Líder en información económica del deporte

Competiciones

Los Juegos Olímpicos pierden ‘share’: del 52,1% en Barcelona al 14,6% en Tokio

En la última edición, el descenso fue de 4,5 puntos porcentuales, en comparación con 2016, coincidiendo con una reducción de la oferta pública, puesto que Rtve renunció a comprar la totalidad de los derechos del evento. 

Los Juegos Olímpicos pierden ‘share’: del 52,1% en Barcelona al 14,6% en Tokio
Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fueron los menos vistos de la historia en España desde 1992.

Miquel López-Egea

13 ene 2022 - 05:00

Los Juegos Olímpicos pierden share. Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fueron los menos vistos de la historia en España desde 1992. Según se desprende del Balance anual de audiencias del año 2021 realizado por la consultora audiovisual Geca con los datos de Kantar, los Juegos de Tokio, celebrados en verano, tuvieron una audiencia media del 14,6%, un importe muy inferior al 52,1% registrado en Barcelona 1992.

 

Los Juegos de Barcelona 1992 tuvieron un share medio diario en España del 52,1%, registrando en La1 un 25,1% y La2, un 27%. Después de la edición que se disputó en terreno nacional, la cuota de pantalla empezó a descender y en Atlanta 1996, la audiencia media fue del 44,3%, con un 23,8% en La1 y un 20,5% en La2.

 

En la siguiente cita olímpica, el descenso fue más que significativo y la edición de Sídney en el 2000 registró share del 33,9%, es decir once puntos menos que cuatro años antes. La caída se produjo, ya que, pese a que el share en La1 se mantuvo, en La2 perdió cerca de diez puntos. Cuatro años más tarde, en los Juegos de Atenas en 2004 mantuvo la tónica ya que registró una caída de 0,8 puntos porcentuales en comparación con la edición anterior, aunque el share descendió 2,5 puntos en La1, se compensó en La2.

 

 

La edición de Pekín 2008 registró otro descenso, hasta el 29,4%, coincidiendo con la puesta en marcha de Teledeporte, que copó un 1,5% del share. La audiencia media en La1 se mantuvo estable, con un 20,1%.  En la edición de Londres, la audiencia media cayó casi ocho puntos porcentuales, con un descenso de casi seis puntos en La1 y de más de cinco puntos en La2, hasta un 21,5%, sólo compensado parcialmente por Teledeporte, que triplicó su share, hasta un 4,7%.  

 

En Río 2016 se moderó la caída, con un share del 19,1%: Teledeporte y La2 mantuvieron su audiencia, pero La1 se dejó casi tres puntos. Finalmente, en Tokio, el descenso fue de 4,5 puntos porcentuales, coincidiendo con una reducción de la oferta pública, puesto que la cadena renunció a comprar la totalidad de los derechos del evento.

 

En marzo del año pasado, la corporación pública de medios llegó a un acuerdo con Discovery por retransmitir en abierto los juegos. El operador estadounidense arrebató a la corporación pública en 2015 los derechos de emisión del evento deportivo más antiguo del mundo, en un periodo que abarca de 2018 a 2024. En la edición del año pasado, el share en La1 sólo descendió 0,7 puntos porcentuales, mientras que en Teledeporte perdió 1,6 puntos, mientras que La1 salió de la parrilla de los Juegos tras la decisión de Rtve. Por su parte, Eurosport1 y Eurosport2, de pago, coparon un 0,6% del share de la competición.

 

Anteriormente, en 2003, el Comité Olímpico Internacional (COI) decidió que la concesión de los derechos en Europa se hiciera una puja por los derechos, dejando de tener uso la asignación directa a la Unión Europea de Radiodifusión (UER), que los llevaba desde Roma 1960. A partir de los Juegos de Invierno de Sochi 2014, los acuerdos en Europa pasaron a realizarse por países.