Líder en información económica del deporte

Competiciones

M. Figueras-Dotti (LET): “Si faltan directivas es porque el hombre quiere controlarlo todo”

Tras cuarenta años en la industria del golf, la presidenta del Ladies European Tour asegura que con el apoyo de sponsors y medios de comunicación se reducirá una herencia cultural que está impidiendo avanzar al deporte femenino.

M. Figueras-Dotti (LET): “Si faltan directivas es porque el hombre quiere controlarlo todo”
“Las competiciones mixtas son un tema de márketing, no una realidad”

Albert Martínez

05 sep 2022 - 05:00

El ego masculino continúa siendo uno de los grandes escollos para lograr la igualdad entre hombres y mujeres. Así lo considera Marta Figueras-Dotti, primera profesionales española en jugar al golf y presidenta del Ladies European Tour (LET). Tras más de cuarenta años en la industria del golf femenino, expresa que “no sabe qué más hacer para lograr la igualdad”, más que aguardar a que lleguen más sponsors, incrementar la aparición del golf femenino en los medios de comunicación y que se reduzca una herencia cultural que no permite despegar a este deporte.

 

Pregunta: Comenzó a competir en 1982 como profesional. ¿Cómo ha cambiado el sector del golf femenino desde entonces?

Respuesta: Ha cambiado todo. Principalmente, en el número de jugadoras y competidoras, sobre todo a nivel europeo y español. Durante muchos años yo fui al única, la primera. El principal cambio es de mentalidad: aquella que juega bien ahora ya puede ver un futuro profesional. Antes era una decisión dura y extraña, criticada, ahora es una de tantas opciones que tienen las mujeres para ser profesionales.

 

P.: ¿Las grandes golfistas españolas aún compaginan el golf con otros ingresos?

R.: Yo creo que ya no. Esto es un trabajo que requiere un compromiso total, no puedes estar entrenando o llevando academias mientras pretendes competir. Yo creo que ya se puede vivir del golf femenino.

 

P.: ¿Qué pasos ha dado el golf femenino para convertirse en una de las industrias donde las mujeres tienen más repercusión?

R.: El golf es un deporte que se puede practicar hasta muy avanzada edad, hay muchas jugadoras que explotan tarde. Luego tienes una carrera profesional más larga... Las posibilidades que se les ha dado han aumentado mucho, se ha hecho un gran trabajo a nivel de base, desde clubs y federaciones: se han creado ligas, campeonatos y calendarios muy importantes en España y en Europa. Ahora hay más modelos para las más jóvenes, y eso anima a meterte en este sector, porque la motivación crece.

 

P.: Si las competiciones y torneos entre hombres y mujeres son los mismos, ¿qué le falta al golf femenino para equiparase con el masculino en términos de generación de negocio?

R.: Las mujeres somos distintas fisiológicamente que los hombres, nunca se ha pretendido ser igual. Todas estas competiciones mixtas son un tema de márketing, no una realidad: sólo sirven para atraer a más patrocinadores. Hay un tema cultural contra el que siempre tendremos que luchar, pero le aseguro que el tiempo y el dinero invertido puede llegar a ser igual o mayor en mujeres que en hombres, pero para que lleguen más patrocinadores aún queda un poco.

 

 

P.: Siempre se dice que deben llegar sponsors que hagan crecer al deporte femenino. ¿Cómo convencerles?

R.: Una de las ventajas es que no se necesita una inversión tan grande para ser sponsor del femenino como en el masculino. Según mi experiencia, todos los patrocinadores que han comenzado a sponsorizar un torneo, ahí se mantienen.

 

P.: La diferencia de prize money medio es mucho mayor en hombres que en mujeres. ¿Cómo se pueden recortar distancias?

R.: Si le soy sincera, ¡nosotras ya no sabemos qué más hacer! La calidad del juego y de la jugadora existe, simplemente es un tema cultural. Ni los medios de comunicación ayudan, ni tenemos la cobertura que necesitamos. Hay que crear una cultura de conocimiento del deporte femenino, porque no sabemos nada de las golfistas, pero sí qué zapatos viste esta semana Messi.

 

P.: ¿Debe haber una Alexia Putellas para que el golf femenino se dispare como negocio?

R.: Está claro que los role models son esenciales. Cuando yo empecé, mi role model era Severiano Ballesteros, pero ahora sí hay muchas más referentes, todo ha cambiado. Tenemos grandes jugadoras en España: Carlota Ziganda está entre las diez mejores del mundo y Azahara Muñoz lo gana todo a nivel nacional. ¿Y quién las conoce? Sólo los muy golfistas. Si miras para atrás, lo hemos ganado todo: europeos, mundiales… ¿Y quién lo sabe? No lo sabe nadie.

 

 

P.: ¿Qué están haciendo desde el circuito femenino europeo para generar más negocio?

R.: En casi todos los torneos que organizamos dejamos entrar a los niños gratis, creamos eventos y hacemos clinics. Debe ser más abierto, más asequible… Así lograremos popularizarlo.

 

P.: ¿En España se están llevando a cabo decisiones acertadas en este ámbito? ¿Cuáles?

R.: Las federaciones autonómicas hacen un buen trabajo. Por ejemplo, la federación andaluza a todos los infantiles y juveniles les deja jugar gratis en todos los rincones de la región… Pero algo falla, hay que comercializarlo mejor, darle más bombo, y reinventarse un poco. En Escocia hay 30.000 personas viendo los torneos de golf. ¿Aquí? Si vienen 2.000 ya puedes dar las gracias.

 

P.: ¿Por qué casi no hay mujeres en los puestos de responsabilidad del golf? Por ejemplo, en España sólo el 13% de los clubes de golf están comandados por mujeres.

R.: No se fían de nosotras. Aunque digan que el 50% tienen que ser mujeres… Dígame cuántas federaciones tienen una mujer al frente. ¿Qué está pasando? Pues que nos tienen poca confianza. Es una cuestión de egos, como siempre. Faltan mujeres en puestos directivos y de responsabilidad porque el hombre quiere controlarlo todo.

 

 

P.: ¿Cómo podría España aumentar su base de practicantes? ¿En qué espejo se puede mirar?

R.: Con más accesibilidad y más campos públicos. Siempre he defendido que las mujeres deberíamos tener competiciones con menos hoyos. Con 18 hoyos tardas casi seis horas en terminar. Pero muchas deportistas no tienen tanto tiempo. En Escocia, hay competiciones de seis hoyos, o nueve hoyos. Es más dinámica y atractiva.

 

P.: Está habiendo muchos cambios a escala internacional con el golf, por ejemplo con la aparición del circuito saudí. ¿Cómo se presenta el futuro de este deporte?

R.: Tanto el PGA Tour como el European Tour se tienen que estar arrepintiendo de no haber negociado con el circuito saudí. La realidad es que ellos tienen poder porque tienen mucho dinero, y quiere invertirlo en deporte. Creo que hay que sentarse a negociar e intentar trabajar conjuntamente. Sería absurdo cerrarle las puertas a personas con tanto poder, porque al fin y al cabo, todo es negociable.