza de forma constante, como Tailandia, Francia o Alemania, en otros se ha desplomado en los últimos años. Entre ellos está Losail (Portugal), Qatar y Aragón, pero también algunos emblemáticos como Silverstone y Mugello, que perdieron más de 10.000 espectadores respecto a la temporada de 2018.

 

 

 

 

Ese era uno de los grandes retos para esta temporada, recuperar el gas perdido entre los aficionados al motor, un objetivo que tendrá que esperar, como mínimo hasta 2021 tras la irrupción de la pandemia. A cambio, MotoGP ha acelerado aún más si cabe en su transición digital, un proyecto iniciado ya el año pasado e identificado como una de sus claves en su último plan estratégico.

 

Sin embargo, no será suficiente para contener la caída de los ingresos y las pérdidas en las que podría entrar la gestora este año tras varios ejercicios en positivo. En 2019 el beneficio neto de Dorna Sports se situó en torno a 57 millones de euros, un aumento interanual de entre el 3% y el 5%, ya que la empresa no desveló la cifra exacta.

 

Lo que no se sabe si disminuirá serán las audiencias en España, que fueron al alza en 2019 tras su primer año con Dazn. La audiencia media del Mundial creció un 11% tras romper con Movistar, aunque la plataforma británica no desveló los datos absolutos. Los datos de Kantar Media reflejan que en 2018 la audiencia media de Movistar fue de 300.000 espectadores, aunque no son comparables a los de Dazn ya que la empresa británica utiliza su propio sistema de medición.

 

 

 

 

Vuelta con sabor español

 

Dorna Sports, fundada en España, siempre ha tenido unas fuertes raíces con los trazados y las instituciones del país. Por ahora hay confirmadas trece carreras, siete de ellas en el país ibérico, y el objetivo es alcanzar las 17 pruebas esta temporada, aunque cada vez parece más complicado que los pilotos y toda la estructura que arrastra el Mundial puedan salir de Europa.

 

Tras suspender definitivamente el Gran Premio de Las Américas, Argentina, Tailandia y Malasia aún en el aire. La competición arranca este fin de semana en Jerez, donde habrá dos eventos consecutivos. MotoGP volverá a España el 27 de septiembre para correr en el Circuit de Barcelona-Catalunya y regresará entre el 18 y el 25 de octubre a Motorland (Aragón), y el 8 y 15 de noviembre a Ricardo Tormo (Valencia).

 

El pleno de carreras españolas se debe, principalmente, al grupo de trabajo que constituyó Dorna Sports con el Consejo Superior de Deportes (CSD) para promocionar el motociclismo y garantizar su presencia en España. Además, no se descarta que más carreras tengan que volver al país si no se cierran los grandes premios fuera de Europa, donde se concentra la gira inicial de las trece primeras carreras.

 

España, de hecho, es el único país que, por ahora, cuenta con más de un circuito confirmado, muestra de la importancia que tiene para la gestora. Aun así, dado el overbooking de circuitos que hay cada año pujando por organizar una carrera de MotoGP, el equipo de Ezpeleta trabaja desde hace años porque haya un sistema de rotación entre los trazados, algo que Valencia ya tuvo que aceptar tras la última renovación en 2019.

 

Por ahora, eso sí, dicho plan ha quedado suspendido hasta resolver la incógnita de la presente temporada, en la que se ha fijado como objetivo prioritario alcanzar las 17 carreras, dos menos de las previstas antes del Covid-19. De esta forma MotoGP no tendría que indemnizar a las televisiones de cada país ni a los patrocinadores de la competición y los circuitos. El mayor desafío vendrá a partir de 2022, cuando Dorna había aprobado la expansión a 22 carreras y cuya viabilidad está ahora mismo bajo la lupa. 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...