06 Dic 2021 | 04:26

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Los Juegos Olímpicos de Brisbane tendrán un coste de más de 4.200 millones

Los Juegos Olímpicos regresarán a Australia 32 años después de Sídney 2000, un evento que se espera que tenga un gran impacto económico.

Palco23

22 jul 2021 - 10:15

Los Juegos Olímpicos de Brisbane tendrán un coste de más de 4.200 millones

 

Ha empezado la cuenta atrás para Brisbane 2032. Ayer, el Comité Olímpico Internacional (COI) ratificó a la ciudad australiana como sede de los Juegos Olímpicos que tendrán lugar dentro de once años. La cita olímpica tendrá un coste estimado de 5.000 millones de dólares australianos (4.240 millones de euros), según Fox Sports.

 

El coste previsto de Brisbane 2032 está línea con el proyectado por París para los próximos Juegos Olímpicos. El pasado diciembre, París 2024 cerró el último borrador de su presupuesto, cifrado en 3.900 millones de euros. La organización se apretó el cinturón para lograr un ahorro de 300 millones de euros, apoyándose en cambios o supresiones de sedes, como la supresión de Toulouse como sede para los torneos de fútbol. Además, el Comité de Organización (Cojo) logró que el COI aportara 71 millones de euros extra.

 

Por otro lado, en septiembre de 2017, el COI aprobó la asignación de los Juegos de París 2024 y Los Ángeles 2028, asegurando la viabilidad de las dos próximas ediciones. La ciudad estadounidense estima en 6.900 millones de dólares el coste de albergar los Juegos Olímpicos, casi el doble que lo que planea invertir París 2024 pero la mitad que Tokio 2020.

 

 

Tokio 2020 se prepara para levantar el telón un año después. Los Juegos Olímpicos de Tokio pasarán a la historia por ser los de la pandemia del Covid-19, pero también por ser los más caros, con un gasto récord que aumentará todavía más como consecuencia del aplazamiento de un año por el coronavirus, de acuerdo a un estudio presentado el pasado septiembre por la Universidad de Oxford.

 

De acuerdo a ese informe, Tokio gastará 15.840 millones de dólares, superando a los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, que fueron los Juegos de verano más caros hasta la fecha con 14.950 millones de dólares. Y más que duplicando los costes inicialmente previstos, ya que los responsables de Tokio aseguraron, cuando fue elegida en 2013, que el coste del evento sería de 7.300 millones de dólares.