05 Jul 2022 | 02:16

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Los ingresos de TV de LaLiga, al descubierto: ¿cuánto cobró cada equipo en 2016-2017?

El Barça, con 146,2 millones de euros, lidera la tabla y se aseguró 3,7 veces más que el recién ascendido Alavés, con 39,3 millones. En Segunda, la ratio fue de 1,8 veces, con 9 millones el Rayo Vallecano y 5 millones el CF Reus.

Marc Menchén

02 ene 2018 - 14:13

 

 

El nuevo sistema de reparto de los ingresos por televisión de LaLiga empieza a dar resultados. Los datos de la patronal, a los que ha accedido Palco23, revelan que la ratio entre el que más cobra y el que menos en Primera División ha pasado de un múltiplo de 6,5 en 2014-2015, a uno de 3,7 en 2016-2017. El líder de esta tabla fue el FC Barcelona, con unos ingresos brutos de 146,2 millones de euros, mientras que el farolillo rojo fue para los recién ascendidos CD Leganés y Deportivo Alavés, con 39,3 millones de euros.

 

Junto al Barça, en el podio están Real Madrid, con 140,1 millones, y el Atlético de Madrid, que se quedó a las puertas de los 100 millones y se tuvo que conformar con 99,2 millones de euros. Eso sí, los colchoneros amplían su ventaja con el Athletic Club, pues mientras los primeros crecen un 138,1% respecto a la última venta individual de derechos, los segundos crecen un 118,5%, según los cálculos elaborados por este diario.

 

 

 

 

En total, son varios equipos los que han doblado los importes recibidos en comparación con el año previo al nuevo sistema de reparto. Es más, desde ahora los debutantes en la categoría perciben prácticamente el doble en comparación con lo que venían cobrando, sobre todo en los casos de equipos cuya base social y de potencial audiencia son reducidas.

 

En cualquier caso, cabe recordar que se trata de importes brutos, pues a esta cifra hay que restarle el 7% del total, que los clubes de Primera y Segunda están obligados a destinar para el fondo de compensación de los descendidos (3,5%), la promoción de LaLiga (1%), la Federación (1%), el pago de cuotas de la Seguridad Social de deportes minoritarios (1%). Son aportaciones que hasta 2015 no existían, más allá de las ayudas al descenso, pero que se acordaron con el Consejo Superior de Deportes (CSD) a cambio de que interviniera en una negociación que se había encallado.

 

Los equipos de la Liga Santander percibieron 1.246,9 millones de euros, equivalente al 90% de todo el dinero a repartir entre los participantes. El 10% restante (140,9 millones de euros) se distribuyó entre los equipos de Segunda, con una diferencia de 1,8 entre el Rayo Vallecano, que recibió 9 millones, y el CF Reus, que se quedó con 5 millones de euros.

 

 

 

 

El 50% del bote de ambas categorías se repartió a partes iguales, pero a partir de aquí surgen algunas diferencias. En Primera, otro 25% se reparte según los resultados deportivos de las cinco temporadas anteriores, con diferentes porcentajes para cada una de ellas, mientras que en Segunda sólo se mide la campaña previa.

 

El otro 25% se decide según la implantación, calculada de la siguiente manera: “un tercio por la recaudación en abonos y taquilla media de las últimas cinco temporadas, y los otros dos tercios por su participación en la generación de recursos por la comercialización de las retransmisiones televisivas, mediante la comparativa de las audiencias medias obtenidas por cada uno de ellos en cada temporada”, según explican fuentes de LaLiga.