Líder en información económica del deporte

Competiciones

Más ‘mochila’ en LaLiga: la deuda crece un 12% y llega a 5.678 millones

Por cuarto ejercicio consecutivo, el endeudamiento total aumentó en la temporada 2019-2020, debido a un incremento de las deudas privadas.

Palco23

02 jul 2021 - 04:54

Más ‘mochila’ en LaLiga: la deuda crece un 12% y llega a 5.678 millones

 

LaLiga agranda su mochila de endeudamiento en el año de la pandemia. En la temporada 2019-2020, la deuda de los clubes del fútbol profesional en España aumentó un 12% y alcanzó 5.678 millones de euros, frente a una evolución prácticamente plana de la facturación, que se situó en 4.637 millones de euros. 

 

Según un informe del Consejo Superior de Deportes (CSD), elaborado con información extraída del balance de la temporada 2019-2020 de las cuentas anuales auditadas de los clubes y las sociedades anónimas deportivas (SAD), el endeudamiento total de las dos competiciones profesionales en la temporada 2019-2020 creció en términos absolutos a 609 millones de euros. De la deuda total a cierre del ejercicio, 5.167 millones correspondían a la deuda de las entidades de Primera y 510 millones a los clubes de Segunda.

 

Es el cuarto ejercicio seguido en el que el endeudamiento total aumenta”, señala el CSD, que detalla que “las deudas que han crecido son las privadas y además el incremento se ha concentrado en un número reducido de clubes”, en un periodo en el que el endeudamiento público ha disminuido de “forma considerable” respecto a la temporada anterior.

 

Dicho informe detalla que la deuda neta, siguiendo los criterios que emplea la Liga Nacional de Fútbol Profesional para calcularla, era de 3.911 millones en total, un importe del que 3.637 millones está vinculado a entidades de Primera y 274 millones a Segunda División. Esta cifra representa un incremento del 15,4% respecto al ejercicio 2018-2019, cuando la deuda neta fue de 3.390 millones.

 

 

En relación a la deuda con la Hacienda Pública, se retomó la senda de la reducción, con una disminución “muy significativa, un 32,9% respecto al ejercicio anterior”, hasta 290,7 millones, de los que 236,09 millones correspondían a la Agencia Tributaria (159,3 millones de Primera y 76,7 millones de Segunda) y 54,6 millones a las Haciendas Forales, en las que tributan Athletic Club, Deportivo Alavés, SD Eibar, Real Sociedad y CA Osasuna.

 

Por otro lado, el fondo de maniobra de las dos competiciones profesionales en conjunto, “ha empeorado notablemente en el ejercicio 2019-2020, un 49,4%, y ha sido de -1.351 millones de euros”, por lo que “puede existir cierto riesgo de liquidez para algunos clubes de la competición ya que además el mayor volumen de endeudamiento está concentrado en el corto plazo”. La pandemia del Covid-19 ha afectado negativamente a este empeoramiento del fondo de maniobra, detalla el CSD. 

 

El endeudamiento de los clubes de Primera creció más de un 13%

 

En la temporada 2019-2020, el endeudamiento creció un 13,1%, “hasta alcanzar por cuarto año consecutivo la cifra más alta de todo el periodo analizado”. La deuda de los clubes y sociedades anónimas deportivas (SAD) de Primera se situó en 5.167 millones de euros, de los que 3.077 millones son de deudas a corto plazo (aumento del 15,5%) y 2.090 millones a largo plazo (crecimiento del 9,8%).

 

Las deudas con la Hacienda Pública, apartado que incluye las deudas ordinarias y aplazadas, incluidas las concursales, se vieron reducidas casi un 40%, hasta 213,9 millones, hasta alcanzar la cifra más baja desde 2004. De ese importe, 159,3 millones eran deudas con la Agencia Tributaria y 54,6 millones con las Haciendas Forales. Tras los incrementos de las dos temporadas anteriores, en el ejercicio 2019-2020 volvieron a disminuir y lo hicieron de forma muy relevante, un 39%, para alcanzar así la cifra más baja desde el año 2004. “Prácticamente todos los clubes han reducido sus deudas con la Hacienda Pública, especialmente dos de ellos”, expone el CSD.

 

La deuda con la Seguridad Social, compuesta por la deuda ordinaria y los aplazamientos a clubes, SAD y los créditos concursales. Tras un incremento del 35,7% en la 2018-2019, en la 2019-2020 disminuyó un 10,5%, hasta 7,3 millones.

 

 

En cambio, la deuda con entidades de crédito se disparó un 67,1%, hasta 1.093,8 millones de euros, “la cifra más alta de todo el periodo estudiado”. En cualquier caso, “aunque son varios los clubes que han aumentado su deuda bancaria de forma considerable durante el ejercicio, más del 82% del incremento se ha concentrado en sólo dos de ellos” y “gran parte del aumento de estas deudas ha correspondido a préstamos avalados por el ICO para hacer frente al impacto económico del Covid-19”.

 

Finalmente, la categoría de otras deudas privadas, que incluye las deudas de proveedores, acreedores comerciales, deudas con entidades deportivas y remuneraciones pendientes de pago, aumentó un 14,2%. Pero “casi el 88% del mismo, se ha concentrado en sólo dos clubes y se ha debido fundamentalmente al aumento de las deudas con entidades deportivas por el pago aplazado de los traspasos de jugadores”.

 

Por otro lado, los gastos financieros se incrementaron un “33% hasta alcanzar la mayor cifra de todo el periodo estudiado, aunque es un aumento que se ha concentrado principalmente en tres clubes”. Pasaron de 90,2 millones en la 2018-2019 a 120,05 millones en la 2019-2020.

 

Además, el fondo de maniobra empeoró “de forma preocupante, más de un 53%, representando la peor cifra de todo el periodo analizado”, debido a que “los créditos a corto plazo se han reducido un 2,2% pero, sobre todo, a que las deudas a corto plazo han crecido un notable 15,5%, lo que puede conllevar un cierto riesgo de liquidez para algunos clubes”.  

 

Parte del “incremento de las deudas se debe a que varios clubes han recurrido a los préstamos avalados por el ICO para hacer frente al impacto económico del Covid-19”, detalla el CSD.